Sistema educativo de Alemania

El sistema educativo de Alemania es complejo, ya que la educación es competencia de los estados federados ( Land, en plural Länder) y el estado federal (Bund) juega un rol menor.

Descripción

La educación preescolar, de los tres a los seis años, es opcional. A partir de los seis años, es decir, desde el primer grado de primaria, la educación escolar es obligatoria y no se permite educar a los niños en casa, estando incluso penado por la ley. La única excepción que se contempla es en el caso de enfermedad grave del menor que no permita su escolarización.

Los criterios para la selección, los cuales se realizan en el proceso de la escuela, son las calificaciones alcanzadas durante la escuela primaria y la recomendación de su profesor de primaria. Por lo general, los padres no toman parte ni influyen en la decisión. Los niños se distribuyen entonces entre el Gymnasium (instituto que permite asistir a la universidad), la Realschule (escuela media que permite realizar ciertos aprendizajes) y la Hauptschule (escuela media cuya finalización permite realizar aprendizajes artesanales).

En algunos estados existe además una Gesamtschule, la cual, en vez de separar a los menores en tres escuelas diferentes, los mantiene unidos para ciertas asignaturas y para otras ofrece niveles diferentes. Al término de la Realschule, después del 10º grado, y de la Hauptschule, después del 9º grado, los alumnos realizan una formación profesional dual que les permite aprender un oficio alternando la asistencia a la escuela con el trabajo en una empresa.

Existe también la Förderschule para niños con deficiencias mentales y/o físicos.

Alemania cuenta con las así llamadas Auslandsschulen, que son escuelas alemanas en el extranjero, tanto para alemanes como para autóctonos del país de acogida. Las hay de diferentes clases y se caracterizan por recibir ayuda económica y técnica del país.

El sistema educativo alemán ha sido muy elogiado a través de la historia. Sin embargo, los estudios PISA más recientes han demostrado que la separación de los niños a tan temprana edad no es positiva para su desempeño académico. La puntuación alcanzada por Alemania ha dejado mucho que desear y ha sido motivo de grandes discusiones entre políticos, medios y padres de familia.[1]

Other Languages