Sitio de Osaka

Sitio de Osaka
大坂の陣
Período Edo
Caron1663.jpg
Ilustración del libro de François Caron «El incendio del castillo Osaka».
Fecha Diciembre de 1614-junio de 1615
Lugar Castillo Osaka ( provincia de Settsu, hoy Osaka, Japón) y áreas circundantes.
Coordenadas 34°38′N 135°31′E / 34°38′N 135°31′E / 135.52
Resultado Victoria decisiva del shogunato Tokugawa; la última resistencia al dominio del clan es eliminada. Caída del clan Toyotomi.
Beligerantes
Mon-Tokugawa.png Shogunato Tokugawa Go-shichi no kiri crest.svg Clan Toyotomi
Comandantes
Tokugawa Ieyasu
Tokugawa Hidetada
Toyotomi Hideyori (nominal)†
Sanada Yukimura
Gotō Mototsugu
Kimura Shigenari †
Fuerzas en combate
Sitio de invierno:
194 400[1]
Sitio de verano:
Entre 150 000 y 160 000[2]
Sitio de invierno:
90 080[1]
Sitio de verano:
Entre 60 000 y 120 000[3]
Bajas
Desconocidas. Desconocidas.
[ editar datos en Wikidata]

El sitio de Osaka (大坂の陣 Ōsaka no Jin ?), también conocido en japonés como Ōsaka no Eki (大坂の役 ? campaña de Osaka), fue un conflicto bélico que tuvo lugar en el castillo de Osaka y sus alrededores entre diciembre de 1614 y junio de 1615, a comienzos del período Edo de la historia de Japón. Durante dicho conflicto se enfrentaron las tropas de Tokugawa Ieyasu, fundador del shogunato Tokugawa, y los partidarios de Toyotomi Hideyori, hijo y heredero de Toyotomi Hideyoshi (fallecido en 1598) y de su clan.

La campaña se dividió en dos fases, conocidas como «campaña de invierno» y «campaña de verano», después de las cuales el clan Tokugawa resultó vencedor, lo que permitió al clan hacerse con el poder del país durante más de 250 años. El conflicto fue el primer acontecimiento importante ocurrido en Japón en ser descrito en idioma inglés, así como la última ocasión en que dos ejércitos samuráis se enfrentaron en un campo de batalla.

El final del conflicto también es llamado en ocasiones Genna Enbu (元和偃武 ? « armisticio Genna») debido a que el nombre de la era fue cambiado de Keichō a Genna inmediatamente después de que concluyeran las hostilidades.

Historia

Contexto

Tokugawa Ieyasu se convirtió en la principal figura política y militar tras la muerte de Toyotomi Hideyoshi, fundando posteriormente el shogunato Tokugawa.

Durante el shogunato Ashikaga se desencadenó una lucha por la sucesión, que derivó en una guerra civil conocida como guerra de Ōnin, que tuvo lugar entre 1467 y 1477. Dicho conflicto trajo como consecuencia una gran inestabilidad en el país, pues los daimyos (terratenientes locales) comenzaron a luchar entre sí con la finalidad de obtener más territorios y riqueza, en un período conocido como período Sengoku (戦国時代 Sengoku jidai ?, lit. «período de los estados en guerra»). El poder nominal del emperador fue ignorado y el poder militar para gobernar del shōgun decayó grandemente, hasta que Oda Nobunaga, conocido como el primero de los «grandes unificadores de Japón», comenzó a pacificar al país sometiendo a otros señores feudales.[6]

Hideyoshi fue el sucesor de Nobunaga y gobernó el país de facto a pesar de que no pudo ser nombrado shōgun a causa de su origen humilde. Para 1591, ya dominado Japón, convocó a los distintos daimyos para conquistar China, llevando a cabo con ese objetivo final dos invasiones de Corea.[9]

Ieyasu comenzó a establecer una serie de alianzas con figuras poderosas del país por medio de matrimonios convenidos,[12]

Ieyasu llegó a ser entonces en la máxima figura política y militar del país, y en 1603 fue nombrado oficialmente por el emperador Go-Yōzei shōgun,[14]​ aunque mantuvo el control del gobierno.

Antecedentes

Representación de Toyotomi Hideyori.

Durante el gobierno de Ieyasu, la ciudad de Edo se convirtió en la sede del gobierno y capital administrativa, por lo que comenzó a reconstruir el castillo Edo, ordenando a los daimyos que ayudaran en la reconstrucción y expansión de la ciudad.[15]

Ieyasu estableció dos tipos de señores feudales: los fudai-daimyō (譜代大名 ?) y los tozama-daimyō (外様大名 ?). Los fudai, 176 en total, eran aquellos que habían sido leales antes o durante la batalla de Sekigahara, mientras que los tozama, 86 en total, eran aquellos cuya lealtad se había asegurado sólo después de la batalla, relegados por tanto del círculo principal de influencia del gobierno.[15]

En 1611 Hideyori finalmente salió de Osaka, reuniéndose con Ieyasu por dos horas en el castillo Nijō. Ieyasu quedó sorprendido del porte y comportamiento de Hideyori, contrarios a la creencia popular de que el chico tan solo era un «inútil afeminado». Dicha creencia había sido difundida por Katagiri Katsumoto, guardián personal de Hideyori desde 1599[18]

La campana del Hōkō-ji

Inscripción sobre la campana del Hōkō-ji, en Kioto.

A pesar de que la actitud de Ieyasu antes de la reunión nunca había sido hostil, presionó a Hideyori y a su madre para que gastaran la fortuna que Hideyoshi había guardado en el castillo Osaka en forma de lingotes de oro.[23]

Ernest Satow describió los acontecimientos de la siguiente manera:

Para la primavera de 1614 tanto la imagen como el templo habían sido terminados exitosamente, y la población de la capital y de las provincias vecinas acudieron en grandes masas para observar la ceremonia inaugural. Pero los sacerdotes quienes, con ayuda de cientos de bonzos de menor grado, iban a realizar la ceremonia de dedicación, difícilmente habían tomado sus lugares y comenzado a repetir sus liturgias cuando dos mensajeros montados arribaron desde la residencia del Shōgun con órdenes de interrumpir el proceso y prohibir la consagración. El desorden que resultó entre los asistentes[...] muchos de los cuales habían venido desde una gran distancia, e ignorantes de la causa de la conclusión inesperada de su celebración, terminó en una revuelta, la cual la policía fue incapaz de reprimir, y se dice que la ciudad fue saqueada por la turba enfurecida[...][23]

Las causas de que no se llevara a cabo la celebración se supieron después: en la campana se escribió kokka anko (国家安康 ? «paz y estabilidad al país»[25]

A pesar de los intentos de Katagiri Katsumoto de mediar la situación, Ieyasu encontró el pretexto ideal para tomar una actitud beligerante contra Hideyori.[26]

Katsumoto propuso a Hideyori que Yodogimi fuera enviada a Edo como rehén con el afán de evitar las hostilidades, a lo que ella se negó rotundamente.[28]

Preparativos

Preparativos del shogunato Tokugawa

Para el día 10 de octubre Ieyasu había recibido el juramento de lealtad de 50 daimyos, y para el 21 de ese mismo mes se entrevistó en Sunpu con Ikeda Toshitaka, señor del castillo Himeji, a quien se le ordenó trasladarse al castillo Amagasaki con sus hombres para reforzar la guarnición. Con esto comenzó una campaña destinada a reforzar las posiciones de los daimyos cercanos a Osaka. El día 12 de noviembre Ieyasu dejó Sunpu para dirigirse a su cuartel general.[29]

El día 14, Sakai fue el escenario de una escaramuza entre ambas facciones. Cuando Katagiri Katsumoto quiso reforzar el lugar para el bando del clan Tokugawa, se encontró con rōnin de Osaka.[29]

Prácticamente para el 10 de diciembre todos los samuráis del ejército del shogunato habían arribado a la zona de Kioto, alojándose en la ciudad y sus alrededores. Ieyasu estableció su residencia en el castillo Nijō, mientras que su hijo Hidetada lo hizo en el castillo Fushimi. Entre el 15 y 18 de dicho mes, Ieyasu y Hidetada comenzaron el viaje hacia Osaka, tomando el camino más largo pero menos riesgoso: vía Nara. Sus principales generales aseguraron los alrededores del castillo, e Ieyasu estableció su base de operaciones en Sumiyoshi, mientras que Hidetada lo hizo en Hirano.[30]

Preparativos del Ejército de Osaka

Representación del castillo de Osaka.

Durante el mes de octubre Hideyori decidió definitivamente prepararse para la guerra, por lo que hizo una invitación abierta a todos los rōnin —samuráis sin señor— (la mayoría de los cuales habían perdido sus dominios y propiedades después de haberse alistado en el bando perdedor durante la batalla de Sekigahara) a que se adhirieran a la defensa del castillo en contra del shogunato. En menos de un mes, la cantidad de rōnin dentro de la fortaleza era de más de 90 000, entre los que se encontraban Chōsokabe Morichika, Sanada Yukimura, Gotō Mototsugu y Akashi Morishige.[31]

En ese momento el castillo de Osaka era el castillo japonés mejor fortificado del país,[33]

Conforme el ejército del shogunato avanzó hacia ellos, se discutieron las dos opciones posibles para los defensores de Osaka: tomar una actitud ofensiva atacando las posiciones del enemigo para procurar detener su avance, o mantenerse a la defensiva dentro del castillo. Hideyori, a pesar de los consejos de Sanada Yukimura y de Gotō Mototsugu, decidió esperar al ejército enemigo dentro del castillo, permitiéndoles el paso libre prácticamente hasta los linderos de la fortaleza.[34]

La campaña de invierno

Toma de posiciones alrededor de Osaka

Disposición de las tropas durante la batalla de Imafuku.

El 19 de diciembre[36]

Durante los días siguientes los ataques del ejército del shogunato se dirigieron hacia el lado noreste de la fortaleza, y el 26 de diciembre Uesugi Kagekatsu, al mando de 5000 soldados,[35]

Tres días después, el 29 de diciembre, se llevaron a cabo dos últimas operaciones para asegurar el perímetro norte del castillo Osaka. En la primera, conocida como batalla de Bakuroguchi, Ishikawa Tadafusa al frente de 2300 soldados [38]

Sitio del Sanada-maru

Representación de Sanada Yukimura.

Los días 3 y 4 de enero tuvo lugar el mayor enfrentamiento de la campaña de invierno, cuando las tropas del shogunato intentaron tomar el y atacaron a sus defensores. Las tropas de Sanada Yukimura se encontraban en el monte Sasa (Sasayama), pero al enterarse de que el enemigo se acercaba, dejaron sus posiciones y regresaron al Sanada-maru. Maeda Toshitsune y sus hombres llegaron entonces al Sasayama, continuando algunos su avance hasta la barbacana de los defensores, que contaban con 7000 soldados en el lugar. Al intentar subir por los muros, los atacantes fueron repelidos por fuego de arcabuz, por lo que Matsudaira Tadanao e Ii Naotaka se sumaron al ataque del ejército del shogunato.[40]

Bombardeo del castillo de Osaka

Campaña de invierno. Disposición de las tropas para el 8 de enero de 1615.

Ieyasu, al darse cuenta de que el castillo no caería fácilmente y tras consultarlo con sus principales asesores, ordenó que se realizase un bombardeo limitado, el cual comenzó el 8 de enero. Por tres días consecutivos bombardeó la fortaleza a las 10 de la noche y al amanecer, al mismo tiempo que mineros hacían túneles bajo las murallas y se arrojaban flechas hacia el interior con mensajes en los que se solicitaba la rendición de los ocupantes. Para el día 15, al no tener respuesta de los asediados, comenzó un bombardeo incesante que tuvo un efecto principalmente psicológico al mermar la moral de los defensores, pues las bases de piedras de los castillos japoneses de la época eran invulnerables a la artillería de la época y la estructura del castillo permaneció prácticamente sin daños.[41]

Al darse cuenta de que las defensas eran sumamente sólidas, Ieyasu intentó convencer a Sanada Yukimura de que cambiara de bando. Yukimura, quien sentía una fuerte antipatía por el Ōgosho, rechazó el soborno e hizo público el intento. Ieyasu sobornó entonces a otro capitán, un comandante llamado Nanjo Tadashige, pidiéndole que abriera los portones del castillo. El intento de traición fue descubierto y Nanjo decapitado, por lo que Ieyasu cambió su estrategia.[42]

Durante la noche del 16, Ban Naotsugu, encargado de las defensas de una de las puertas del lado de poniente, realizó un ataque nocturno atacando a las tropas de Hachisuka Yoshishige y matando a varios enemigos antes de retirarse.[44]

Negociaciones de paz

Yodogimi (淀君 ?), también conocida como Cha-cha (茶々 ?), jugó un papel importante durante las negociaciones de paz.

El 17 de enero Ieyasu envió a Honda Masazumi, acompañado por Ocha no tsubone, dama de compañía principal de Ieyasu, para que se entrevistara con Kyōgoku Tadataka, hijo de Jōkōin, hermana menor de Yodogimi. Durante la reunión Ocha no tsubone aseguró a Jōkōin que Ieyasu no tenía mala voluntad a Hideyori y que deseaba perdonarlo, pero Hidetada estaba obstinado en tomar el castillo, por lo que tenía a miles de mineros trabajando en túneles debajo de los fosos. Por su parte Honda aseguró que Ieyasu permitiría a Hideyori conservar Osaka como su feudo, pero en caso de que quisiera dejarlo le daría otro con mayores ingresos, además de que a todos sus capitanes y soldados se les daría libre tránsito al salir o que podrían quedarse dentro si así lo deseaban, pero que necesitaría algunos rehenes como muestra de buena voluntad.[45]

Jōkōin transmitió los términos a Yodogimi, quien aterrorizada, solicitó a Ōno, Oda y los siete principales asesores de Hideyori que aceptaran las condiciones de la rendición. Ocha no tsubone y Honda se volvieron a entrevistar con Jōkōin, y le plantearon que la fosa exterior debía ser rellenada por los hombres de Ieyasu. Durante el día 21 Ōno y Oda entregaron a sus hijos como rehenes y Hideyori envió a Kimura a Chausayama para cerrar el acuerdo. Ieyasu expidió un documento, sellado con sangre de su dedo y firmado también por Hidetada, que decía:[46]

Que los rōnin en el castillo no sean encontrados culpables; que los ingresos de Hideyori permanezcan igual que antes; que a Yodogimi no se le pida vivir en Edo; que si Hideyori elige dejar Ōsaka podrá escoger cualquier otra provincia como su feudo; que su persona sea inviolable.

El día 22 de enero Ieyasu recibió un solemne juramento de Hideyori y Yodogimi de que Hideyori no se rebelaría contra Ieyasu o Hidetada y que consultaría cualquier asunto directamente con él.[48]

Preparativos para un nuevo enfrentamiento

Preparativos del shogunato

Ieyasu dejó Osaka y partió hacia Kioto el 24 de enero,[49]

Ieyasu salió de Shizuoka el 3 de mayo con rumbo a Nagoya, donde su noveno hijo contrajo nupcias el día 11 del mismo mes[49]

Preparativos del Ejército de Osaka

Furuta Shigenari, también conocido en Japón como Furuta Oribe, fue sentenciado a muerte y obligado a cometer suicidio por traicionar a Tokugawa.

Incluso desde el momento en que se estaba firmando la paz, en Osaka se había propuesto lanzar un ataque nocturno contra el campamento de los Tokugawa, aunque finalmente se decidió no hacerlo.[50]

Hideyori y sus principales generales acordaron que a diferencia de la primera campaña, en esta ocasión convendría tomar la ofensiva. Asimismo, se dispuso asegurar las zonas aledañas a Osaka y tomar Kioto para controlar al emperador,[50]

La campaña de verano

Batalla de Kashii

A finales de mayo de 1615 las tropas del Ejército de Osaka intentaron tomar el castillo Wakayama pero fueron repelidas.

El día 23 de mayo los generales de Osaka salieron del castillo con la idea de llevar a cabo la ofensiva acordada, dando inicio a lo que se conoce como «campaña de verano» (大坂夏の陣 Ōsaka Natsu no Jin ?). El primero en tomar la iniciativa fue Ōno Harufusa quien, acompañado de Gotō Mototsugu y al mando de 2000 soldados,[53]

Al día siguiente Harufusa se dirigió hacia Sakai, donde incendió el poblado[53]

Batalla de Dōmyōji

El 2 de junio Ieyasu y Hidetada salieron de Kioto con rumbo a Osaka, tomando un camino largo por el sur al mando de 121 000 soldados y pasando la noche en Hoshida. Otra parte del ejército, compuesto de 38 000 soldados bajo el mando de Date Masamune, salió al mismo tiempo pero tomaron un camino más corto y sin descansar.[54]

Gotō Mototsugu, al mando de 2800 samuráis y actuando como vanguardia, salió el 3 de junio con el objetivo de asegurar la cima del monte Komatsu (Komatsuyama), lugar hacia donde se dirigían las tropas del shogunato y desde donde podrían atacarlas.[55]

El ejército principal de Osaka, al mando de Sanada Yukimura, se encontraba cerca, pero debido a la niebla no pudo llegar a tiempo para auxiliar a Mototsugu. Cuando la niebla se disipó, el ejército Tokugawa, comandado por Date Masamune, se lanzó contra los hombres de Yukimura, luchando en un lugar conocido como Dōmyōji, famoso por los túmulos funerarios (llamados en japonés kofun) y cerca de la tumba del emperador Ōjin. Durante el combate murió un comandante del Ejército de Osaka, Susukida Kanesuke, por lo que Yukimura ordenó la retirada hacia el castillo.[52]

Batalla de Dōmyōji.
Gotō Mototsugu ataca las tropas que se encuentran en el Komatsuyama.
Tropas del ejército de shogunato atacan a las de Sanada Yukimura.

Batallas de Yao y Wakae

Batalla de Yao y Wakae.

El mismo día, Chōsokabe Morichika, al mando de 5300 hombres, y Tōdō Takatora, al mando de 5000, se enfrentaron cerca del poblado de Yao, a unos 8 kilómetros al norte de Dōmyōji.[58]

Mientras Morichika luchaba en Yao, en un poblado cercano llamado Wakae, Kimura Shigenari, Saitō Sadatori y Yamaguchi Hirosada se enfrentaron a Ii Naotaka y sus «demonios rojos». Los hombres de Kimura Shigenari pronto se vieron superados por las tropas del shogunato y emprendieron la huida. Durante la retirada Shigenari fue muerto y su cabeza cortada, misma que se le presentó a Ieyasu como trofeo de guerra. El hermano de Shigenari, Muneaki, logró escapar con tan solo 300 soldados, pero al norte del poblado de Yoshida se encontró con el ejército principal del shogunato y Niwa Nagashige, al mando de la vanguardia, logró vencerlos fácilmente.[59]

Batalla de Tennōji

Arreglo de las tropas antes de la batalla de Tennōji.

Durante la noche del día 3 en Osaka se llevó a cabo un consejo de guerra que decidió hacer frente a las tropas del shogunato a campo abierto al sur de la fortaleza, entre el río Hirano y el mar, para evitar el sitio del castillo.[59]

Cuando el ejército del shogunato llegó al Chausuyama, las tropas de Sanada Yukimura ya estaban en el lugar, por lo que ambos bandos se dispusieron a formar sus tropas para la batalla. Los rōnin del bando de Osaka, impacientes, abrieron fuego contra las tropas enemigas, dando inicio al combate alrededor del mediodía. A pesar de que tanto Mōri Katsunaga como Yukimura quisieron detener a sus soldados, estos incluso redoblaron esfuerzos, por lo que Katsunaga ordenó que todos los hombres atacaran. La vanguardia del shogunato comenzó a retirarse ante el intempestuoso ataque, al mismo tiempo que Yukimura decidió descender del monte, atacando las tropas de Matsudaira Tadanao. Mientras hacía esto, envió a su hijo Daisuke a pedirle a Hideyori que adelantara su movimiento e hiciera su aparición en el campo de batalla. Asano Nagaakira, esperando sorprender por uno de los flancos a Yukimura, ordenó que sus tropas rodearan el área, y ante esta extraña estrategia las tropas aliadas temieron que se tratara de una traición causando pánico en las tropas de Ieyasu, quien personalmente tuvo que ir hasta el lugar donde se encontraban las tropas de Nagaakira para calmar a sus hombres. Yukimura y Katsunaga lograron llegar hasta el lugar, donde por un instante Ieyasu y Yukimura se enfrentaron personalmente. Pocos minutos después se difundió la noticia de que Yukimura, exhausto por el combate, había sido asesinado, lo que desalentó grandemente a las tropas de Osaka. Ii Naomasa y Tōdō Takatora lograron hacer retroceder a las tropas enemigas, quienes se batieron en retirada ante la entrada al combate de las tropas de Date Masamune.[61]

Mientras esto ocurría, Hidetada, en camino al Okayama, se encontró con las tropas de Ōno Harunaga. Ii Naomasa y Tōdō Takatora llegaron hasta el lugar para auxiliarlo, logrando que las tropas de Osaka se retiraran después de una feroz batalla.[64]

A la mañana siguiente, al no tener noticias favorables, Hideyori cometió seppuku,[n. 5]

Representación de la campaña de verano exhibida en el Museo del Castillo Osaka.[67]

Consecuencias

Cenotafio que marca el lugar donde Hideyori y Yodogimi fallecieron.

Para el final de la batalla la mayoría de los generales de Hideyori habían muerto y los soldados cometido seppuku o huido, a excepción de Chōsokabe Morichika, quien fue capturado y decapitado junto con los samuráis y rōnin del bando de Osaka que fueron encontrados. Ieyasu ordenó que sus cabezas fueran exhibidas en tablones colocados entre Kioto y Fushimi. Otro que fue decapitado fue el hijo de Hideyori, Kunimatsu, de ocho años de edad, con lo que el clan Toyotomi llegó a su fin.[69]

A finales del mes de julio Ieyasu regresó a Suruga, convenciendo al emperador de que la era cambiara de Keichō a Genna; además, ordenó la reconstrucción inmediata de Sakai y Osaka.[74]

Después de terminado el conflicto, el shogunato anunció nuevas leyes, incluidas el ikkoku ichijō (一国一城 ? lit. «una provincia, un castillo»), que establecía que una provincia solo podía alojar un castillo,[77]

Poco menos de un año después de terminar el conflicto, el 1 de junio de 1616, falleció Ieyasu, aunque las bases que sentó hicieron que el shogunato Tokugawa continuara gobernando el país por más de 250 años.[78]

Other Languages
العربية: حصار أوساكا
català: Setge d'Osaka
Esperanto: Sieĝo de Osako
français: Siège d'Osaka
Bahasa Indonesia: Pengepungan Osaka
日本語: 大坂の陣
한국어: 오사카 전투
lietuvių: Osakos apgultis
Nederlands: Beleg van Osaka
português: Cerco de Osaka
slovenčina: Obliehanie Osaky
Türkçe: Osaka Seferi
українська: Осацька кампанія
Tiếng Việt: Cuộc vây hãm Ōsaka
中文: 大坂之役