Sistema binominal

Facsímiles de cédulas de votación para senadores (celeste) y diputados (beige) para las elecciones parlamentarias chilenas de 2013.

El sistema electoral binominal,[6]

Historia

Fue establecido en Chile, para las elecciones parlamentarias – senadores y diputados–, por la ley 18.799, del 26 de mayo de 1989,[7] ambas promulgadas durante el Régimen Militar liderado por el dictador Augusto Pinochet.

Según Luis Maira, el sistema está basado e inspirado en la reforma electoral introducida en Polonia por el militar Wojciech Jaruzelski, con el objeto de asegurar la futura estabilidad política de ese país, permitiendo mantener la preeminencia del Partido Obrero Unificado Polaco frente al creciente poder del opositor Solidaridad, estableciéndose como un sistema que promueve el consenso y la negociación entre la oposición y el gobierno.[10]

El sistema binominal a lo largo de los años fue despertando fuertes controversias en Chile. Los analistas que lo defienden argumentan que genera estabilidad política, al evitar que grupos minoritarios lleguen al poder, facilitando así la gobernabilidad del país y permitiendo que se generen consensos mediante la reducción de la fragmentación y del número de partidos políticos. Por otra parte, analistas opositores argumentan que el sistema genera una gran inmovilidad entre los bloques políticos, excluyendo a los partidos menores que no son capaces de incorporarse a las coaliciones ya que la competencia se traslada al interior de cada coalición. En Chile, estos grandes bloques son la Concertación —actualmente asociada con otros partidos de izquierda en una coalición más grande denominada Nueva Mayoría— y la Alianza.

Tras varias propuestas de ley, una reforma promovida por el segundo gobierno de Michelle Bachelet reemplazando el sistema binominal por uno proporcional fue aprobada por el Congreso Nacional, siendo promulgada el 27 de abril de 2015,[6] Esta ley se aplicará, por primera vez, para las elecciones parlamentarias de 2017.

Other Languages