Sistemas de capitalización individual de pensiones en el mundo

El modelo de capitalización individual de pensiones (basado en gran parte en el modelo chileno) se ha implementado en otros países hispanoamericanos y europeos. Estos sistemas de pensiones son según las legislaciones de cada país mixtos o únicos (constituyen el sistema único de pensiones).

En Hispanoamérica

País (Año implementación) Institución de capitalización individual Condición legal del sistema (único o mixto)
Chile (1981) Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) Único (mixto desde 2014)[2]
Perú (1993) Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones (AFP) Mixto
Colombia (1994) Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantía (AFPC o AFP) Mixto
Uruguay (1996) Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional (AFAP)[3] Mixto
México (1997) Administradoras de Fondos para el Retiro (AFORE) Único

Al ser los fondos de pensión un saldo individual, es posible su transferencia. Dentro de un territorio nacional se efectúa según las normas internas y teóricamente también entre países. Por el momento existe un convenio entre Chile y Perú de seguridad social suscrito en agosto del 2002 que permite a los afiliados de ambos países realizar la transferencia de los saldos acumulados de un país a otro a la AFP de su elección.[ cita requerida] En “Las Afores gastan 12 veces más en tratar de atraer trabajadores a través de promoción que mediante la mejora de los rendimientos”, señaló en un estudio la Comisión Federal de Competencia Económica. De lo retenido al trabajador el 35% del cobro lo orientan a gasto operativo -que incluye los salarios y administración- 20% a gasto en promotores y afiliación, y 10% al manejo de la inversión y asesoría y el resto lo depositan en la cuenta de pensión.[4]

Efectos del sistema de capitalización individual en Hispanoamérica

En México, el crecimiento fue de 2,4%, de los cuales, 0,31% son gracias a la reforma que creo el sistema de capitalización, es decir, un aporte al crecimiento de 12,92%. [9]​En el Salvador a 2017 sólo 1 de cada 4 trabajadores ahorra para su pensión, sólo 1 de cada 4 cotizantes alcanzará a pensionarse cuando llegue a la edad legal para hacerlo, del 13% total que se paga a las gestoras privadas, éstas se quedan con un 2,2% de comisiónDe ese 13% total que se paga a las gestoras privadas, éstas se quedan con un 2,2% de comisión por lo que el ahorro final del trabajador termina siendo de 10,8% de su salario mensual.

Aquellos cotizantes cuyos abonos al sistema no logran alcanzar los 25 años de cotización requeridos por la ley, reciben una devolución parcial de sus ahorros, mas no tienen derecho a una pensión. El Salvador tiene el de cobertura más baja. Si para 1999 el 64% de los afiliados al SAP cotizaba, ese porcentaje se redujo en 40 puntos hasta el 24% registrado en 2016.[10]

Other Languages