Sociedad de María (Marianistas)

La cruz marianista.

La Compañía de María (Societas Mariae, S.M.) es una orden religiosa de la Iglesia Católica, fundada por el beato Guillermo José Chaminade en 1817, y forma parte de la Familia Marianista. En español no suele traducirse "Societas Mariae" por "Sociedad de María", así como en el caso de la "Societas Iesu" no se traduce por "Sociedad de Jesús" (Compañía de Jesús. Jesuitas). Por tanto, el nombre oficial en español de los marianistas es "Compañía de María". Sin embargo, en inglés se traduce "Society of Mary" y en francés "Société de Marie".

Historia

G.-J. Chaminade (Joseph Vabre, 1954)
Adorno floral Marianista para el Corpus Christi

Guillermo José Chaminade nace en Périgueux ( Francia) el 8 de abril de 1761, en el seno de una modesta familia de artesanos y comerciantes. Es el decimocuarto y último hijo de Blas y Catalina. Su hermano mayor, Juan Bautista, ingresó en la Compañía de Jesús, y él mismo siente la vocación sacerdotal, fundando en 1800 la Congregación seglar de la Inmaculada. Poco después conoce a Adela de Batz de Trenquelléon, con quien fundaría las Hijas de María Inmaculada (F.M.I.) el 25 de mayo de 1816. Un año después, es un joven congregante seglar, Juan Bautista Lalanne, el que se pone a disposición de Chaminade para la misma aventura. El 2 de octubre de 1817, los siete primeros marianistas deciden en Burdeos fundar una comunidad. Naciendo así la "Compañía de María" (S.M.).

Desde el principio, su objetivo es la educación en la fe por la universalización de medios, el impulso a las comunidades seglares de fe y la formación de agentes educativos y misioneros. Pronto se implican en el mundo de la educación primaria y secundaria. Primeramente en el suroeste francés (zona de Burdeos) y luego en Alsacia. Comienza pronto un triple trabajo relacionado con la educación: la publicación de obras pedagógicas y de metodología educativa, la edición de libros de texto y la formación de maestros de las zonas rurales. Este último proyecto se convierte en el precedente de las Escuelas de magisterio en Francia. La dedicación a la educación y a la pedagogía convierte pronto a la Compañía de María en una de las instituciones religiosas católicas más prestigiosas en el mundo del diálogo fe-cultura. Cuando muere el fundador en 1850, la SM había empezado a extenderse fuera de Francia (Estados Unidos, Suiza), llegando a España en 1887[1]

Other Languages