Sobre los cuentos de hadas

Sobre los cuentos de hadas es un ensayo del escritor británico J. R. R. Tolkien que trata sobre los cuentos de hadas como género literario. Fue escrito en un principio para su presentación por Tolkien como la «lección Andrew Lang» de 1939 en la Universidad de St. Andrews, en Escocia.

Apareció impreso por primera vez, con algunas mejoras, en 1947, en un Festschrift titulado Ensayos presentados a Charles Williams, recopilados por C. S. Lewis. Charles Williams, un amigo de Lewis, había sido trasladado con el resto del personal de Oxford University Press desde Londres a Oxford durante los bombardeos sobre Londres de la Segunda Guerra Mundial. Esto le permitió participar en las reuniones de los Inklings con Lewis y Tolkien. Se pretendía presentar a Wiliams el volumen de ensayos al regreso del personal de Oxford University Press a Londres al final de la Guerra. Sin embargo, Williams murió de manera repentina el 15 de mayo de 1945, y el libro fue publicado como memorial.[1]Sobre los cuentos de hadas fue publicado posteriormente junto con el relato Hoja, de Niggle en el volumen titulado Árbol y Hoja, así como en la recopilación publicada en 1966 con el título The Tolkien Reader.

El ensayo, tal y como aparece en Árbol y Hoja, tiene una longitud de 60 páginas, incluyendo unas diez de notas. Sobre los cuentos de hadas es relevante porque contiene la explicación de Tolkien de su filosofía sobre el género fantástico y sus pensamientos sobre la creación de los mitosmitopoiesis»). Lo que es más, el ensayo es un análisis temprano de la ficción especulativa de mano de uno de los autores más importantes del género.

Contexto literario

Tolkien estuvo entre los pioneros del género que hoy llamaríamos «género fantástico». En particular, sus historias, junto con las de C. S. Lewis, fueron de las primeras en establecer la convención de un mundo o universo alternativo como recurso fundamental de la ficción especulativa. La primera literatura moderna en compartir elementos con el estilo de Tolkien, como la ciencia ficción de H. G. Wells o la novela gótica de Mary Shelley, se desarrolla en un mundo plenamente reconocible, en el que el autor introduce un único elemento fantástico. Tolkien derivó desde ese estilo hasta regresar al mito y al reino folclórico de las hadas para crear mundos caracterizados por su consistente integridad de diseño y elaborado detalle. Señaló en varias ocasiones en sus escritos privados que consideraba sus historias sobre la Tierra Media una parte de la antigua historia de nuestro planeta.[2]

Other Languages
čeština: O pohádkách
suomi: Saduista