Sinfonía n.º 5 (Bruckner)

Anton Bruckner

La Sinfonía nº 5 en Si bemol mayor de Anton Bruckner fue escrita entre 1875 y 1876, y sufrió leves cambios durante los siguientes años. Se interpretó en público por primera vez en una transcripción para dos pianos por Joseph Schalk y Franz Zottmann en abril de 1887 en la Bösendorfersaal, en Viena. La primera interpretación orquestal la dirigió Franz Schalk en Graz, el 9 de abril de 1894 (Bruckner se encontraba enfermo y no pudo asistir: nunca pudo escuchar su sinfonía interpretada por una orquesta).[1]​ La partitura está dedicada a Karl von Stremayr, ministro de educación del Imperio Austrohúngaro.

Movimientos

  1. Introduction (Adagio) - Allegro. En si bemol mayor.
  2. Adagio. Sehr langsam. En re menor.
  3. Scherzo. Molto vivace. En re menor.
  4. Finale (Adagio) - Allegro moderato. En si bemol mayor.

Los movimientos primero, segundo y cuarto comienzan con cuerdas en pizzicato, mientras que el scherzo lo hace con cuerdas en stacatto, pero en todos los casos compartiendo figuras simétricas en la melodía. La obra comienza con una majestuosa introducción lenta, que progresa en un movimiento principal en forma sonata. Como acostumbra a hacer Bruckner, la exposición de este movimiento contiene tres grandes regiones tonales, en lugar de dos, como es usual.

El material básico del movimiento lento y del scherzo son muy similares, aunque, por supuesto, en diferentes tempos y ritmos, y con diferentes desarrollos.

El final se abre de forma análoga al primer movimiento, y en su introducción incorpora citas temáticas de los movimientos anteriores (a la manera de la novena de Beethoven), a la vez que comienza a introducir nuevo material, que pronto se convierte en el tema principal del Allegro moderato, otra forma sonata que contiene secciones fugadas y corales de elaborado contrapunto.