Sintetizador moog

Sintetizadores Moog en 2007

Sintetizador Moog se puede referir a cualquier número de sintetizadores análogos diseñados por Robert Moog o manufacturados por Moog Music y comúnmente es usado como término genérico para la antigua generación de sintetizadores análogos musicales. La compañía Moog fue pionera en la manufactura comercial de los sistemas de sintetizadores analógicos modulares controlados a través de voltaje a mediados de los sesenta. El desarrollo tecnológico que llevó la creación del sintetizador Moog fue la invención del transistor, que permitió a investigadores como Moog construir sistemas electrónicos musicales que fueron considerablemente más pequeños, baratos y más confiables que los sistemas basados en bulbos.

El sintetizador Moog adquirió mayor atención dentro de la industria de la música después de su demostración en el Monterey Pop Festival en 1967. El lanzamiento comercial de una grabación del Moog fue hecho por Wendy Carlos en el disco de 1968 Switched-On Bach, que se convirtió en uno de los discos de música clásica más vendidos de su época.[1] El éxito de Switched-On Bach supusó una ola de grabaciones con sintetizadores a finales de los años sesenta y mediados de los años setenta.

Posteriormente en los sistemas modulares Moog se incluyeron varias mejoras, como una versión simplificada diseñada para su uso en presentaciones en vivo.

Inicios

La compañía Moog fue pionera en la manufactura comercial de sintetizadores análogos controlados a través de voltaje. El fundador de la compañía, Robert Arthur Moog, comenzó a manufacturar y a vender theremínes como bulbos en forma de kits mientras él era un estudiante a principios de los años cincuenta y comercializando sus primeros kits de theremínes con transistores en 1961.[2] Moog comenzó a interesarse en el diseño y la construcción de complejos sistemas electrónicos musicales a mediados de los sesenta y el emergente interés en sus diseños le permitió establecer una pequeña compañía (R. A. Moog Co., que luego se convertiría en Moog Music y posteriormente, en Moog Electronics) para fabricar y comercializar sus nuevos dispositivos.

Los experimentadores pioneros en música electrónica como Leon Theremin, Louis y Bebe Barron, Christopher R. Morgan y Raymond Scott habían construido dispositivos generadores de sonido y sistemas de complejidad variable, y varios sintetizadores electrónicos (como el RCA Mark II Sound Synthesizer) habían sido construidos antes de la llegada del Moog, pero eran esencialmente dispositivos o sistemas personalizados. Los estudios de música electrónica generalmente tenían varios osciladores, filtros y otros dispositivos para generar y manipular el sonido electrónico. En el caso de la partitura para la película de ciencia ficción Planeta prohibido (1955), los Barrons tuvieron que diseñar y construir varios circuitos para producir determinados sonidos en particular, y que cada uno de ellos pudiera ejecutar un rango limitado de funciones.

Los primeros dispositivos para la presentación de música electrónica en vivo como el theremín estaban relativamente limitados en sus funciones. El theremín clásico, por ejemplo, sólo producía un tono de onda sinusoidal, y la antena que controla la altura y el volumen responden a pequeños cambios en la proximidad de la mano del operador, haciendo difícil que se ejecute con precisión.

En el periodo de 1950 a mediados de los años 1960, los músicos de estudio y compositores dependían en gran medida de la cinta magnética para realizar sus obras. Las limitaciones de los componentes existentes de música electrónica significaba que en varios casos cada nota tenía que ser grabada por separado, con los cambios de su altura usualmente conseguidos a través de la aceleración o disminución de la velocidad de la cinta, y posteriormente cortar y grabar el resultado en la cinta maestra. Estos trabajos electrónicos grabados en cinta podrían resultar extremadamente laboriosos y llevar mucho tiempo para la creación de acuerdo a la grabación de demostración del Moog 900 de 1967.[3] Tales grabaciones podrían tener más de ocho ediciones por pulgada de cinta. La clave para el desarrollo tecnológico que llevó a la creación del sintetizador Moog fue la invención del transistor, que permitía a investigadores como Moog construir sistemas electrónicos musicales que fueran considerablemente pequeños, baratos y más confiables que los sistemas basados en bulbos.

El primer prototipo vendido de un sintetizador Moog en 1964, una comisión de Alwin Nikolais Dance Theater de Nueva York[4]

Moog comenzó a desarrollar sus sistemas sintetizadores después de que conoció al educador y compositor Herbert Deutsch en una conferencia a finales de 1963. A lo largo del siguiente año, con el apoyo de Myron Hoffman de la Universidad de Toronto, Moog y Deutsch desarrollaron el primer sintetizador modular substractivo controlado a través de voltaje. Gracias a Hoffman, Moog fue invitado a demostrar los prototipos de estos dispositivos en la convención de la Audio Engineering Society en octubre de 1964,[5] donde el compositor Alwin Nikolais los observó e inmediatamente ordenó uno.

Las innovaciones de Moog fueron expuestas en el escrito de 1964 Voltage-Controlled Electronic Music Modules,[6] presentado en la conferencia de la AES en octubre de 1964, donde también mostró su prototipo de módulos del sintetizador. Hubo dos inclusiones destacadas en el nuevo sistema de Moog: el análisis y sistematización de la producción de los sonidos electrónicamente generados, desglosando el proceso en un número de "bloques" básicos funcionales, que serían estandarizados como módulos; y la proposición del uso de una escala estandarizada de voltajes para las señales eléctricas que controlaran varias funciones de estos módulos. Los osciladores del Moog y el teclado, por ejemplo, usaron una progresión estándar de una vuelta por octava para el control de las alturas.

Durante el tiempo en el que los circuitos digitales aún eran relativamente costosos y en una etapa temprana de desarrollo, el control de voltaje era una opción de diseño práctico. En la topología Moog, cada módulo que controlara montaje tenía una o más entradas que aceptaban un voltaje de usualmente 10 V o menos. La magnitud de este voltaje controla uno o más parámetros principales de los circuitos del módulo, como la frecuencia de un oscilador de audio (o de frecuencias bajas), la atenuación o la ganancia de un amplificador, y el corte de frecuencias de un filtro amplio. Por consiguiente, la frecuencia determina la altura, la atenuación determina el volumen instantáneo (así como el silencio entre las notas), y el corte de frecuencias determina una tímbrica relativa.

El control de voltaje en los sintetizadores analógicos era similar al principio de los voltajes usado en las computadoras electrónicas analógicas, en el cual el voltaje es una analogía escalada de la cantidad que es parte de la computación. Por ejemplo, el control de voltaje puede sumar o sustraer en un circuito de manera idéntica a un sumador en una computadora. Dentro de un sintetizador controlado por voltaje, una función análoga exponencial de 1 V por octava a un oscilador que básicamente corre en V/kHz. La polaridad positiva del voltaje incrementa la altura y la negativa la disminuye. El resultado es que, por ejemplo, en un teclado estándar puede tener su salida a un cuarto de tono del teclado cambiando su salida por la mitad de 1 V por octava, sin ningún otro cambio técnico.

A partir de este enfoque, Moog construyó varios generadores de señales, modificadores de señales y módulos de control, cada uno de ellos puede ser fácilmente interconectado para controlar modificar las funciones y salidas de cualquier otro. El componente central era el oscilador controlado por tensión, el cual generaba una señal primaria, capaz de producir una variedad de formas de onda incluyendo dientes de sierra, cuadrada y sinusoidal. La salida del VCO podía ser modificada y moldeada enviando la señal a otros módulos como amplificadores, filtros, generadores de envolventes, y moduladores de anillo. Otra personalización que forma parte del sintetizador modular Moog es el secuenciador, que probé una fuente pasos temporalizados para el control de los voltajes que eran programados para crear patrones de notas repetitivas, sin usar el teclado.[7] Las entradas y salidas de cualquier modelo podían ser interconectadas a través de cables (usando cables ("mono") ¼-de pulgada) y, acompañado de las perillas y switches del módulo de control, pudiendo crear una casi infinita variedad de sonidos y efectos.

La salida final podría ser controlada por un teclado musical como interfaz primaria del usuario pero las notas, sonidos individuales, también podrían ser activadas y/o moduladas a través de un controlador de cinta o por otros módulos como generadores de ruido blanco, osciladores de bajas frecuencias. Los sistemas modulares Moog no estaban diseñados como instrumentos para presentaciones en vivo, sino como un sofisticado, sistema de audio profesional para estudio que pudiera ser utilizado como instrumento musical para crear y grabar música electrónica.[8]

Los primeros sistemas modulares personalizados Moog fueron construidos durante 1965 y presentados en el taller de verano en la fábrica Moog en Nueva York culminando con el concierto de música electrónica y música concreta en la tarde del 28 de agosto. Aunque era más compactos que los sistemas anteriores basados en bulbos (por ejemplo el RCA Mark II Sound Synthesizer|RCA Mark II) los sistemas modulares Moog eran grandes para los estándares modernos, debido a que se crearon antes de la introducción de la tecnología del circuito integrado (microchip). Uno de los más grandes, basado en el Moog, fue el sistema "TONTO's Expanding Head Band TONTO" (construido por Malcolm Cecil Y usado por Stevie Wonder en la década de los setentas). Ocupó varios metros cúbicos cuando está completamente armado. Estos primeros Moog eran complejos de operar, algunas veces tomaba horas en conseguir un nuevo sonido con la máquina, y estaban dispuestos a una inestabilidad en la altura debido a que los osciladores tendían a desafinarse debido al calentamiento del dispositivo.[9] Como resultado, la adquisición y su uso se limitaba a clientes como instituciones educativas, los principales estudios de grabación y unos pocos profesionales del audio.

En 1967, a través de contactos en el centro Columbia-Princeton Center, Moog conoció a Wendy Carlos, un ingeniero de grabación del estudio Gotham Recording en Nueva York y antiguo estudiante de Vladimir Ussachevsky. Carlos en ese entonces construyó un sistema de música electrónica y comenzó a ordenar módulos Moog. Moog acredita a Carlos varias sugerencias y mejoras para sus sistemas. Durante 1967 Moog introdujo su primer modelo de producción, la serie 900, que fue promocionada con una demostración gratuita a través de un disco, llevado a cabo y producido por Carlos.[2] Después de ensamblar un sistema Moog con una grabadora personalizada de ocho canales a inicios de 1968, Carlos y la colaboradora Rachel Elkind (secretaria del presidente de CBS Records Goddard Lieberson) comenzaron a grabar piezas de Bach que Carlos tocó en el nuevo Moog. Moog tocó una de sus piezas en una convención de la AES en 1968 recibiendo una ovación.

El uso de cables flexibles con conectores en las puntas y sockets para realizar conexiones temporales data de el uso de cables operados de manera manual en los tableros telefónicos (y anteriormente con los circuitos de los telégrafos). Cables con conectores en las puntas habían sido usados décadas antes de los invención de los sintetizadores de Moog para hacer conexione temporales en lugares como la radio y estudios de grabación. Estos se convirtieron en cables para parchar, y ese término ha sido usado en los sistemas modulares Moog. Desarrollado con familiaridades, el término de parchar se ha empleado a los sintetizadores hoy en día, aunque no utilicen cables.

Other Languages
čeština: Moog syntezátor
Esperanto: Moog-sintezilo
français: Moog
italiano: Moog
norsk nynorsk: Moog
srpskohrvatski / српскохрватски: Moogov sintesajzer
српски / srpski: Муг синтисајзер
vèneto: Moog