Sistema anglosajón de unidades

Estados Unidos, único país del mundo donde es oficial el Sistema Anglosajón de Unidades, excepto en el estado de Luisiana que utiliza de forma simultánea el Sistema Métrico Decimal y el sistema anglosajón.

El sistema anglosajón de unidades es el conjunto de las unidades no métricas que se utilizan actualmente como medida principal en Estados Unidos.[1] Existen ciertas discrepancias entre los sistemas de Estados Unidos y del Reino Unido —donde se denomina sistema imperial—, e incluso sobre la diferencia de valores entre otros tiempos y ahora.

Historia

Este sistema se deriva de la evolución de las unidades locales a través de los siglos y de los intentos de estandarización en Inglaterra. Las unidades mismas tienen sus orígenes en la antigua Roma. Hoy en día, estas unidades van siendo lentamente reemplazadas por el Sistema Internacional de Unidades, aunque en Estados Unidos la inercia del antiguo sistema y el alto costo de migración ha impedido en gran medida el cambio.

En el Reino Unido, a la vez que las naciones continentales adoptaban el sistema métrico, se hizo un esfuerzo de unificación de las unidades de medida, hasta entonces, como en el resto del mundo, distintas de región a región, para imponer el llamado sistema Imperial. Los Estados Unidos hicieron otro tanto, pero no siguieron los patrones de la antigua metrópoli y tomaron como base otro sistema, de modo que, generalmente, las unidades de medida inglesas son distintas de las de los Estados Unidos.

Situación actual

Hasta hace pocos años, tanto Liberia como Birmania utilizaban el sistema imperial, pero sus respectivos gobiernos han iniciado una adopción sustancialmente amplia del sistema métrico. El comercio internacional lo realizan en unidades métricas al igual que gran parte del comercio interno, abandonando así el viejo sistema imperial.[2]

En Estados Unidos el uso del sistema métrico se ha incrementado rápidamente en los últimos años, principalmente en los sectores manufacturero y educativo. La Ley Pública 93-380, promulgada el 21 de agosto 1974, afirma que es la política de los EE.UU. alentar a los organismos e instituciones educativas a preparar a los estudiantes a utilizar el sistema métrico decimal. El 23 de diciembre de 1975, el presidente Gerald Ford firmó la Ley Pública 94-168, la Ley de Conversión Métrica de 1975. Esta ley declara una política nacional de coordinar el creciente uso del sistema métrico en el país.[4]

Other Languages