Soda Stereo

Soda Stereo
Soda Stereo Logo.png
SodaenLima-2100924195.jpg
Soda Stereo en un concierto durante la Gira Me Verás Volver en 2007. De izquierda a derecha: Gustavo Cerati; Charly Alberti; Zeta Bosio.
Datos generales
Origen Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Información artística
Otros nombres Soda
Género(s) Rock[2]
Rock alternativo[1]
New wave[1]
Pop rock[1]
Hard rock[5]
Post-punk[1]
Neopsicodelia[1]
Rock experimental[7]
Período de actividad 1982- 1997
2007 (reunión para gira)
Discográfica(s) Sony Music, Columbia Records, Ariola
Artistas relacionados Daniel Melero, Leo García, Andrea Álvarez, Fricción, Tweety González, Alfredo Lois, Fabián Quintiero, Richard Coleman, Carlos Alomar, Virus, Luis Alberto Spinetta, Los Twist, Charly García
Web
Sitio web Web oficial
Miembros
Gustavo Cerati
Zeta Bosio
Charly Alberti
[ editar datos en Wikidata]

Soda Stereo fue una banda de rock argentina, formada en Buenos Aires en el año 1982 por Gustavo Cerati ( voz, guitarra), Héctor «Zeta» Bosio ( bajo) y Carlos Alberto Ficicchia «Charly Alberti» ( batería), considerada una de las más influyentes e importantes bandas iberoamericanas de todos los tiempos y una leyenda de la música latina. La banda tuvo un papel muy importante en el desarrollo y la difusión del rock iberoamericano durante los años 80's y 90's. Fueron el primer grupo de habla hispana en conseguir un éxito masivo en Latinoamérica. Soda Stereo ha encabezado las listas de todos los tiempos en su nativa Argentina, donde se establecieron varios récords de ventas de discos y asistencias a conciertos.[9]

El primer sonido de Soda fue influenciado por músicos y bandas de new wave como The Police, Elvis Costello y Virus, y por bandas de post-punk como Television, como se ve en sus primeros cuatro álbumes Soda Stereo (1984), Nada Personal (1985), Signos (1986) y Doble Vida (1988). En su primer álbum, uno de los estilos por el cual se caracterizaban fue el new wave, y en menor medida, el ritmo ska. Poco a poco se convirtió en una banda de rock más crudo acercándose al sonido alternativo, y con el tiempo recibiendo influencias de rock clásico, rock progresivo, hard rock, shoegaze, neo psicodelia, britpop y la música electrónica. Esto se aprecia en sus últimos tres álbumes de estudio Canción Animal (1990), Dynamo (1992) y Sueño Stereo (1995).

Cuatro de sus álbumes han sido incluidos en la lista de los 250 mejores discos de todos los tiempos del rock iberoamericano según la revista Al borde: Canción animal (n.º 2), Comfort y música para volar (n.º 15), Signos (n.º 40) y Sueño Stereo (n.º 41).[16]

En 1997 se disolvió por problemas personales y por diferencias de criterios artísticos entre sus integrantes, realizando una corta y emotiva gira de despedida terminada el 20 de septiembre de 1997 en el estadio de River Plate, conocido como El último concierto. A mediados de 2007 la banda anunció su regreso para realizar una única gira continental llamada Me Verás Volver en la que reunió a más de un millón de seguidores, rompiendo varios récords de asistencia y número de conciertos.

Historia

De Los Estereotipos a Soda Stereo (1982-1984)

Hundimiento del crucero General Belgrano en la Guerra de Malvinas de 1982. La guerra impactó fuertemente en los jóvenes y promovió el rock en español, fuertemente controlado hasta entonces. La derrota hizo colapsar a la dictadura, abriendo paso a la democracia en 1983. En ese momento nace Soda Stereo.

A comienzos de los años 80, Gustavo Cerati, de 22 años, y Héctor «Zeta» Bosio, de 23 años, estaban a punto de encontrarse. Gustavo y Zeta compartían los mismos gustos y sueños musicales y comenzaron una búsqueda para integrar un grupo punk rock inspirado en The Police, que visitó Argentina en 1980, y The Cure, con temas propios en español. Primero, Cerati se integró a The Morgan y luego formaron sucesivamente el grupo Stress, junto a Charly Amato, Sandra Baylac y el baterista Pablo Guadalupe, y Proyecto Erekto junto a Andrés Calamaro, que no cubrieron sus expectativas.

En el verano de 1982, ambos coincidieron en Punta del Este ( Uruguay): Cerati con su grupo Sauvage[20]

Cerati comentaba de este modo esos primeros instantes:

La fecha es el año 82, Guerra de las Malvinas. Yo trabajaba en una agencia como junior. Había estudiado Publicidad en la Facultad y con Zeta teníamos asignaturas en común, pero no nos conocíamos mucho. Yo estaba tocando con una banda de blues y rock de la zona de Flores, al oeste de Buenos Aires y él con un grupo que hacía covers. En el verano me fui a Punta del Este con un grupo de música disco, un grupo para ganar dinero. Hacía cosas de The Commodors, de guitarrista rítmico y cantaba con un par de inglesas que hacían las voces. El lugar donde tocábamos quebró y nos quedamos sin un peso en Punta del Este. Intentamos vender todo lo que estaba en la discoteca, porque la dueña se fugó. Nos mandó unos cheques sin fondos, así que empezamos a vender todo. Alquilamos el piano para poder quedarnos, porque estaba bueno ese verano. Uno de los pocos buenos, porque había gente sin plata, como nosotros. En otro lugar de Punta del Este estaba Zeta tocando con un grupo que se llamaba The Morgan. Como no tenía dónde quedarme, me fui con ellos, y ahí empezó mi relación con Zeta. Planeamos la idea de tener un grupo, y luego en las clases nos dedicábamos a buscar nombres de grupos, a escuchar música y cualquier cosa menos a lo que teníamos que hacer.
Pasamos largo tiempo buscando otras personas para hacer algo, y finalmente nos quedamos Zeta y yo con los teclados de Andrés Calamaro, con quien formamos una banda que se llamó Proyecto Erekto, que era un grupo de tecno. Pero nuestra idea era armar un grupo de rock. Había llegado The Police, una de nuestras mayores influencias, a Argentina (en diciembre de 1980) y teníamos que ir todos a verlos.[21]

Por entonces Carlos Ficcichia, nombre legal de Charly Alberti, llamaba insistentemente por teléfono a María Laura Cerati, la hermana de Gustavo a quien había conocido en las piletas de River Plate , para invitarla a salir, pero ésta pensaba que era un «pesado» (molesto) y no lo quería atender.[22]

Después de examinar algunas ocurrencias (Aerosol, Side Car) adoptaron el nombre de Los Estereotipos, debido a una canción de The Specials[26]

Sobre el origen y sentido de la palabra «soda» explicaba un periodista:

Ellos dicen que hacen música con burbujas. Pero en lugar de tratarse de lujosas burbujas de champagne, afirman hacer asumido la representatividad cotidiana y popular del sifón.[27]

Tito Alberti contó la siguiente anécdota:

Un día les pregunté cómo se iban a llamar y me dijeron: Soda Stereo. Yo estaba medio hinchado y les dije: ¿Por qué no le ponen Sifón Drago?[23]

Tocaron por primera vez con ese nombre el 19 de diciembre de 1982 en el cumpleaños de Alfredo Lois, compañero de universidad y quien sería futuro director de la mayoría de sus videos y creador de todos los aspectos relacionados con la presentación visual de la banda (peinados, vestimenta, tapas, escenarios, etc.).[29]

Con el objetivo de darle más fuerza a la banda llamaron a Richard Coleman para que ocupara el rol de segundo guitarrista, pero al poco tiempo el mismo Richard reconoció que sonaban mejor antes de su incorporación y renunció a su puesto en buenos términos, confirmándose definitivamente como trío: Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti.[22]

En julio de 1983 debutaron en público en la discoteque Airport, en el barrio de Nuñez :

Nuestro debut fue un desfile de modelos en la discoteque Airport, que quedaba cerca de donde ensayábamos en Buenos Aires. Nadie nos dio bolilla. Tocamos nosotros tres, con un sistema de amplificación muy deficiente. Pero nos dio gusto, aunque nadie nos escuchara. Parecíamos realmente un grupo punk, no sabíamos tocar y sonaba muy fuerte, aunque sólo fuera eso.[21]

A partir de ese momento Soda Stereo comenzó a recorrer el circuito underground de Buenos Aires haciéndose conocer junto a otras bandas emergentes como Sumo, Los Twist, Los Encargados de Daniel Melero, etc., instalándose como banda estable en el tradicional y deteriorado cabaret Marabú, ubicado en Maipú 359.[22]

En 1983, Lalo Mir comenzó a difundir un segundo demo de la banda en su programa 9PM de Radio Del Plata, donde estaban « ¿Por qué no puedo ser del jet set?», « Dietético» y « Te hacen falta vitaminas».[32]

Para ese entonces Soda Stereo ya se caracterizaba por ser la banda que más trabajaba sobre su imagen y mucho antes de grabar su primer álbum decidieron realizar un videoclip financiado con fondos propios. Alfredo Lois se convirtió en el encargado de las producciones visuales y del diseño gráfico de los volantes y afiches de sus presentaciones en vivo. Fue él quien sugirió la idea de editar el videoclip antes del lanzamiento del disco, algo corriente hoy en día, pero totalmente atípico por aquella época. El tema elegido fue «Dietético». La filmación fue realizada con equipos «prestados» de Cablevisión, donde Zeta Bosio trabajaba como asistente de producción.[25]

Primer álbum y el Chateau Rock '85 (1984-1985)

Sobredosis de TV fue la canción elegida para presentar su primer álbum el 14 de diciembre de 1984: Soda Stereo.

El videoclip «Dietético» fue difundido por el programa Música Total de Canal 9 y tuvo un impacto considerable.[33]

La presentación oficial del álbum se realizó el 1 de octubre y fue organizada por Ares como si se tratara de un espectáculo, algo que nunca se había hecho en la Argentina hasta entonces. El lugar elegido fue un local céntrico de comida rápida de la cadena Pumper Nic (Suipacha entre Corrientes y Lavalle), la más popular entre los jóvenes argentinos de los 80, y se proyectó el videoclip.[27] La repercusión en la prensa fue buena, aunque momentánea. Al día siguiente el diario Clarín publicaba las siguientes declaraciones de la banda:

Somos un conjunto dietético, buscando el paraíso estético, Nuestra música es dietética. Hace adelgazar comiendo, pero ante cualquier duda consulte a su médico. Tratamos de mantener los cuerpos sanos y las mentes desaceleradas.[22]

Soda Stereo en 1984. De izq. a derecha: Charly Alberti, Zeta Bosio y Gustavo Cerati.

La creciente adhesión del público se fue manifestando en su actuación en escenarios cada vez más amplios: primero La Esquina del Sol en Palermo; el Recital de Los Lagos (1 y 2 de diciembre), su primer escenario multitudinario, junto a otras bandas de primera línea[31]

A comienzos de 1985 la banda cambió de agencia, dejando la de Rodríguez Ares por Ohanián Producciones, dirigida por Alberto Ohanián e incorporaron como invitado en teclados a Fabián «Vön» Quintiero (quien luego tocara con Charly García y Los Ratones Paranoicos), uno de los músicos «invitados» que habría de recibir el título de «cuarto Soda».[33]

El 26 de enero salieron de Buenos Aires para tocar en el Festival Rock In Bali de Mar del Plata y el 17 de marzo en el Festival Chateau Rock '85 realizado en el Estadio Chateau Carreras de la provincia de Córdoba. La biografía oficial de la banda concede gran importancia a esta presentación indicando que actuaron ante 15 mil personas y que fueron la revelación del mismo.[37]

El éxito del grupo comenzaba en un momento muy particular, relacionado, por una parte con el retorno a la democracia en Argentina ( 10 de diciembre de 1983) y por el otro con las nociones de posmodernidad y el modo en que los jóvenes de la década del 80 intentaban pensar su papel en una sociedad democrática, que salía de una cruenta dictadura y de una guerra. Años más tarde Zeta Bosio reflexionaba de este modo sobre ese momento:

La democracia producía la adrenalina de algo nuevo, algo que estaba ocurriendo, que sabía que nos iba a modificar sin saber bien cómo. Había más aire para hacer cosas y divagar, y nosotros éramos una banda de pibes que teníamos ganas de hacer lío. Nuestra atención estaba en el punk y en tratar de mostrar que había otra cosa que era más directa.[38]

Los días 21, 22 y 23 de junio de 1985 volvieron a presentarse en el Teatro Astros de Buenos Aires, adelantando algunos temas de lo que meses más tarde sería su segundo disco de estudio, titulado Nada personal.

El 13 de octubre de ese año se presentaron ante el gran público de Buenos Aires en el marco de la tercera noche del Festival Rock & Pop realizado en el Estadio José Amalfitani del club Vélez Sarsfield, compartiendo cartel con INXS, Nina Hagen, Charly García, Virus y Sumo, entre otros. Para ese entonces Fabián «Vön» Quintiero y el Gonzo Palacios ya eran «invitados estables».

Nada Personal y primer Obras (1985-1986)

El video Cuando pase el temblor (1986), dirigido por Alfredo Lois y realizado en las ruinas del Pucará de Tilcara, en Jujuy, donde fusionan rock y carnavalito, fue nominado como Video finalista del 12.° World Festival of Video and TV en Acapulco.

Su segundo álbum, Nada Personal, fue editado en octubre de 1985. Durante el verano el grupo realizó una gira de conciertos por los centros turísticos argentinos, tocando en Mar del Plata, Villa Gesell, Pinamar y Las Grutas, y Lomas de Zamora (Salón Go-es) sumando además un concierto consagratorio en el Festival de La Falda, en Córdoba, en el que contaron con la participación de Andrés Calamaro y Charly García como invitados en teclados en el tema Jet-set.

En abril decidieron presentar oficialmente el álbum con un concierto en el Estadio Obras Sanitarias de Buenos Aires. Realizaron cuatro históricas funciones a lleno total sumando 20 000 espectadores, el 11, 12 y 13 de ese mes. Durante la primera de las tres funciones se filmó un vídeo en vivo de larga duración editado pocos meses después. Bobby Flores, el conocido crítico musical y cofundador de la revolucionaria radio Rock & Pop de Buenos Aires, terminaba de esta manera su crónica del recital:

Nos hallamos frente a la más poderosa agrupación del país... El mejor parámetro para medir esta presentación es que se me hizo corto, parecía haber durado diez minutos; y la gente se quedó con ganas de más. La salida del estadio fue un murmullo general de las canciones de Soda Stereo. La lluvia, el tráfico cortado en la Avenida Libertador por los que salían y por los que entraban, el último pancho de la noche y una saludable sensación de bienestar, no dejan lugar para las dudas existenciales. Volví a colocar mi mandíbula en su lugar, y me fui cantando bajito Estoy Azulado, entre la lluvia por Libertador.[39]

A partir de esos conciertos las ventas del disco comenzaron a crecer aceleradamente, pasando del disco de oro, que habían conseguido durante el verano, hasta el platino, y llegando a doblar esa cifra en los meses siguientes. Sin abandonar los ritmos «bailables», este segundo LP logró más profundidad en las letras y madurez en las melodías. El disco significó la consagración definitiva de Soda Stereo ante el público argentino.

En junio de 1986, luego de una gira nacional, el trío grabó su segundo video-clip con el tema « Cuando pase el temblor», nuevamente bajo la dirección de Alfredo Lois, en las ruinas del Pucará de Tilcara, en la provincia de Jujuy. El video, que completó la filmación de la presentación en el Estadio Obras, fue nominado como finalista del 12.° World Festival of Video and TV en Acapulco unos años después.[40]

La conquista de América (1986-1989)

En 1986 los jóvenes chilenos recibieron a Soda Stereo como ídolos populares. La canción que expresó ese primer contacto fue «Nada personal», que se convirtió en un éxito radial. Poco después, en febrero de 1987, y nuevamente en Chile, su éxito en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar les abrió las puertas de América.[41]

A fines de 1986 Soda Stereo realizó su primera gira latinoamericana, aún dentro de la presentación de Nada Personal. La banda se presentó en Colombia (6-7-9-18 de noviembre en Bogotá y 8 de noviembre en Medellín), Perú (12 de noviembre en Arequipa y 14-15-16 de noviembre en Lima) y Chile, con los temas de Nada Personal y con un éxito considerable. Por entonces el rock latino tenía escasa adhesión entre los jóvenes de América Latina y las bandas de cada país no acostumbraban realizar giras internacionales.[42]

El éxito fue especialmente masivo en Chile, donde realizaron cuatro recitales en Santiago (21-23-24-25 de noviembre) y uno en Valparaíso (22 de noviembre), durante la dictadura de Augusto Pinochet. Un testigo los recuerda así:

Recuerdo casi como si hubiera sido ayer ese día, noviembre 25 de 1986. En esa época los conciertos se hacían los días viernes o sábados. Viernes, era ese día. Hacía un calor de mierda, y la fila para entrar el estadio iba ya en cuatro cuadras. Con mi mejor pantalón Smile amasado y mis Plumas del color de moda, me fumaba un Advance corto que compartíamos con mi primo y un compañero de curso, con pará de cancheros buscando alguna mina pa' engrupir. A las 19 se abrió el estadio y empezamos a entrar. Una mina nos pidió que la dejáramos colarse que andaba con dos amigas, !!!listo tres pa' tres!!!, y nos cambiábamos cigarros. Todos teníamos galería y quedamos inmediatamente arriba del escenario. Adentro, los vendedores trataban de pasar con la bandeja llena de vasos de Free, tarea casi imposible. Era el segundo de los Free Concert, el primero había sido G.I.T., pero nada se comparaba con la efervescencia que llenaba el entonces Estadio Chile. Se apagaron las luces y a las 20:30, Gustavo, Zeta y Charly, comenzaban a tocar. Créanme que fue increíble.[43]

Cerati cuenta la historia desde su propio punto de vista:

El caso de Chile fue muy sorpresivo, porque vinimos dos o tres meses antes de tocar por primera vez, y lo que ocurrió en ese tiempo fue tremendo. Incluso antes de Viña del Mar (en febrero el 87), que fue como la explosión final. Para nosotros era muy interesante porque era la primera vez que salíamos del país. En Argentina la cosa fue mucho más progresiva, tocamos en muchos lugares y vivimos la escena under. Luego de Chile estábamos muy felices, porque queríamos la fama, vender muchos discos y creíamos que éramos el mejor grupo del mundo. En el fondo es muy raro no poder salir del hotel y toda esa locura, uno pensaba que estaba viviendo como una película de Los Beatles, y nos divertíamos.[21]

En Perú el grupo también obtuvo un éxito sorprendente para una banda de rock:[44]

En noviembre de 1986 Soda Stereo llegó a Perú por primera vez y revolucionó el mercado. Sus ventas fueron enormes y sus (tres) presentaciones en el Coliseo Amauta, inolvidables. Aquella vez escuché gritos, chillidos, berridos y hasta gemidos. Vi llantos, desmayos e innumerables besos volados. Histeria colectiva creo que le llaman. Fue, verdaderamente, una locura sólo comparada a la de los Beatles en el Shea Stadium.[ cita requerida]

El 10 de noviembre de 1986 la banda lanzó el tercer álbum, Signos («Persiana Americana», «Signos», «Prófugos», «No existes»). Fue un paso clave porque de la mano con el éxito creciente aumentaban las expectativas, las presiones, el riesgo de fracaso y las tensiones internas. En el disco el trío es acompañado por Fabián Vön Quintiero (teclados), Richard Coleman (guitarra) y Celsa Mel Gowland (coros). Además, «Signos» fue el primer disco del rock argentino en editarse en disco compacto. Fue fabricado en los Países Bajos y distribuido en toda Latinoamérica.[45]

Escribí todas las letras de un tirón. Vivíamos al palo, parecía que estábamos lejos del arte y sin embargo fue uno de nuestros discos más profundos, quizás porque no la estábamos pasando bien. (Gustavo Cerati)[45]

Ya dentro de la Gira Signos, el 3 de diciembre hicieron su primera presentación en Ecuador y el 9 y 10 de enero de 1987 en Uruguay ( Punta del Este y Montevideo).

Los días 11 y 12 de febrero de 1987 Soda Stereo volvió a presentarse en Chile, esta vez en la edición número 28 del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, donde ganaron el premio Antorcha de Plata y sorprendieron a los medios de comunicación por la cantidad y pasión de sus fanes. El Festival de Viña, transmitido por televisión a muchos países latinoamericanos, expandió la fama de la banda por todo el continente, que no tardó en transformarse en una masiva adhesión incondicional que dio en llamarse « sodamanía». La presentación en el Festival de Viña fue seguida por una extensa gira por Chile: Puerto Montt (17/2), Valdivia (19/2), Talcahuano (21/2), Chillán (22/2), Temuco (23/2), nuevamente en Viña del Mar (28/2) y cuatro funciones más en Santiago en dos días (1 y 2 de marzo). En total asistieron 150 000 espectadores.[46]

Dos meses después, el 23 de abril, batió récords de público en un recital de rock en Paraguay con su presentación en el Yacht Club. Mientras tanto, Signos fue disco de platino en Argentina, triple disco de platino en Perú y doble platino en Chile.

El 2 de mayo se presentaban en la discoteca Highland Road de San Nicolás, Buenos Aires, cuando sucedió un derrumbe en el que murieron cinco jóvenes y hubo más 100 heridos mientras estaban tocando «Persiana Americana».[46]

Ese mismo año emprendieron una segunda gira por el continente con un repercusión aún mayor. El grupo se presentó en Perú, Bolivia, Ecuador, Chile, Colombia, Venezuela, Costa Rica y México (la primera presentación en México fue el 4 de agosto de 1987, en el Magic Circus del D.F.). Realizaron 22 conciertos en 17 ciudades frente a casi 350 000 personas, abriendo así la idea misma de un «rock latino», más allá de la nacionalidad de cada banda, que fructificaría en la siguiente década. Con el material grabado en los distintos puntos del viaje se realizó el disco en vivo Ruido Blanco ( 1987), mezclado en la isla de Barbados y que fue considerado por la revista Rolling Stone {Argentina} como el 5.º entre los mejores álbumes en vivo del rock argentino.[47]

Cuando llegaba 1988, Soda Stereo ya era la banda más importante del pop/rock latinoamericano[48] y se disponían a grabar su nuevo álbum, cuya producción artística estuvo a cargo del puertorriqueño Carlos Alomar, quien había trabajado con David Bowie, Mick Jagger, Simple Minds, Iggy Pop y Paul McCartney entre otros. Doble Vida («Picnic en el 4to B», «En la Ciudad de la Furia», «Lo que Sangra (La Cúpula)», « Corazón delator»), grabado enteramente en Nueva York, se convirtió en el primer disco de una banda argentina grabado íntegramente fuera de su país. El corte de difusión del disco, « En la ciudad de la furia», fue finalista del MTV Music Awards en la categoría de Mejor video extranjero, en una época en la que MTV Latinoamérica no había nacido aún.

Luego de más de un año sin presentaciones en Buenos Aires, Soda presentó el álbum Doble Vida en la cancha de hockey de Obras Sanitarias ante 25 000 personas. Para coronar un gran año, cerraron el Festival Tres Días por la Democracia que se realizó en Buenos Aires en el cruce de la Avenida del Libertador y la 9 de julio ante 150 000 personas y junto a Spinetta, Fito Páez, Los Ratones Paranoicos, Man Ray y otros.

Con la cifra de un millón de discos vendidos Soda Stereo inició una gira de presentación del nuevo disco que comprendió 30 shows en casi toda Argentina ante 270 000 espectadores durante los primeros días de 1989, que fue seguida por una nueva gira latinoamericana (la tercera) que, entre otras cosas, terminó de consagrar masivamente a la banda en México. A fines de 1989 grabaron una nueva versión de «Languis» (canción incluida en Doble vida) y un tema nuevo llamado «Mundo de quimeras», los que fueron editados en el maxi-simple Languis (1989) junto a versiones remixadas de «En el borde» y «Lo que sangra (la cúpula)». Luego de editado el disco Soda realizó dos presentaciones con entradas agotadas en The Palace de Los Ángeles, convirtiéndose en la segunda banda de rock en español en presentar un espectáculo en Estados Unidos con entradas agotadas el 8 de diciembre de 1989, solo tres meses después de que el también argentino Miguel Mateos hiciera lo propio el 7 de septiembre de ese año.

La consagración: Canción animal (1990-1991)

El álbum Canción Animal, lanzado en 1990, está considerado uno de los mejores del rock latino de todos los tiempos. En Argentina, México y Venezuela, el álbum tenía una carátula con fondo naranja y las imágenes de dos elementos artísticos y de un león en apareamiento con una leona. En el resto de América Latina, sólo un fondo azul.

A principios de 1990 la banda se presentó en el Estadio José Amalfitani, compartiendo cartel en igualdad de condiciones junto al dúo inglés Tears For Fears en un show ante 32 000 personas. En dicho concierto contaron con la presencia de David Lebón, ex guitarrista de Pescado Rabioso y Serú Girán, que los acompañó en guitarra en el tema «Terapia de amor intensiva».

El éxito continental llevó a la cadena MTV News europea a prestar atención a lo que estaba sucediendo en América Latina con el rock en español, dedicándole un programa especial al grupo, hecho sin antecedentes para un grupo de rock que no cantara en inglés.[49]

En junio Soda Stereo viajó a Estados Unidos para registrar una nueva placa en los Estudios Criteria de Miami. Para ello contaron con el aporte conceptual de Daniel Melero y la participación de Andrea Álvarez y Tweety González (todos importantes músicos de la escena roquera argentina del momento) en calidad de invitados.

El resultado fue el álbum Canción Animal (1990), considerado generalizadamente como uno de los mejores de la historia del rock iberoamericano.[10] Allí se encuentra su canción más conocida: « De música ligera», además de otros clásicos de la banda como « Canción animal», « Cae el sol», « Un millón de años luz», «(En) El séptimo día» y « Té para tres».

El nuevo álbum significó para la banda el acceso al público español, que se plasmaría en mayo de 1992 con presentaciones en las ciudades de Madrid, Oviedo, Sevilla, Valencia y Barcelona.

El resultado de la gira española, comparado con el fervor que acostumbraban en Latinoamérica, les dejó un cierto sabor amargo, aunque sirvió como una sólida experiencia válida para equilibrar los elevadísimos puntos latinoamericanos que implicaban el peligro de dejarlos colgados en las alturas, lejos del contacto con lo terrestre. Dicho en pocas palabras: España no fue para nada un fracaso, pero estuvo lejos a los éxitos a los que los Soda estaban tan acostumbrados en Latinoamérica, y eso les vino bien.[49]

La Gira Animal (1990-1991) fue una gira maratónica y nunca repetida por ningún artista. En Argentina abarcó treinta ciudades, incluyendo lugares donde nunca se había presentado una banda de la envergadura de Soda Stereo ( San Juan: Santa Fe de la Vera Cruz, Junín, Clorinda, Puerto Iguazú, Corrientes, Posadas, Chascomús, Mar del Plata, Comodoro Rivadavia, Trelew, Neuquén, Santa Rosa, Trenque Lauquen, Mendoza, Córdoba, Río Cuarto, Santiago del Estero, San Miguel de Tucumán, Salta, Rosario, Buenos Aires, Olavarría, Pergamino). Internacionalmente: Santiago de Chile, Asunción del Paraguay, Punta del Este, Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Barquisimeto, Caracas, Valencia, Mérida, San Cristóbal, México, D. F., Monterrey, Guadalajara, Mexicali y Tijuana. La Gira Animal cerró con catorce funciones en el teatro Gran Rex de Buenos Aires, con capacidad para 3.300 personas, entonces un récord notable.[51]

De los shows en el Gran Rex surgió el EP Rex Mix (1991) que incluía versiones en vivo grabadas en el último de esos recitales, en la noche del 9 de julio de 1991, y versiones remixadas junto al tema nuevo «No necesito verte (para saberlo)».

La Avenida 9 de Julio en Buenos Aires. Allí Soda Stereo realizó un histórico recital gratuito para 250 000 personas el 14 de diciembre de 1991, la mayor cantidad jamás reunida en el país para escuchar música.

El 14 de diciembre de 1991 se produjo el histórico recital de la Avenida 9 de Julio, en Buenos Aires. Soda Stereo sorprendió y se vio sorprendido reuniendo a más de doscientas cincuenta mil personas para escuchar a la banda en el marco del ciclo de recitales gratuitos realizados por la Municipalidad de Buenos Aires llamados Mi Buenos Aires Querido II, que además fue televisado en directo. La gente bailó enloquecida cada tema y los músicos fueron captados por una sensación de haber llegado a lo máximo, de que ya no quedaba nada por conquistar. «Aquello de la 9 de Julio fue una energía muy fuerte», suele recordar Bosio, «y gracias a Dios nos pasó en nuestra ciudad. Creo que fue una suma de factores lo que nos llevó a sentir que ya no quedaba nada por conquistar...»[52]

Tras ese furor sobrevino un período de dispersión. Cerati explicaba por entonces:

Es muy difícil encontrar objetivos claros después de semejante recepción. Estar parado ante tanta gente que corea tu nombre es una experiencia muy fuerte. Ahora hay que empezar de nuevo desde abajo.[35]

En ese momento Cerati comenzó, paralelamente a su trabajo con Soda, la producción de un álbum en conjunto con Daniel Melero, Colores Santos, el cual contó con aportes de músicos invitados como Flavio Etcheto y Carola Bony.

La experimentación: Dynamo (1992-1994)

A partir de este momento los miembros de Soda tomaron conciencia de que se encontraban en el centro de la escena, por lo que decidieron dar lugar a la experimentación musical e impulsar abiertamente lo que sería conocido como la «movida sónica». A fines de 1992 Soda Stereo lanzó su sexto álbum, Dynamo, presentado con seis recitales realizados en el Estadio Obras a fines de ese mismo año. Cada show contó con una banda distinta como invitados y así estuvieron de soporte Babasónicos, Juana La Loca, Martes Menta y Tía Newton. La «movida sónica», de la que también formarían parte Demonios de Tasmania y Los Brujos, por ejemplo, derivaría luego hacia el llamado «Nuevo Rock Argentino», con Massacre, Attaque 77 y El Otro Yo.[53]

Luego viene Dynamo (1992) que consistió en tomar Canción Animal y destruirlo. Es como si a Canción Animal lo hubiéramos metido dentro del agua. Y, a nivel sonoro, quisimos producir eso, las canciones tenían más que ver con algo hipnótico. La idea era remixarlo, mezclarlo con algo más dance e incluir algo más trance en nuestra música. Sé que quienes adoptaron ese disco lo quieren y a mí me pasa lo mismo. (Gustavo Cerati)[21]

Dynamo no vendió como se esperaba, en gran medida porque el grupo decidió cambiar de compañía discográfica inmediatamente después de grabado. Sony entonces, no tenía intenciones de apoyar un grupo que emigraba y BMG no podía promocionar un producto de otra empresa.

En noviembre de 1992 los Soda fueron protagonistas de un hecho inédito en la Argentina: la transmisión de TV en stereo. Los tres músicos más Tweety González (teclados) y Flavio Etcheto (trompeta) tocaron casi todo el álbum en el programa Fax en concierto, conducido por Nicolás Repetto por el El Trece de Buenos Aires. Con una puesta de luces y un sonido impecables Cerati cantó sobre pistas previamente grabadas de las canciones y reforzaron en vivo guitarras, bajo y batería.[54]

En enero de 1993 emprendieron su sexta gira latinoamericana, visitando México, Chile, Paraguay y Venezuela. Justo en medio de la gira, el Dynamo Tour, el trío se tomó un largo descanso que hizo crecer los rumores de separación de la banda. Se había hablado de fechas en Estados Unidos, España y otros países para esta gira, pero diversos factores a finales de 1993 y en 1994 obligaron al grupo a darse ese «descanso» de ser Soda Stereo.

1994 fue el peor año de Soda. El 4 de julio en un absurdo accidente de tránsito murió Tobías, el pequeño hijo de Zeta, hecho que lo afectaría profundamente, personal y profesionalmente. Por decisión unánime tomaron distancia del mito y evaluaron la posibilidad de separarse definitivamente. Gustavo encaró su primer proyecto enteramente solista: Amor Amarillo (aunque Gustavo dijo que no tenía la intención de seguir una carrera en solitario); Zeta se dedicó a la producción de otras bandas ( Peligrosos Gorriones, Aguirre) y Charly desapareció del ambiente musical para dedicarse a proyectos personales. A finales de año se editó Zona de Promesas, un compilado de remixes de clásicos temas de la banda y la inclusión de una canción inédita que dio título al álbum.

Sueño stereo (1995-1996)

En 1995 lanzan Sueño Stereo, último de sus 7 álbumes de estudio. En este álbum el altavoz fue utilizado como un poderoso símbolo: la tapa tiene tres altavoces (el del medio más grande), asimilados a óvulos rodeados de espermatozoides-micrófonos. El altavoz como símbolo vuelve a aparecer en el video del primer corte, Ella usó mi cabeza como un revólver, con dos hombres-altavoz gemelos omnipresentes y en una especie de pared-piel de altavoces latientes.[55]

En 1995, luego de tres años de silencio discográfico, el trío volvió con Sueño Stereo, su séptimo y último álbum de estudio. Lanzado el 29 de junio, velozmente se transformó en disco de platino con el éxito del tema « Zoom» y el videoclip del tema « Ella usó mi cabeza como un revólver», elegido por la MTV como Video de la Gente (latino) en 1996, máximo reconocimiento continental del rock latinoamericano antes de que se establecieran los Premios MTV Latinoamérica en 2002. Obtuvieron en 1995 el Premio Konex de Platino por su trayectoria en esa última década como la mejor banda de rock de la Argentina.

Sueño Stereo necesitó dos años y medio para concebirse. Sería ilógico decir que este álbum es la obra maestra de Soda Stereo, pero era lo más real del grupo en ese momento, porque estábamos despojados de la necesidad de tener un futuro de grupo, o de ser el mejor durante otros diez años. Ya habíamos pasado por muchas cosas y el grupo se sentía a sí mismo como clásico. Por otro lado estábamos muy orgullosos de lo que había promovido Dynamo y su lectura posterior. Entonces, Sueño Stereo tenía la presión del no presionarnos. El grupo era un proyecto que tenía que dar algo importante, no podía ser un disquito. Además, era volver a encontrarnos después de un tiempo y dejar que la música fluyera, sin pensar demasiado en que teníamos que dar un paso o algo así. Al final, Sueño Stereo es una de los discos más innovadores dentro de nuestra carrera, sin habérselo propuesto. Por su combinación sonora, por sus letras, por su sonoridad. (Gustavo Cerati)[56]

El álbum fue el eje de la extensa Gira Sueño Stereo, iniciada el 8 de septiembre en el Teatro Gran Rex de Buenos Aires, recorriendo Venezuela, Colombia, Perú, Panamá, México y Estados Unidos (Los Ángeles, Chicago, Nueva York y Miami), y cerrándola el 24 de abril de 1996 en el Teatro Teletón de Santiago de Chile. Realizaron un recital gratuito para el festejo del 113° aniversario de la ciudad de La Plata (capital de la provincia de Buenos Aires) ante 367.294 personas, con Julio y Marcelo Moura (ex Virus) como invitados.

Buscamos formas de volver a ensamblarnos, porque estábamos fuera del training y del vértigo que teníamos... yo creo que a nosotros nos pasó como a esas parejas que tuvieron una pasión muy grande y que después queda solo el sexo.[57]

Cerati en el programa radial ¿Cuál es?, de Mario Pergolini en la Rock & Pop. Desde allí Soda Stereo realizó el primer concierto de una banda latinoamericana por Internet el 30 de octubre de 1996.

A mediados de 1996 fueron invitados por la cadena MTV para sus famosas sesiones «unplugged» (desenchufadas) en Miami. Luego de rechazar la invitación varias veces, Soda Stereo logró que la cadena aceptara su propuesta de tocar con sus instrumentos eléctricos «enchufados», pero re orquestando y modificando las versiones clásicas para hacerlas más lentas y musicalmente más complejas, agregando la voz femenina de Andrea Echeverri de Aterciopelados en una notable interpretación de « En la ciudad de la furia». Además de esta las canciones que se desarrollaron fueron: Un misil en mi placard, Entre Caníbales, Pasos, Zoom, Cuando pase el temblor, Té para tres, Ángel eléctrico, Terapia de amor intensiva, Disco Eterno, Ella usó mi cabeza como un revólver, Paseando por Roma y Génesis. Esta presentación fue registrada parcialmente en la placa Comfort y Música Para Volar ( 1996) y de manera completa en una nueva versión del álbum editado en 2007. El álbum incluyó además cuatro temas nuevos que habían quedado fuera de ‘‘ Sueño Stereo y un track interactivo con historietas e imágenes en video de la presentación en MTV.

El 30 de octubre Soda Stereo fue la primera banda latinoamericana en realizar un concierto para ser transmitido por Internet, en el programa ¿Cuál es?, conducido por Mario Pergolini en la radio argentina Rock & Pop, desde el auditorio de la tienda de instrumentos musicales Promúsica en Buenos Aires.[58]

El final (1997)

Un largo silencio antecedió a la despedida final, salvo la participación de la banda en el disco Tributo a Queen: Los Grandes del Rock en Español que sería lanzado en octubre de 1997, para el cual graban « Algún Día», cover en español del tema « Some day, one day» de Queen, publicada en su respectivo álbum Queen II en 1974. El 1 de mayo de 1997 Soda Stereo anunció oficialmente su separación mediante un comunicado de prensa. Al día siguiente todos los diarios se hicieron eco de la noticia y el diario Clarín dedicó un gran espacio en su portada para ello. Gustavo publicó al día siguiente en el suplemento «Sí» (juvenil) del diario Clarín lo que sería «La carta del adiós»:

Estas líneas surgen de lo que he percibido estos días en la calle, en los fans que se me acercan, en la gente que me rodea, y en mi propia experiencia personal. Comparto la tristeza que genera en muchos la noticia de nuestra separación. Yo mismo estoy sumergido en ese estado porque pocas cosas han sido tan importantes en mi vida como Soda Stereo. Cualquiera sabe que es imposible llevar una banda sin cierto nivel de conflicto. Es un frágil equilibrio en la pugna de ideas que muy pocos consiguen mantener por quince años, como nosotros orgullosamente hicimos. Pero, últimamente, diferentes desentendimientos personales y musicales comenzaron a comprometer ese equilibrio. Ahí mismo se generan excusas para no enfrentarnos, excusas finalmente para un futuro grupal en que ya no creíamos como lo hacíamos en el pasado. Cortar por lo sano es, valga la redundancia, hacer valer nuestra salud mental por sobre todo y también el respeto hacia todos nuestros fans que nos siguieron por tanto tiempo. Un fuerte abrazo.[59]

Terminaron con un concierto el 20 de septiembre en el estadio de River Plate, que finalizó con la épica y emocionada interpretación del tema « De música ligera». Sin aún haber acabado de tocar y extendiendo el final de la canción, un emocionado Gustavo Cerati casi hasta las lágrimas, dedicó su recordado pequeño discurso, inmortalizando este momento como uno de los más emocionantes en la historia de la música iberoamericana:

No sólo no hubiéramos sido nada sin ustedes, sino con toda la gente que estuvo a nuestro alrededor desde el comienzo; algunos siguen hasta hoy. ¡Gracias totales![60]

Acabado esto, los tres músicos muy emocionados se despiden.

La banda encaró su última gira, que fue muy breve y emotiva. Pasaron por Chile, México y Venezuela. Durante el Último Concierto el 20 de septiembre de 1997 en el estadio de River Plate, se grabó el concierto en vivo, que fue editado en dos CD separados, bajo el nombre de El Último Concierto «A» y «B». Años después, en 2005, se publicó el esperado DVD del histórico concierto Soda Stereo: El último concierto.

Post-Soda

A pesar de los constantes rumores de reunión, los cuales irónicamente comenzaron al poco tiempo de la separación, pocas noticias hubo sobre Soda, salvo un especial para TV de El último concierto producido por la cadena HBO y un documental llamado Soda Stereo: La Leyenda, producido por MTV. Finalmente en el año 2002 se volvió a ver al trío reunido en los premios MTV Latinoamérica para recibir el premio Legend por su trayectoria musical.

A siete años de la separación era muy raro el hecho que no existiesen lanzamientos oficiales, por lo que a finales del 2003 se anunció que Sony Music lanzaría el primer DVD de Soda Stereo y que contendría mucho material inédito, proporcionado por Gustavo, Zeta y Charly, además de personas muy allegadas a la banda. Estaba claro desde un principio que la producción sería por parte de Sony y la productora Cuatro Cabezas (con Mario Pergolini al frente).

El resultado salió a la calle en noviembre de 2004 y fue titulado Soda Stereo: Una parte de la Euforia (1983-1997) ‘‘. Un documental que resumía la historia de la banda a través de escenas de conciertos, backstage, entrevistas, ensayos, pruebas de sonido, presentaciones en TV, etc. No obstante dicho DVD sólo contenía la historia de Soda en Sony/ CBS, excluyendo la etapa en BMG, correspondiente a Sueño Stereo y Comfort y Música Para Volar (de 1994 a 1996), lo que lo hacía un documento incompleto.

El 20 de septiembre de 2005 se editó en Argentina un DVD sobre el concierto final que diera Soda Stereo exactamente ocho años antes en el Estadio de River Plate, con el título de El Último Concierto (En Vivo). El DVD, a diferencia del especial que produjo HBO, estaba centrado en el concierto de Buenos Aires en audio 5.1 e incluía dos temas que habían quedado afuera anteriormente: «Juego de seducción» y «Sobredosis de TV». Además, incluyó una opción multi cámara para una sesión de ensayo de «Primavera 0» y un documental de 25 minutos de la gira de despedida con imágenes de los conciertos y pruebas de sonido de México, Venezuela, y Argentina. También se incluyó una entrevista al desaparecido «cuarto Soda» Alfredo Lois, autor de ese trabajo, uno de los últimos que hiciera antes de fallecer.

Me Verás Volver (2007)

«Me verás Volver». Entrada para el recital en Bogotá (Colombia). Soda Stereo convocó un millón de personas en su regreso.

La reunificación de Soda Stereo era el tema obligado en cualquier entrevista con sus integrantes luego de la separación. Tanto que Zeta Bosio declaró una vez:

¡Un día soñé que no me preguntaban más por la vuelta de Soda![61]

En 2007, al cumplirse 10 años de su separación, la banda decidió reunirse por una vez con el fin de realizar una gran gira continental. El 6 de junio de 2007 se conoció la noticia y el 9 se oficializó: Soda Stereo volvería a los escenarios mediante una única gira americana llamada Me Verás Volver (frase emblemática del grupo tomada de la estrofa final de la canción « En la ciudad de la furia»). La gira comenzaría el 19 de octubre en el Estadio Monumental de River Plate de la ciudad de Buenos Aires y originalmente contemplaba la realización de 2 recitales en Buenos Aires, seguidos de presentaciones en varios países americanos. Sin embargo desde el momento en que se pusieron en venta las entradas quedó en evidencia que el programa original quedaría completamente desbordado y que se estaba frente a un gigantesco acontecimiento cultural de alcance continental. Inmediatamente se programó una tercera presentación en Buenos Aires.

"Te vimos volver": primer concierto de Soda en el Estadio Nacional de Chile, el 24 de octubre de 2007.

Posteriormente se agregaron 2 fechas más en Buenos Aires, y luego se le sumó una fecha de aparente cierre para el 15 de diciembre en la Ciudad de Córdoba, aunque en la presentación de Buenos Aires del 3 de noviembre el grupo anunció el cierre de la gira previsto en esa misma ciudad para el día 21 de diciembre; por lo que finalmente se duplicaron los recitales previstos en River y se ampliaron los programados en otras partes incluyendo nuevas ciudades para programar presentaciones en Chile (2), Ecuador, Colombia, Venezuela y Panamá (1), México (4), Estados Unidos (3), Perú (2), en un total de 13 ciudades.

A principios de julio Sony-BMG lanzó un nuevo álbum llamado Me Verás Volver (Hits & +), un CD con 18 reediciones de temas en estudio los cuales fueron remasterizados en 2007. El disco no contiene temas nuevos, pero incluye un código para acceder a contenidos exclusivos en su sitio web, entre ellos grabaciones de los temas ejecutados en la gira. El álbum alcanzó el primer puesto en ventas en Argentina y Chile.[62]

El 20 de septiembre, a exactamente diez años de su último concierto, Soda Stereo realizó su esperada conferencia de prensa en la discoteca Club Museum, instalada en un histórico edificio del barrio de San Telmo diseñado por Gustave Eiffel en el que años antes habían filmado el video « En la ciudad de la furia».[64] La sorpresa fue que al comienzo ofrecieron un mini-recital de dos temas, lo que significó su vuelta formal a los escenarios. Los temas elegidos fueron « Sobredosis de TV» y « En la ciudad de la furia», que se disfrutaron en sus versiones originales. Los temas fueron interpretados solamente por ellos tres y sus instrumentos. En dicha conferencia aclararon que a partir de 2008 tienen previsto retornar a sus respectivas actividades individuales. A la pregunta de una periodista sobre cual sería el equivalente en 2007 del «gracias totales» con que cerraron el recital de 1997, Cerati contestó:

Logo de la Gira Me Verás Volver (2007)

No tengo idea de qué voy a decir ahora: por ahí sea un “Olas totales”, tsunami de por medio.[63]

En octubre de 2007 Sony- BMG lanzó Confort y música para volar en su versión de DVD. La diferencia que tiene dicho DVD con respecto al CD editado en 1996 es que se incluye el unplugged completo.

Frente a la conmoción continental (nombrado como «el temblor») que produjo la vuelta de Soda Stereo, productores de todos los orígenes, incluidos los responsables del Festival de Viña del Mar, comenzaron los contactos para contratar nuevos conciertos del grupo. En todos los casos se encontraron con una frase terminante de Gustavo Cerati:

La unión es una burbuja en el tiempo.[65]

27 de octubre de 2007. Estadio Modelo Alberto Spencer en Guayaquil (Ecuador). El público espera el regreso de Soda Stereo.

Finalmente el 19 de octubre se produjo el esperado retorno de Soda Stereo en el Estadio de River Plate. En la oportunidad un enorme cartel contenía una frase compuesta con títulos de sus canciones:

Cuando pase el temblor en la ciudad de la furia sonará de música ligera y estaremos prófugos detrás de la persiana americana.[66]

La banda se presentó acompañada de uno de los principales «cuartos soda» de su historia, Tweety González (teclados), así como con Leandro Fresco (teclados, percusión y coros) y Leo García (guitarra y voz). El recital duró más de tres horas y tocaron 28 temas, abriendo con la reproducción de un extracto de « Algún Día» (la canción que grabaran 10 años antes para el disco Tributo a Queen) mientras se mostraban imágenes de la historia musical de Soda Stereo, hasta la aparición de Gustavo, Zeta y Charly sobre el escenario para comenzar a tocar «Juego de seducción» y cerrando con « Nada Personal» y « Te hacen falta vitaminas», tres de sus temas más antiguos, un set-list que mantuvieron en todos los recitales de la gira.

Luego de tres recitales en Buenos Aires (19, 20 y 21 de octubre) Soda se presentó en Santiago de Chile (24 y 31 de octubre), con una presentación intermedia en Guayaquil (27 de octubre) junto con Daniel Sais en el tema «Prófugos», volviendo a realizar dos conciertos más en Buenos Aires (2 y 3 de noviembre) y luego viajar a México donde actuaron en Monterrey (9 de noviembre), Zapopan (12 de noviembre), el D.F. (15 y 16 de noviembre), Los Ángeles (21 de noviembre), Bogotá (24 de noviembre), Panamá (27 de noviembre), Caracas (29 de noviembre), Miami (4 y 5 de diciembre), Lima (8 y 9 de diciembre) y Córdoba, Argentina (15 de diciembre); en todos los casos con entradas agotadas salvo en Los Ángeles.[16]

Entre los diálogos que Gustavo Cerati mantuvo en nombre de la banda con los seguidores durante los recitales se destacaron los momentos en que aquel agradeció los aplausos con un «gracias» y la gente respondió «totales!»,[68] así como cuando cantaba «Un millón de años luz» («no vuelvas sin razón») y dijo:

Nosotros tenemos una gran razón para volver: ¡ustedes![69]

El 21 de diciembre de 2007 se realizó el último recital en el Estadio de River en la ciudad de Buenos Aires, incluyendo tres temas que no estuvieron en el resto de la gira: «Si no fuera por...», «Terapia de amor intensiva» y «Lo que sangra (La cúpula)». A la banda y los tres músicos invitados que realizaron la gira se agregaron Andrea Álvarez («Pic-nic en el 4to B»), Richard Coleman («No existes»), Fabián «Zorrito Vön» Quintiero («Danza rota» y «Prófugos»), Carlos Alomar («Lo que sangra (La cúpula)» y «Terapia de amor intensiva») y Gillespi («Signos» y «Fue»). Cerati volvió a pronunciar su famosa expresión, «gracias totales», luego de tocar el tema «De música ligera» y rompió la guitarra al terminar el solo final en «Sueles dejarme solo».[70]

Los críticos han sido coincidentes en destacar el alto nivel de ensayos y el buen ensamble de la banda, así como un ambiente de entendimiento entre los músicos, algo que también destacó Gustavo Cerati desde el escenario, a la vez que se ha despedido con un «hasta dentro de diez años».[71]

En agosto de 2008 el sello Sony BMG lanzó a la venta el DVD de la gira «Me Verás Volver», que contiene los temas interpretados por la banda en los conciertos además de los testimonios de Gustavo Cerati, Charly Alberti y Zeta Bosio y de los invitados especiales.[72] Además, el 18 de julio de 2008 se lanzó un CD doble con las mismas canciones, y se comercializó por separado. En marzo de 2010, Zeta Bosio dijo en una entrevista que Soda Stereo tenía planeado regresar a los escenarios con un nuevo disco de estudio. Sin embargo, Gustavo Cerati sufrió un ACV del que lamentablemente no logró recuperarse. Luego de cuatro años de permanecer en coma, falleció finalmente el 4 de septiembre de 2014, truncando para siempre la idea de volver a reunir al grupo.

Other Languages
Deutsch: Soda Stereo
English: Soda Stereo
français: Soda Stereo
galego: Soda Stereo
Nederlands: Soda Stereo
occitan: Soda Stereo
português: Soda Stereo
română: Soda Stereo
русский: Soda Stereo
українська: Soda Stereo