Simone Martini

Simone Martini
Simone Martini - frontespizio per codice Virgilio - Biblioteca Ambrosiana - Milano.jpg
Alegoría de Virgilio, h. 1344. Frontispicio del libro Codex Virgilianus que pertenece al legado de Petrarca. Biblioteca Ambrosiana. Milán, Italia
Información personal
Nacimiento hacia 1284
Siena, Flag of Italy.svg  Italia
Fallecimiento Julio de 1344 (60 aprox.)
Aviñón, Flag of France.svg  Francia
Nacionalidad Italiana
Información profesional
Ocupación Pintor e iluminador Ver y modificar los datos en Wikidata
Movimientos Gótico internacional
Obras notables
[ editar datos en Wikidata]

Simone Martini ( Siena, Italia h. 1284 - Aviñón, Francia h. 1344) fue hijo de un tal Martino del que solo se conoce que vivió en el barrio de San Egidio y que tuvo otro hijo que también fue pintor, Donato, además, el padre tuvo que confiarlos a Memmo di Filipuccio fue uno de los grandes pintores del Trecento en Italia. Fue una figura principal en el desarrollo de la primitiva pintura italiana e influyó fuertemente en el desarrollo del estilo gótico internacional. Se enmarca en la escuela sienesa, a la que pertenecieron también los grandes pintores Duccio di Buoninsegna, Lippo Memmi y los hermanos Pietro y Ambrogio Lorenzetti. Fue el más reputado maestro entre los pintores del Trecento en el dominio del color. Elementos esenciales de su estética son su gusto por la línea y la caligrafía admirable de los miniaturistas de la Escuela de miniaturistas de París.

La pintura fue el arte favorito de la ciudad de Siena, cuya escuela de pintores rivalizaba con la de Florencia. Durante los primeros años del siglo XIV, mediante una manera de pintar inspirada en los modelos y la técnica de la maniera greca, diferenciada, por tanto, de Giotto y la escuela florentina, los pintores de Siena lograron formular también el tema del espacio pictórico. El estilo de la escuela sienesa y de Simone Martini se manifestó en el amaneramiento y la estilización de las figuras, así como en el uso de los fondos ornamentales dorados y de una gama de color subjetiva que proporcionan una notable expresividad lírica a las composiciones. Respecto al estilo, tiene reminiscencias de Duccio, como son el tipo de la Virgen, con la piel pálida, los ojos oblicuos y nariz larga. También tiene infiltraciones del Giotto, tales se muestran en los frescos de la vida de San Martín, realizados en una capilla de Asís.

Biografía

Se desconoce el lugar y la fecha de su nacimiento, aunque es probable que viera la luz en Siena hacia el año 1285. Se cree que Martini fue un alumno de Giotto di Bondone, el pintor florentino más destacado de su época, al que sigue hasta Roma. Cuando este muere, sigue su estilo a la hora de realizar una Virgen María en el portal de San Pedro, además de las figuras de San Pablo y San Pedro. Su cuñado fue el artista Lippo Memmi. Sobrevive muy poca documentación en relación con su época, y muchas atribuciones son debatidas por los historiadores del arte. Nada se sabe de su adolescencia, ni de quiénes fueron sus maestros, aunque sin duda fue aprendiz desde muy temprana edad, como sería la práctica normal.

Su vida, pues, permanece en la más absoluta oscuridad hasta que en 1315 recibe el encargo de pintar al fresco una Maestà para el Palazzo Público de Siena o ayuntamiento de Siena. Dicho encargo permite suponer que en aquella fecha Martini gozaba ya de un gran prestigio, comparable al de Duccio di Buoninsegna cuya Maestà había sido objeto de un recibimiento entusiasta tan solo unos pocos años antes ( 1311). En su ciudad natal, pues, Simone Martini tuvo varios encargos. Una copia de su Maestà, ejecutada poco después por Lippo Memmi en San Gimignano, testimonia la perdurable influencia que los prototipos de Simone tendrían en otros artistas a lo largo del siglo XIV. Perpetuando la tradición sienesa, el estilo de Simone contrastaba con la sobriedad y la monumentalidad del arte florentino, y destaca por sus rasgos decorativos, suaves, estilizados, la sinuosidad de la línea y una elegancia cortesana no sobrepasada. El arte de Simone debe mucho a la iluminación de manuscritos francesa y la talla del marfil: ejemplos de semejante arte eran llevados a Siena en el siglo XIV a través de la Vía Francígena, una ruta principal de comercio y peregrinación desde el Norte de Europa a Roma.

El rey de Nápoles, Roberto de Anjou, en el año 1317, le invitó a la corte para que pinte la ceremonia de la coronación concediéndole una asignación anual de cincuenta onzas de oro. De esta época se considera que es San Luis de Tolosa coronando a Roberto de Anjou, rey de Nápoles.

En 1321 volvió a Siena para restaurar su Maestá que se había deteriorado. Con su hermano y ayudante compró una vivienda en la parroquia de San Egidio, pintó una Crucifixión y diversos frescos, hoy desaparecidos, para el Palazzo Pubblico. En 1326 trabaja en un cuadro, también desaparecido, para el Palazzo del Capitano. Finalmente en el año 1328 pinta el fresco con el retrato ecuestre del capitán Giudoriccio da Fogliano en el Palazzo Publico.

En el año 1324 se casa con una muchacha llamada Giovanna, hija del pintor Memmo de Fillippuccio y hermana del pintor Lippo Memmi quien con el tiempo será el discípulo más conocido de Martini.

Como la mayoría de los grandes pintores de su tiempo, trabajó en las basílicas de Asis. En una fecha anterior a 1326, el franciscano Gentile di Partino da Montefiore, le encargó decorar con pinturas al fresco la Capilla de San Martín en la basílica inferior de Asís, una obra fundamental donde Martini retoma el tema del espacio pictórico el dominio del cual ya era un maestro, tal como se pone de manifiesto en el retrato de Giudoriccio da Fogliano. En estos frescos utilizó principalmente los colores ocres que también fueron usados ampliamente por Duccio y los hermanos Lorenzetti y que se han asociado para siempre a la ciudad de Siena: el «siena natural» y el «siena tostado», que se extraían de unas tierras de color procedentes de la campiña toscana.

En 1333, junto a su cuñado Lippo Memmi ejecuta y firma el tríptico de la Anunciación de la Catedral de Siena, actualmente en la Galería de los Uffizi de Florencia, Memmi firmó los dos santos laterales. El panel central, de Martini, está considerado la obra cumbre de la pintura de la escuela sienesa.

Hacia 1340, acompañado de su esposa, su hermano Donato y de Lippo Memmi, por invitación del cardenal Jacobo Stefaneschi se traslada a Aviñón. En la corte Papal trabaja en diversos encargos para el Palacio de los Papas. En esta ciudad conoce y traba amistad con el gran poeta Petrarca para quien realiza la miniatura de la Alegoría de Virgilio del frontispicio del Codex Virgilianus.

Pasó muchos años en la corte de los Papas de Aviñon, trabajando en una serie de obras que en gran parte se han perdido. La posición de la ciudad de Aviñón como sede de una de las principales cortes de Europa y el hecho de que su estilo resultaba más familiar en Francia que las innovaciones de Giotto y la escuela florentina, acentuó su influencia sobre todas las escuelas de pintura sobre tabla o de miniaturas, tanto las francesas como las de Flandes, de forma que su impacto en la historia de la pintura fue decisivo para difusión del llamado estilo gótico internacional. El 10 de junio de 1344, redacta su testamento. Falleció probablemente el 9 de julio de aquel año, mientras estaba al servicio de la corte papal en Aviñón. Tras su muerte, su cuñado Lippo Memmi fue el encargado de finalizar las obras que había dejado inacabadas. En la sepultura de Simone se escribió el siguiente epitafio: Simoni Memmio pictorum omnium omnis ætatis celeberrimo. Vitix ann. LX, mens. II, d. III.

Other Languages
беларуская: Сімонэ Марціні
български: Симоне Мартини
čeština: Simone Martini
Ελληνικά: Σιμόνε Μαρτίνι
français: Simone Martini
hrvatski: Simone Martini
italiano: Simone Martini
lietuvių: Simone Martini
Nederlands: Simone Martini
norsk nynorsk: Simone Martini
norsk bokmål: Simone Martini
Piemontèis: Simone Martini
português: Simone Martini
română: Simone Martini
srpskohrvatski / српскохрватски: Simone Martini
slovenščina: Simone Martini
српски / srpski: Симоне Мартини
українська: Сімоне Мартіні
Bân-lâm-gú: Simone Martini