Sobrino de Botín

Fachada de Sobrino de Botín, en la calle de Cuchilleros (Madrid).

Sobrino de Botín es un restaurante de Madrid situado en la planta baja del número 17 de la calle de Cuchilleros, junto a la Plaza Mayor de Madrid).[8]

El edificio que ocupa el restaurante Sobrino de Botín presenta una fachada de ladrillos con vista clásica del siglo XVI y ocupa cuatro plantas del mismo. La cocina es tradicional castellana. Está catalogado como el local número tres en la “lista de los imprescindibles de Forbes”.[9]

Historia

Según figura grabado en piedra en la fachada del edificio, la primitiva Fonda Española fue abierta en el año 1725, fundada por el francés Jean Botin y su esposa como fonda,[a]

En 1868, el local incluyó en su reforma un horno de leña. Tras la muerte de los Botín, el negocio pasó a un sobrino, Cándido Remis (parentesco que se refleja en el nombre actual del local). Una cédula mostrada en sus paredes da noticia de la solicitud en 1590 del privilegio de exención de huéspedes de aposento. Se anota también que en 1860 desaparecen los alojamientos, es decir la función como fonda.[b]

Una de las placas de la fachada, colocada por la Cámara de comercio e Industria el 25 de mayo de 1971, recuerda la mención de este lugar por Benito Pérez Galdós en su obra Fortunata y Jacinta.[15]

Ya a partir de 1920, "Sobrino de Botín" abrió sucursales en forma de merenderos en la Dehesa de la Villa.[16]​ Ya en el siglo XX, Botín sería regentada por la familia González, formada por Amparo Martín y Emilio González. En enero de 2004, la familia González abrió una sucursal de Botín en México (con una réplica exacta del horno original que se encuentra en España).