Sinfonía n.º 7 (Dvořák)

Portada de la partitura de la séptima sinfonía de Dvořák, con el retrato de Hans von Bülow.

La Sinfonía n.º 7 en re menor Op. 70 ( 1885) de Antonín Dvořák se publicó con el número 2, que es el que le correspondía en la primera clasificación las obras de este compositor, en la que no se incluían las cuatro primeras sinfonías.

Historia

Composición

Dvořák había escuchado y admirado en 1884 la sinfonía n.º 3 de Brahms, lo que le incitó a proponerse la composición de una nueva sinfonía. Casualmente, ese mismo año la Sociedad Filarmónica de Londres, con motivo de su designación como miembro de honor de la misma, le encargó que escribiera una sinfonía. Poco después, tras su paseo diario a la estación de ferrocarril de Praga. Dvořák era un apasionado de las locomotoras, de las que coleccionaba láminas y estampas y de las que llegó a tener notables conocimientos, comentó:

«El primer tema de mi nueva sinfonía destellaba dentro de mi mente como la llegada de un tren festivo que traía a nuestros campesinos de Pest».

Los checos iban de hecho al Teatro Nacional de Praga para apoyar mediante la expresión musical las luchas políticas de la nación checa. Dvořák resolvió que su nueva sinfonía reflejaría esta lucha. Haciendo una sinfonía así también revelaría algo de su lucha personal en la reconciliación de sus sensaciones de simple y pacífico campesino con su patriotismo intenso y su deseo de ver prosperar la nación checa.

Terminó un bosquejo del 1º movimiento en 5 días, y escribió a uno de sus amigos:

«Estoy ocupado ahora con esta sinfonía para Londres, y dondequiera que vaya no puedo pensar en otra cosa. ¡Quiera Dios que esta música checa mueva el mundo!»

Diez días después acabó el bosquejo del movimiento lento. Agregó esta nota al pie de la página: «Desde los años tristes». Se refería a la reciente muerte de su madre y probablemente también a la muerte anterior de su hijo mayor, acontecimientos que estaban en su mente especialmente en este movimiento. Comienza el mismo con calma y paz intensas, pero también incluye la agitación y el tiempo revuelto. Durante el siguiente mes terminó los bosquejos de los movimientos 3º y 4º. Dvořák decía que el 4º movimiento incluía una sugerencia de la capacidad del pueblo checo de exhibir una obstinada resistencia a los opresores políticos.

Representaciones

El 22 de abril de 1885 tuvo su primera y brillante representación en el St James’s Hall de Londres dirigida por el propio compositor. El éxito obtenido le animó a presentar la sinfonía en Nueva York, en enero de 1886, y al año siguiente en Berlín.

Por las circunstancias que dieron origen a esta sinfonía suele conocerse como Sinfonía inglesa. Dvořák sintió siempre cierta predilección por esta obra, cuya partitura revisó tras su estreno.

Other Languages