Sitio de Belgrado

Sitio de Belgrado
Guerras del Imperio otomano
Nándorfehérvári csata vázlata-es.png
Mapa del desarrollo del sitio, en verde los húngaros y serbios y en naranjo las fuerzas otomanas
Fecha 4 de julio al 6 de agosto de 1456
Lugar Belgrado, Serbia
Resultado Victoria húngara decisiva
Beligerantes
Fictitious Ottoman flag 2.svg Imperio otomano Armoiries Hongrie ancien.svg Reino de Hungría
Serbios
Cruzados europeos
Comandantes
Mehmed II Juan Hunyadi
Miguel Szilágyi
Juan Capistrano
Ladislao Kanizsai
Sebastián Rozgonyi
Fuerzas en combate
30.000[3] soldados
200 barcos
4.000 regulares[4]
60.000 irregulares[4]
200 barcos[5]
Bajas
28 cañones capturados, 100 galeras perdidas y 13.000 muertos, heridos y prisioneros[3] Desconocidas
[ editar datos en Wikidata]

El asedio de Belgrado o conocido también como la Victoria de Belgrado (en húngaro: Nándorfehérvári diadal) fue un enfrentamiento de los ejércitos húngaros y serbios contra los turcos otomanos en 1456 que culminó con una victoria para el cristianismo.

Después de la caída de Constantinopla en 1453, el sultán otomano Mehmed II estaba planeando someter el Reino de Hungría. Su objetivo inmediato fue el fuerte ( húngaro végvár) fronterizo de la ciudad de Belgrado (en antiguo húngaro Nándorfehérvár). Juan Hunyadi, un conde húngaro, quien era el regente del reino en nombre del muy joven Ladislao el Póstumo, había enfrentado a los otomanos durante las dos anteriores décadas. De esta manera, el noble húngaro de gran fama acompañado por Miguel Szilágyi y Juan Capistrano planearon la derrota de los turcos.

El asedio finalmente se convirtió en una gran batalla, durante la cual Hunyadi dirigió un repentino contraataque que arrasó el campamento turco, obligando al herido sultán Mehmed II a levantar el asedio y retirarse. El asedio de Belgrado "decidió el destino de la Cristiandad".

El toque de campanas al mediodía ordenado por el Papa Calixto III conmemoran la victoria en el mundo cristiano hasta el día de hoy.

Preparación

Imagen de Hunyadi

A finales de 1455, tras una reconciliación pública con todos sus enemigos, Hunyadi comenzó los preparativos. Utilizando sus propios recursos armó y aprovisionó la fortaleza y, dejando en ella una guarnición fuerte bajo el mando de su cuñado Miguel Szilágyi y de su propio hijo primogénito Ladislao, procedió a formar un ejército de liberación y una flota de doscientas galeras. Dado que no hubo ningún otro barón dispuesto a ayudar (temiendo más al poder cada vez mayor de Hunyadi y no tanto la amenaza otomana), tuvo que depender enteramente de sus propios recursos.

Sus aliados eran el fraile franciscano Giovanni da Capistrano y el legado papal, cardenal Juan Carvajal, que predicaron una cruzada con tanta eficacia que los campesinos y milicianos, mal armados (la mayor parte solamente disponían de hondas o guadañas) pero con una moral muy alta, se reunieron bajo el estandarte de Hunyadi, consistiendo el núcleo de su ejército en un grupo pequeño de mercenarios de temporada y algún grupo de jinetes nobles. En total, Hunyadi pudo reunir unos 25.000-30.000 hombres.

Other Languages