Smilodon

Symbol question.svg
 
Smilodon
Rango temporal: 2,5 Ma-0,01 Ma
O
S
D
C
P
T
J
K
N
Smilodon californicus - Slice and stab.jpg
Fósil de Smilodon fatalis californicus en el
Page Museum ( Los Ángeles, EE. UU.)
Smilodon fatalis Sergiodlarosa.jpg
Reconstrucción del Smilodon fatalis
Estado de conservación
Status none EX.svg
Extinto
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Infraclase: Placentalia
Orden: Carnivora
Familia: Felidae
Subfamilia: Machairodontinae
Tribu: Smilodontini
Género: Smilodon
Lund, 1842
Especies
[ editar datos en Wikidata]

Smilodon (del griego antiguo σμίλη o smilē, « escalpelo» o cuchillo de doble hoja; y ὀδoύς u odoús, « diente») es un género extinto de félido dientes de sable de la subfamilia de los macairodontinos. El macho más grande de la especie Smilodon populator pudo pesar hasta 300 kg, rivalizando con el tigre moderno por el título de félido más grande de todos los tiempos.[4]

Morfología

Esqueleto de Smilodon fatalis (clasificado como S. californicus).

El cerebro de Smilodon tenía en proporción a su peso un tamaño menor comparado con los grandes felinos actuales; pero a diferencia de estos, tenía un bulbo olfatorio más desarrollado. Esto permite intuir que este macairodóntido tenía un buen sentido del olfato. Un ejemplar adulto pesaba entre 55 y 300 kilogramos, según la especie a la que perteneciera. Tenía un cuello muscular y largos colmillos. Su metatarso y cola relativamente corto, indican que era menos rápido que los grandes felinos actuales. En cambio, sus extremidades eran muy potentes; las anteriores estaban dotadas de potentes músculos flexores y extensores y las posteriores estaban dotadas de poderosos músculos aductores que podrían haber contribuido a mantener la estabilidad mientras luchaba con las grandes presas que cazaba. La gran fuerza de las extremidades anteriores le resultaba especialmente útil si se tiene en cuenta la dificultad que le representaría sostener a sus grandes presas a ras de suelo mientras las sometía.[3]

La presencia de dientes de sable en la totalidad de los ejemplares de Smilodon descubiertos indica que los colmillos no formaban parte de ningún tipo de dimorfismo sexual, sino que ambos sexos los poseían. Del mismo modo, las dimensiones corporales entre ambos sexos no variaban mucho,[5] por lo que si en verdad este felino vivió en grupos, su manada bien pudo tener comportamientos similares a la de los actuales cánidos o hienas.

Dientes de sable

Dos S. fatalis en posición de ataque frente a varios Paramylodon por Charles R. Knight, (1921).

Los dientes de sable representan una versión más grande de los caninos de los felinos. En ocasiones se les denominan «gatos de dientes de sable» o «tigres de dientes de sable», pero ambas son incorrectas.

Los dientes de sable se suelen asociar con los felinos macairodóntinos, pero esta característica ha aparecido en forma independiente ( evolución convergente) como mínimo en cuatro tipos diferentes de mamíferos; los macairodóntinos, los nimrávidos, los creodontos, y los borhiénidos.[6]

Los felinos suelen matar a las presas mordiéndolas en la nuca, fracturándoles la columna cervical. Para hacerlo, los grandes felinos utilizan colmillos especialmente adaptados para romper huesos. En cambio, la finalidad de los dientes de sable no era esta, ya que por su longitud eran relativamente frágiles y susceptibles de romperse si el animal los utilizaba para partir huesos. Es mucho más probable que tuviesen una utilidad letal doble; Smilodon los utilizaría para morder el cuello de las presas, bloqueándoles el flujo respiratorio por la tráquea y cortándoles las principales arterias que irrigan el cerebro. Para que esta operación no supusiera un riesgo para los dientes de sable, el animal debía mantener inmovilizada a la presa.[2]

A pesar que tenía una constitución más fuerte comparado con los otros grandes felinos, la mordedura de Smilodon era más débil. Los grandes felinos actuales tienen agujeros cigomáticos más pronunciados, mientras que en Smilodon eran más pequeños; en tal grado, que limitaban la potencia del músculo temporal, reduciendo la potencia de su mordedura. El análisis de su estrecha mandíbula indica que solamente podía morder con el tercio de la potencia de un león.[8]

Los dientes de sable con los colmillos más largos tenían una mordedura proporcionalmente más débil. Del mismo modo, los análisis de la fuerza de torsión de los caninos (la capacidad de los dientes caninos de resistir fuerzas de torsión sin partirse) indican que los dientes eran más fuertes en relación con la potencia de mordedura que los grandes felinos actuales.[9] Además, Smilodon podía abrir la boca hasta un ángulo de 120º, mientras que el león solamente posee una apertura de 65º.

Other Languages
Afrikaans: Smilodon
العربية: سميلودون
български: Саблезъби тигри
català: Smilodon
čeština: Smilodon
dansk: Smilodon
Deutsch: Smilodon
English: Smilodon
Esperanto: Smilodonto
eesti: Smilodon
euskara: Smilodon
فارسی: چاقودندان
suomi: Smilodon
føroyskt: Smilodon
français: Smilodon
galego: Smilodon
hrvatski: Smilodon
magyar: Smilodon
interlingua: Smilodon
Bahasa Indonesia: Smilodon
italiano: Smilodon
日本語: スミロドン
Basa Jawa: Smilodon
қазақша: Смилодондар
한국어: 스밀로돈
lietuvių: Smilodonai
македонски: Смилодон
മലയാളം: സ്മൈലോഡോൺ
Bahasa Melayu: Smilodon
Nederlands: Smilodon
norsk bokmål: Smilodon
occitan: Smilodon
polski: Smilodon
português: Smilodon
română: Smilodon
русский: Смилодоны
srpskohrvatski / српскохрватски: Smilodon
Simple English: Smilodon
slovenčina: Smilodon
svenska: Smilodon
Tagalog: Smilodon
українська: Смілодон
Tiếng Việt: Hổ răng kiếm
中文: 斯劍虎