Sintagma verbal

Se denomina sintagma verbal (SV) al tipo de sintagma o grupo de palabras cuyo núcleo (esto es, palabra de mayor jerarquía y relevancia y que, por lo tanto, define la naturaleza del sintagma resultante) es un verbo, del cual dependen una serie de complementos y adjuntos.

Los complementos, denominados más modernamente argumentos o valencias, se definen por ser exigidos por el significado del verbo, que completan y precisan. Los adjuntos son elementos opcionales no requeridos por el significado del verbo, pero que aportan información suplementaria sobre la acción verbal.

En el siguiente ejemplo se colocan entre corchetes los distintos argumentos que acompañan al verbo, núcleo del predicado verbal, ha enseñado, y solo en cursiva los adjuntos:

[Pedro] ha enseñado todos los viernes [gramática] complacido [a sus alumnos] en casa.

Los argumentos del ejemplo anterior serían los complementos estrictamente necesarios:

Pedro ha enseñado gramática a sus alumnos

El significado del verbo enseñar exige un sujeto que enseñe, algo que sea enseñado (el complemento directo) y unos alumnos a los que se enseñe ( complemento indirecto), porque, si no, la construcción carecería de sentido. Estos serían los tres complementos argumentales del verbo enseñar.

Es importante señalar que, en toda oración, existe un orden jerárquico interno entre el verbo y todos los elementos que lo rodean; en primer lugar, los complementos necesarios para el significado del verbo y luego sus adjuntos, que son generalmente complementos circunstanciales. A su vez, los complementos y los adjuntos ordenan sus elementos interiores.

El SV en la Gramática tradicional

De acuerdo con la gramática tradicional el sintagma verbal es el constituyente imprescindible, junto con el sujeto, para formar una construcción exocéntrica denominada oración gramatical.

Y la función principal del sintagma verbal dentro de cada oración gramatical es la de constituir el predicado o comentario que se hace casi siempre sobre un sintagma nominal denominado sujeto, el cual viene a ser como el asunto o tema del comentario que hace el predicado.

El sintagma verbal está formado imprescindiblemente por un verbo y además, por lo general, por una serie de complementos necesarios para su significado y construcción, los argumentos, que lo acompañan para aclararlo y precisarlo. Típicamente estos complementos, entre los que la gramática moderna incorpora incluso el propio sujeto, realizan las funciones de objeto directo, complemento indirecto, complemento de régimen (llamado antiguamente suplemento), complemento argumental, complemento agente (en el caso de la pasiva), o atributo (en el caso de que se trate de verbos copulativos).

Los adjuntos o complementos no imprescindibles para el significado son el complemento circunstancial y el complemento predicativo.

Cada verbo necesita de un número concreto de complementos argumentales desde cero a cinco, que se llama valencia. Valencia cero tienen los verbos impersonales (llueve), una los que solo necesitan sujeto (Pedro brinca), dos los que exigen normalmente dos elementos, por lo general sujeto y complemento directo (Pedro rompió la escoba), tres los que exigen tres elementos, por lo general sujeto, complemento directo y complemento indirecto (Pedro enseñó gramática a sus alumnos), cuatro los que exigen cuatro elementos y cinco los que exigen cinco elementos (Esa cuenta le renta seis millones por año a plazo fijo).

Desde el punto de vista lógico el sintagma verbal hace la función de predicado monádico cuyo argumento será el sujeto. Desde un punto de vista sintáctico-semántico los predicados se clasifican en tres tipos diferentes:

  • Predicado nominal: cuando el verbo es copulativo (ser, estar, parecer) y el núcleo se desplaza a ser un complemento necesario e imprescindible del mismo denominado atributo: "El niño estaba muy enfadado". Está formado, pues, por dos elementos mínimos: verbo copulativo y atributo. Este tipo de predicado no posee entre sus complementos (argumentos o valencias) posibles el de objeto directo, suplemento, complemento predicativo ni complemento agente, pero puede poseer todos los demás adjuntos: indirecto y circunstancial.
  • Predicado verbal: cuando el verbo es predicativo (cualquier verbo que no sea copulativo ni pueda ser sustituido por copulativo y posea significado pleno: "El niño comió peras en mal estado". Este tipo de predicado puede poseer todos los tipos de complemento menos el atributo.
  • Predicado mixto: cuando el verbo es semipredicativo o semicopulativo, que es lo mismo, y consecuentemente puede sustituirse por un verbo copulativo sin apenas modificación de su significado: "Paulina andaba muy tiquismiquis esa mañana". Lleva siempre un complemento predicativo.
Other Languages
brezhoneg: Rannfrazenn verb
Deutsch: Verbalphrase
English: Verb phrase
فارسی: گروه فعلی
日本語: 動詞句
svenska: Verbfras
中文: 主謂短語