Sobrino de Botín

Fachada de Casa Botín, en la madrileña calle de Cuchilleros.

Casa Botín es un restaurante de Madrid que figura en el Libro Guinness de los Records como el más antiguo del mundo.[4]​ El edificio en el que se conserva, presenta una fachada de ladrillos con vista clásica del siglo XVI y ocupa cuatro plantas del mismo. La cocina es tradicional castellana.

Historia

La Fonda Española fue abierta en el año 1725 (fecha grabada en piedra a la entrada) en la planta baja del número 17 de la calle de Cuchilleros, junto a la Plaza Mayor de Madrid).[a]

Una de las placas de la fachada, colocada por la Cámara de comercio e Industria el 25 de mayo de 1971, recuerda la mención de este lugar por Benito Pérez Galdós en su obra Fortunata y Jacinta.[12]

A partir de 1920, "Sobrino de Botín" abrió sucursales en forma de merenderos en la Dehesa de la Villa.[14]​ Más tarde, escritores como Ernest Hemingway le darían parte de su fama y prestigio internacional. Ya en el siglo XX, Botín sería regentada por la familia González, formada por Amparo Martín y Emilio González. En enero de 2004, la familia González abrió una sucursal de Botín en México (con una réplica exacta del horno original que se encuentra en España).