Socialismo

Henri de Saint-Simon, considerado padre de la idea de socialismo como proyecto social y fundador del llamado « socialismo utópico»
Ferdinand Lassalle, fundador de la centroizquierda política y de la corriente socialista denominada Socialdemocracia.
Karl Marx, fundador del llamado « socialismo científico».

El socialismo es un sistema social y económico caracterizado por el control por parte de la sociedad, organizada con todos sus integrantes, tanto de los medios de producción como de las diferentes fuerzas de trabajo aplicadas en los mismos.[10]

Las formas históricas de organización social de tipo socialista pueden dividirse entre determinadas evoluciones espontáneas de ciertas civilizaciones de carácter religioso y las construcciones políticas establecidas por proyectos ideológicos deliberados. De éstas se destacan, respectivamente, el Imperio inca[11] y la Unión Soviética.

Concepto

Origen de la palabra socialismo

Al parecer la palabra socialismo fue empleada por primera vez por el monje Ferdinando Facchinei en 1766 para referirse a la doctrina de los que defendían el contrato social como el fundamento de la organización de las sociedades humanas. Veinte años más tarde, otro autor italiano, Appiano Buonafede, volvió a utilizarla. Sin embargo, la palabra socialismo, en el sentido moderno del término, no aparece hasta 1830 en Gran Bretaña y en Francia, casi simultáneamente, para designar las ideas de los seguidores de Robert Owen y de Henri de Saint-Simon. El primer uso preciso del neologismo se suele atribuir al sansimoniano francés Pierre Leroux quien en el número de octubre-diciembre de 1833 de la Revue encyclopédique publicó un artículo titulado Del individualismo y del socialismo, aunque en él criticaba ambas doctrinas por considerarlas el resultado de la exageración de la idea de libertad, la primera, y de la idea de asociación, la segunda. Sin embargo, en una nota añadida a la reimpresión del artículo años más tarde escribió:[12]

Desde hace algunos años, nos hemos acostumbrado a llamar socialistas a todos los pensadores que se ocupan de reformas sociales, a todos los que critican y reprueban el individualismo… y en este aspecto yo mismo, que siempre he combatido el socialismo absoluto, soy designado hoy como socialista. […] Soy socialista sin duda, si se quiere entender por socialista la doctrina que no sacrifica ninguno de los términos de la fórmula Libertad, Fraternidad, Igualdad, Unidad, sino que todos los aúna.

Entre agosto de 1836 y abril 1838 Louis Reybaud publicaba en la Revue des deux mondes tres estudios bajo el título de Socialistas modernos dedicados a Saint-Simon, a Charles Fourier y a Robert Owen, y en los que confirmaba que el término socialismo, en su sentido moderno, había surgido hacia 1830.[12]

Como ha destacado Jean-Paul Thomas, toda «palabra nueva, responde a realidades nuevas. Las doctrinas sociales no surgen casualmente a principios del siglo XIX. Tienen como origen inmediato la revolución industrial y la miseria que le acompaña… Contraponen a la búsqueda egoísta del provecho la visión de una comunidad de productores ligados unos a otros por una solidaridad fraternal». Según este autor las raíces del socialismo hay que buscarlas en las propuestas igualitarias de los grupos «radicales» de la Revolución Francesa, como la del enragé Jacques Roux que escribió en 1793, denunciando los acaparamientos de los bienes de subsistencia: «los productos de la tierra, como los elementos, pertenecen a todos los hombres. El comercio y el derecho de propiedad no pueden consistir en hacer morir de miseria y de inacción a nuestros semejantes».[12]

Socialismo y comunismo

Unos diez años después de la aparición de los términos «socialismo» y «socialista» surgieron en Francia las palabras «comunismo» y «comunista» y su uso se difundió rápidamente. Étienne Cabet y el neobabuvista Jean-Jacques Pillot las emplearon de inmediato y el adjetivo «comunista» fue usado para referirse a un banquete organizado por Pillot celebrado el 1 de julio de 1840 en las afueras de París en el que participaron más de mil comensales, en su mayoría obreros, y en el que se defendió la necesidad de aplicar reformas que no fueran meramente políticas para alcanzar la «igualdad real».[14]

Desde Francia los términos «comunismo» y «comunista» se difundieron por los Estados alemanes y por Suiza, gracias al libro de Lorenz von Stein publicado en 1842 en Leipzig con el título El socialismo y el comunismo en la Francia de hoy (Der Sozialismus und Communismus des heutigen Frankreichs) — Wilhelm Weitling, August Becker y otros los utilizaron enseguida—, y también por Gran Bretaña a través de otros canales. Así el término «comunismo» fue sustituyendo progresivamente al originario de «socialismo» o al menos se confundió con él.[15]

Según Jean Bruhat, en la década de 1840 «comunista» y «socialista» no eran términos completamente equivalentes ya que los comunistas se distinguían por unas ideas que en ellos estaban más claramente afirmadas que en los socialistas, como la realidad de la lucha de clases de la que se derivaba la necesidad de la revolución —la conquista del Estado— para alcanzar la nueva sociedad, pues para cambiar al hombre había que cambiar el régimen económico y social en el que vivía, como lo advirtió el neobabuvista Théodore Dézamy cuando criticaba a los que creían «que para modelar al hombre a su gusto bastaría proponérselo de un modo testarudo y enérgico».[17]

Después de 1848, los términos «socialismo» y «comunismo» se afirmaron y se superpusieron, identificándose en unos períodos y diferenciándose en otros, y también se utilizaron para caracterizar etapas de desarrollo histórico distintas.[20]

Según el marxismo, en un sistema socialista, al establecerse la propiedad social (colectiva) de los medios de producción, desaparece cualquier forma de propiedad privada de los bienes de capital y con esta el capitalismo como forma de apropiación del trabajo asalariado, una forma de explotación por vía económica. Por lo tanto el socialismo constituye el primer paso para la extinción de las clases sociales (o comunismo) dando así por superada la lucha de clases como motor del progreso histórico.[21]

Socialismo como movimiento político

Por extensión se define como socialista a toda doctrina o movimiento que aboga por su implantación. Frecuentemente existen diferentes movimientos políticos que adoptan el título de Socialismo: desde aquella fecha existen ideas de búsqueda del bien común e igualdad social, hasta los proyectos reformistas de construcción progresiva de un Estado socialista en términos marxistas, o las variantes pre y post-marxistas de socialismo (sean obreristas o nacionalistas), o al intervencionismo, definiciones de socialismo o de sus métodos que pueden variar drásticamente según varíen los interlocutores políticos y que algunas veces se distancian en mayor o menor medida de su etimología: estatistas, nacionalistas, marxistas, cooperativistas, corporativistas gremiales clásicos, corporativistas de Estado o fascistas, socialistas de renta, socialistas de mercado, mutualistas, socialdemócratas modernos, etc.

El socialismo continúa siendo un término de fuerte impacto político, que permanece vinculado con el establecimiento de un orden socioeconómico construido por, para, o en función de, una clase trabajadora organizada originariamente sin un orden económico propio, y para el cual debe crearse uno público (por vía del Estado o no), ya sea mediante revolución o evolución social o mediante reformas institucionales, con el propósito de construir una sociedad sin clases estratificadas o subordinadas unas a otras; idea esta última que no era originaria del ideario socialista sino del comunista y cuya asociación es deudora del marxismo-leninismo. La radicalidad del pensamiento socialista no se refiere tanto a los métodos para lograrlo sino más bien a los principios que se persiguen.

Existen diferencias entre los grupos socialistas, aunque casi todos están de acuerdo en que están unidos por una historia en común que tiene sus raíces en el siglo XIX, en las luchas de los trabajadores siguiendo los principios de solidaridad y vocación a una sociedad igualitaria, con una economía que pueda, desde su punto de vista, servir a la totalidad de la población en vez de a unos pocos.

Por otro lado el significado de facto del socialismo ha ido cambiando con el transcurso del tiempo. Así en el marxismo-leninismo el socialismo es considerado como la fase previa al comunismo, mientras que en la socialdemocracia con el término de socialismo se alude a la redistribución de la riqueza mediante la aplicación de un sistema fiscal progresivo.

Other Languages
Afrikaans: Sosialisme
Alemannisch: Sozialismus
aragonés: Socialismo
العربية: اشتراكية
অসমীয়া: সমাজবাদ
asturianu: Socialismu
azərbaycanca: Sosializm
башҡортса: Социализм
žemaitėška: Socēlėzmos
беларуская: Сацыялізм
беларуская (тарашкевіца)‎: Сацыялізм
български: Социализъм
বিষ্ণুপ্রিয়া মণিপুরী: সমাজতন্ত্র
brezhoneg: Sokialouriezh
bosanski: Socijalizam
буряад: Социализм
català: Socialisme
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Siâ-huôi-ciō-ngiê
کوردیی ناوەندی: سۆسیالیزم
čeština: Socialismus
Чӑвашла: Социализм
Cymraeg: Sosialaeth
dansk: Socialisme
Deutsch: Sozialismus
Zazaki: Sosyalizm
Ελληνικά: Σοσιαλισμός
emiliàn e rumagnòl: Sozialîsum
English: Socialism
Esperanto: Socialismo
eesti: Sotsialism
euskara: Sozialismo
فارسی: سوسیالیسم
suomi: Sosialismi
Võro: Sotsialism
føroyskt: Sosialisma
français: Socialisme
Frysk: Sosjalisme
Gàidhlig: Sòisealachd
galego: Socialismo
עברית: סוציאליזם
हिन्दी: समाजवाद
Fiji Hindi: Samajwaad
hrvatski: Socijalizam
magyar: Szocializmus
Հայերեն: Սոցիալիզմ
interlingua: Socialismo
Bahasa Indonesia: Sosialisme
Ilokano: Sosialismo
íslenska: Jafnaðarstefna
italiano: Socialismo
日本語: 社会主義
Patois: Suoshalizim
la .lojban.: cemtrusi'o
Basa Jawa: Sosialisme
ქართული: სოციალიზმი
қазақша: Социализм
ಕನ್ನಡ: ಸಮಾಜವಾದ
한국어: 사회주의
къарачай-малкъар: Социализм
Kurdî: Sosyalîzm
Кыргызча: Социализм
Latina: Socialismus
Lëtzebuergesch: Sozialismus
Limburgs: Socialisme
lingála: Sosialisimɛ
lietuvių: Socializmas
latviešu: Sociālisms
Malagasy: Sôsialisma
македонски: Социјализам
മലയാളം: സോഷ്യലിസം
монгол: Социализм
मराठी: समाजवाद
Bahasa Melayu: Sosialisme
Mirandés: Socialismo
မြန်မာဘာသာ: ဆိုရှယ်လစ်ဝါဒ
مازِرونی: سوسیالیسم
Plattdüütsch: Sozialismus
नेपाली: समाजवाद
नेपाल भाषा: समाजवाद
Nederlands: Socialisme
norsk nynorsk: Sosialisme
norsk bokmål: Sosialisme
occitan: Socialisme
ਪੰਜਾਬੀ: ਸਮਾਜਵਾਦ
polski: Socjalizm
Piemontèis: Socialism
پنجابی: سوشلزم
português: Socialismo
Runa Simi: Susyalismu
rumantsch: Socialissem
română: Socialism
русский: Социализм
русиньскый: Соціалізм
саха тыла: Социализм
sicilianu: Sucialìsimu
Scots: Socialism
sámegiella: Sosialisma
srpskohrvatski / српскохрватски: Socijalizam
Simple English: Socialism
slovenčina: Socializmus
slovenščina: Socializem
Soomaaliga: Hantiwadaag
shqip: Socializmi
српски / srpski: Социјализам
svenska: Socialism
Kiswahili: Usoshalisti
Türkçe: Sosyalizm
татарча/tatarça: Социализм
українська: Соціалізм
oʻzbekcha/ўзбекча: Sotsializm
vèneto: Sociałismo
Tiếng Việt: Chủ nghĩa xã hội
Winaray: Sosyalismo
吴语: 社會主義
ייִדיש: סאציאליזם
中文: 社会主义
文言: 社會主義
Bân-lâm-gú: Siā-hōe-chú-gī
粵語: 社會主義