Simón de Rentería

Simón Antonio de Rentería Reyes, religioso español nacido en Santoña ( Cantabria) el 8 de septiembre en 1762 y muerto en Santiago de Compostela en 1825. Fue abad mitrado de Villafranca del Bierzo, obispo de Lérida y arzobispo de Santiago de Compostela.

De carácter enérgico, inflexible, luchó contra las reformas que los sucesivos gobiernos querían implantar en los seminarios y las iglesias. Su actitud representaba el inmovilismo eclesial español de principios del siglo XIX. Esto le valió persecuciones y destierros durante el Trienio Liberal mientras ocupaba la sede episcopal de Lérida de donde fue expulsado en 1823. De allí pasó a Barcelona, Tarragona y Málaga y finalmente fue desterrado a Tortosa.

Cuando el rey Fernando VII volvió al trono en 1823 lo repuso en su plaza catalana y le concedió la gran cruz de la Orden de Carlos III, con la aprobación del papa. A continuación le otorgó el arzobispado de Santiago de Compostela en señal de recompensa y estrechamiento de lazos entre Iglesia y Estado.

Tradujo del francés la controvertida obra del abate francés Agustin Barruel, "Mémoires pour servir à l'histoire du Jacobinisme", que se dio a conocer en España con el extenso título de Compendio de las Memorias para servir a la historia del Jacobinismo, por Mr., el abad Barruel. Traducido del francés al castellano para dar a conocer a la nación española la conspiración de los filósofos, francmasones e iluminados contra la Religión, el Trono y la Sociedad'. Esta obra, según la mayoría de expertos que han trabajado para demostrar la autenticidad de las fuentes, en la actualidad está tildada de falsa, gozando de la misma dudosa credibilidad de otros textos antisemitas promovidos por los dogmas y los absolutismos.'Por el muy Ilustre Señor don Simón de Rentería y Reyes, abad de la Insigne Iglesia Colegial de Villafranca del Bierzo y de su territorio abacial. Por Pablo Miñón, Impresor de la provincia de León y del sexto Ejército, 1812'. También tradujo la obra "Filosofía de la religión contra los sistemas de los impíos". En su testamento dejó como donación parte de sus bienes para que fuera contratado un profesor de latinidad para impartir clases entre jóvenes santoñeses.

La ciudad de Santoña le dedicó una calle que comienza en la plaza del antiguo Ayuntamiento y llega hasta el Pasaje, atravesando la plaza de la villa.

  • bibliografía

Bibliografía

  • José Luis Gutiérrez Bicarregui. Santoña, su historia. Casa de Cultura de Santoña, 2008. ISBN 84-921851-3-9



Other Languages