Simón del desierto

Simón del desierto es un mediometraje mexicano dirigido por Luis Buñuel en 1965, sobre una historia del propio realizador.

Argumento

Simeón el Estilita (Claudio Brook) se ha mantenido en penitencia de pie sobre una nueva columna de ocho metros durante más de seis años. Un mutilado (Enrique del Castillo), un enano (Jesús Fernández) y sus cabras; y el joven monje Matías (Enrique Álvarez Félix) lo rodean. Un rico devoto le obsequia una mejor columna y Simón realiza el milagro de devolverle las manos al mutilado. Durante varios días, Simón continúa en penitencia mientras el diablo (Silvia Pinal) se le aparece tratando de tentarlo siempre encarnado en una bellísima mujer. El monje Trifón (Luis Aceves Castañeda) viene a perturbar la repartición de víveres acusando a Simón de fraude. Al final el diablo tienta de nuevo a Simón, con un viaje del que nunca va a poder volver.

Other Languages