Sistema de todos contra todos

El sistema de todos contra todos o sistema de liga es un sistema de competición, generalmente deportiva, en que todos los participantes del torneo se enfrentan entre ellos en un número constante de oportunidades (habitualmente una o dos). Este tipo de competición es también llamado liguilla o round-robin. Un torneo de todos contra todos puede adoptar un nombre particular -como triangular, cuadrangular, pentagonal, hexagonal, etc.- según la cantidad de participantes.

Este tipo de torneo se utiliza habitualmente en las ligas nacionales de deportes de pelota como fútbol, baloncesto, rugby y béisbol, donde varios equipos se enfrentan en temporadas de medio año o año completo.

En algunas copas internacionales, entre ellas las más importantes, como la Copa Mundial de Fútbol, la Liga de Campeones de la UEFA y la Copa Libertadores de América, se emplea un sistema de dos fases. En una primera fase, los equipos se dividen en grupos de pocos integrantes -generalmente cuatro-, que se enfrentan en un sistema de todos contra todos. Los mejores equipos de cada grupo pasan a la segunda fase, que suele ser de eliminación directa.

Criterios de clasificación

Los participantes de un torneo de este tipo en general son clasificados en tablas, para poder valorar su actuación. Estas tablas aplican diversos criterios de acuerdo con los resultados, que determinan una puntuación a cada uno de los competidores. En el caso del fútbol, cada victoria entrega 3 puntos, 1 por cada empate y 0 por derrota. Este sistema fue adoptado gradualmente desde los años 1980 y años 1990, reemplazando al antiguo sistema de dos puntos por victoria y uno por empate.

En muchas oportunidades, especialmente en el caso de torneos con pocos participantes, la puntuación no basta para determinar todas las posiciones, por lo que se usan diversos criterios de desempate, que varían en cada torneo. Lo más habitual es considerar los goles anotados y recibidos, en distintas combinaciones.

La Copa Mundial de Fútbol, el principal torneo de selecciones nacionales de fútbol, utiliza los siguientes patrones de desempate en caso de que dos o más equipos terminen con idéntica cantidad de puntos:

  1. Mayor diferencia de goles.
  2. Mayor número de goles anotados.
  3. Mayor número de puntos obtenidos en los partidos disputados entre los equipos empatados.
  4. Mayor diferencia de goles en los partidos disputados entre los equipos empatados.
  5. Mayor número de goles anotados en los partidos disputados entre los equipos empatados.
  6. Sorteo del comité organizador.

Un ejemplo del sistema de clasificación es el siguiente, que corresponde al Grupo B de la Copa Mundial de Fútbol de 1998. Italia clasificó en el primer lugar al ganar dos de sus tres partidos y empatar un tercero, mientras Chile alcanzó tres puntos por tres empates. Austria quedó tercera pues, aunque tenía igual puntuación que Camerún, contaba con una mejor diferencia de goles (–1 contra –3).

Equipo Pts PT G E P GF GC DG
Bandera de Italia Italia 7 3 2 1 0 7 3 4
Bandera de Chile Chile 3 3 0 3 0 4 4 0
Bandera de Austria Austria 2 3 0 2 1 3 4 -1
Bandera de Camerún Camerún 2 3 0 2 1 2 5 -3
Italia 2:2 Chile
Camerún 1:1 Austria
Chile 1:1 Austria
Italia 3:0 Camerún
Italia 2:1 Austria
Chile 1:1 Camerún
Other Languages