Sistema de refuerzo de sonido

Los conciertos grandes al aire libre usan sistemas de refuerzo de sonido complejos y poderosos.

Un sistema de refuerzo de sonido consiste en la combinación de micrófonos, procesadores de señal, amplificadores y altavoces que aumentan la intensidad de sonidos pre-grabados o en vivo y que también pueden distribuir esos sonidos hacia una audiencia más grande o distante. [2] En algunos casos, un sistema de refuerzo de sonido puede ser usado también para mejorar el sonido proveniente de fuentes en el escenario, en lugar de una simple amplificación inalterada de las mismas.

Un sistema de refuerzo de sonido puede llegar a ser muy complejo, al incluir cientos de micrófonos, mezcla de audio compleja y sistemas de procesamiento de señales, miles de watts de potencia de amplificación y múltiples arreglos de altavoces, todo esto supervisado por un equipo de ingenieros de audio y técnicos.Por otro lado, un sistema de refuerzo de sonido puede ser tan simple como un pequeño sistema PA (public adress en inglés), el cual consiste de un simple micrófono conectado a un altavoz amplificado para, por ejemplo, un guitarrista-cantante tocando en una cafetería. En ambos casos, estos sistemas refuerzan el sonido para hacerlo más intenso o para distribuirlo a una audiencia mayor.[3]

Algunos ingenieros de audio y otros en la industria del audio profesional están en desacuerdo acerca de si estos sistemas de audio deben ser llamados sistemas de refuerzo de sonido o sistemas PA. La distinción que se da entre los dos términos de acuerdo a la tecnología y la capacidad es común, mientras que otros distinguen el uso intencionado ya que, por ejemplo, los sistemas de refuerzo (SR) están hechos para soporte de eventos en vivo y los sistemas PA para la reproducción de discursos y música grabada en edificios e instituciones. En algunas regiones o mercados, la distinción entre los dos términos es importante, si bien los términos son considerados intercambiables en muchos círculos profesionales.[4]

Concepto básico

Sistema de refuerzo de sonido básico.

Un sistema de refuerzo de sonido típico consiste en: transductores de entrada (pueden ser micrófonos), los cuales convierten la energía sonora en una señal eléctrica; procesadores de señal, los cuales alteran las características de la señal (ecualizadores, compresores, etc.); amplificadores, los cuales potencian la señal sin cambiar su contenido; y por último, transductores de salida (altavoces), los cuales convierten de nuevo la señal en energía sonora. Estas partes primarias incluyen cantidades variadas de componentes individuales[5] para lograr el objetivo deseado de reforzar y clarificar el sonido a la audiencia, ejecutantes y otros individuos.

Ruta de la señal

El refuerzo de sonido en un sistema de formato grande involucra, por lo general, una señal que comienza con la pastilla de un instrumento o un micrófono (transductor), el cual es conectado a un cable multifilar (también llamado "snake"). El snake envía las señales de todas las entradas a dos mesas de mezcla: una en la "sala" (FOH por su siglas en inglés) para mezcla principal, y una mezcla de monitores en una mesa junto al escenario. Una vez que la señal se encuentra en un canal en la consola, ésta puede ser ecualizada, comprimida, o paneada antes de ser enviada a un bus de salida. La señal también puede ser enviada hacia un procesador de efectos externo, el cual produce una versión "húmeda" (con efectos) de la señal, la cual a su vez es mezclada en cantidades variadas con la señal "seca" (sin efectos).[6]

La señal es enviada después a un bus, también conocido como "grupo de mezcla", "subgrupo" o simplemente "grupo". Un grupo de señales puede ser enviado a través de un bus adicional antes de ser enviado al bus principal para permitirle al ingeniero controlar los niveles de varias señales relacionadas al mismo tiempo. Por ejemplo, los distintos micrófonos para un conjunto de batería pueden ser enviados a su propio bus para que el volumen del sonido del conjunto entero pueda ser controlado con un solo fader o un par de ellos.[6]

El siguiente paso en la ruta de la señal generalmente depende del tamaño del sistema en el recinto o lugar. En sistemas más pequeños, las salidas principales, por lo general, son enviadas a un ecualizador adicional o directamente a un amplificador de potencia, con uno o más altavoces (normalmente dos) conectados después a ese amplificador. En sistemas de formato grande, la señal es típicamente enviada primero a un ecualizador y después a un filtro de cruce. Un filtro de cruce divide la señal en múltiples bandas de frecuencia y envía cada una a amplificadores separados y altavoces adjuntos para la reproducción de frecuencias bajas, medias y altas. Las frecuencias bajas son enviadas a amplificadores y después a subwoofers, mientras que los sonidos en frecuencias medias y altas son comúnmente enviados a amplificadores que alimentan altavoces con rango completo.[8]

Other Languages