Simón Pedro

San Pedro
Petersinai.jpg
San Pedro, representado en un ícono encáustico del siglo VI, ubicado en el Monasterio de Santa Catalina del Monte Sinaí.

Emblem of the Holy See usual.svg
Papa de la Iglesia católica
30/33-67
Predecesor Primero en el Cargo (cargo impuesto a él por Jesucristo)
Sucesor San Lino

Otros títulos Apóstol, príncipe de los apóstoles,[1] papa y mártir
Culto público
Canonización culto inmemorial[2]
Festividad
Venerado en Iglesia católica, Iglesia copta, Iglesia ortodoxa, Comunión anglicana y algunas confesiones protestantes
Patronazgo
Santuario Basílica de San Pedro, Ciudad del Vaticano
Información personal
Nombre Shimón Bar Ioná
Nacimiento Finales del siglo I a. C.
Betsaida, Galilea
Fallecimiento c. 67
Roma, Imperio romano
Cónyuge wife of St. Peter
[ editar datos en Wikidata]

Simón Pedro ( Betsaida, finales del siglo I a. C.- Roma, c. 67), conocido también como san Pedro, Cefas o simplemente Pedro fue, de acuerdo con múltiples pasajes neotestamentarios, uno de los discípulos más destacados de Jesús de Nazaret. Su nombre de nacimiento era Shimón bar Ioná y era pescador de oficio en el mar de Galilea. Por su seguimiento de Jesús de Nazaret, se constituyó en el apóstol más conocido y citado del Nuevo Testamento en general y de los cuatro Evangelios canónicos y los Hechos de los Apóstoles en particular, que lo presentan bajo muy variados aspectos. También es citado por Pablo de Tarso en sus epístolas, incluyendo la Epístola a los gálatas donde lo refiere como una de las tres columnas de la Iglesia de Jerusalén (Gálatas 2:9). Figura de primer orden y de firme valor teológico en razón del ministerio que le confió el propio Jesucristo, es también conocido como el príncipe de los apóstoles.[4]

La Iglesia católica lo identifica a través de la sucesión apostólica como el primer papa, basándose, entre otros argumentos, en las palabras que le dirigió Jesús: «Tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi Iglesia, y el poder de la muerte no prevalecerá contra ella. Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos. Todo lo que ates en la tierra, quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra, quedará desatado en el cielo» (Mateo 16:18-19).[6] La Iglesia ortodoxa de Antioquía lo considera el primero de sus obispos en la sucesión apostólica.

Las artes se inspiraron con frecuencia en la persona de Pedro y en pasajes del Nuevo Testamento y de los textos apócrifos que lo tienen como figura excluyente. Su llamado al seguimiento de Jesús de Nazaret, la entrega a él de las llaves del Reino, el lavatorio de los pies durante la Última Cena, sus negaciones durante la pasión de Jesucristo y la comisión de apacentar la grey por parte de Jesús resucitado, sus predicaciones y curaciones después de Pentecostés, sus controversias con Pablo de Tarso, y su martirio en Roma son algunos de los motivos representados. Se lo caracteriza iconográficamente con las llaves que simbolizan el reino de Dios, el gallo que recuerda sus negaciones, la cruz que es emblema de su martirio, el báculo que se le atribuye como pastor, y también el pez, símbolo de la promesa de Jesús de Nazaret de hacerlo «pescador de hombres».

Simón Pedro en el «Nuevo Testamento»

Nombre

Fragmentos del Codex Sinaiticus de Mateo 16:18

Todos los evangelios mencionan el nombre de Simón; Jesús se dirige a él siempre así, salvo con una excepción (Lucas 22,34): «Pero él dijo: “Te digo, Pedro: No cantará hoy el gallo antes que hayas negado tres veces que me conoces”».

Misterio de las negaciones de Pedro. Primer paso de la Hermandad del Carmen Doloroso (Sevilla).

Cabe resaltar que se menciona a Pedro (Petro-πέτρος)[8]

Por otra parte, Pablo de Tarso siempre llamó a Pedro con el nombre de "Cefas",[11]

La palabra en arameo "Cefas" significa 'roca'.[12] Mientras que las palabras Petro y Petra varían en significado en el griego ático, en el griego koiné tienen el mismo significado.

En el griego ático Petro significa 'piedra' (una piedra que se puede arrojar), y Petra significa 'roca' (una roca inamovible), aunque es necesario señalar que el Evangelio de Mateo no fue escrito en griego ático sino en griego koiné, en el cual no existe ninguna distinción entre Petro y Petra donde ambos significan 'roca' (una roca inamovible). [13]

Griego original del Códice Sinaítico:
καγω δε ϲοι λεγω οτι ϲυ ει πετροϲ και επι ταυτη τη πετρα οικοδομηϲω μου την εκ κληϲιαν και πυλαι αδου ου κατιϲχυϲου

Mateo 16:18

En cualquier caso, la distinción entre Petro y Petra, es irrelevante considerando que la frase de Mateo 16:18 podría haber sido dicha por Jesús en su idioma nativo el Arameo, y la palabra para ambas habría sido 'Cefas', que aplica para 'Petro' y 'Petra', que significa roca.

Un ejemplo de esto, es el texto Peshitta y el texto Diatéssaron que usan la palabra "Cefas" para "Petro" y "Petra".

ܐܳܦ݂ ܐܶܢܳܐ ܐܳܡܰܪ ܐ݈ܢܳܐ ܠܳܟ݂ ܕ݁ܰܐܢ݈ܬ݁ ܗ݈ܽܘ ܟ݁ܺܐܦ݂ܳܐ ܘܥܰܠ ܗܳܕ݂ܶܐ ܟ݁ܺܐܦ݂ܳܐ ܐܶܒ݂ܢܶܝܗ ܠܥܺܕ݈݁ܬ݁ܝ ܘܬ݂ܰܪܥܶܐ ܕ݁ܰܫܝܽܘܠ ܠܳܐ ܢܶܚܣܢܽܘܢܳܗ܂

[14] (Peshitta) ܡܬܝ ܝܘ. ܝܚ - ܟ

Yo también te digo que tú eres Cefas, y sobre esta Cefas edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

Yo también te digo que tú eres Roca, y sobre esta Roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

Origen

Conocemos la vida de san Pedro por los datos que de él recoge el Nuevo Testamento, más algunos documentos de Clemente de Alejandría y Clemente Romano; este último fue obispo de Roma a finales del siglo I, y con bastante probabilidad le conoció en persona.

De acuerdo con la narración evangélica, Pedro era un pescador judío de Galilea.[15]

Su lugar de nacimiento fue Betsaida (Juan 1:42-44), un pueblo junto al Lago de Genesaret, de cuya ubicación no hay certeza, aunque generalmente se busca en el extremo norte del lago. Ejercía el oficio de pescador junto a su hermano Andrés, quien también fue apóstol.[16]

Casi todas las tradiciones e informaciones que tenemos de él son a partir de la llamada de Jesús; muy poca información tenemos de su vida anterior. Su padre es mencionado por su nombre en Mateo 16:17: Jesús le habla como «Simón, hijo de Jonás», en hebreo סיימון בן יונה.

Simón se estableció en Cafarnaúm, donde vivía con su suegra en su propia casa (Mateo 8:14; Marcos 1:29-31; Lucas 4:38) al tiempo de comenzar el ministerio público de Cristo (alrededor del 26-28 D.C.). Por ende, Simón era casado y según Clemente de Alejandría tenía hijos.[19] Así pues, estas son las pocas referencias que tenemos de Simón Pedro antes de conocer a Jesús de Nazaret.

La llamada de Jesús

San Pedro, pintura de El Greco.

Pedro fue incorporado como discípulo al principio del ministerio de Jesús. Los evangelistas sinópticos (Marcos, Mateo y Lucas) describen su entrada de manera diferente a como lo hace Juan. Aquí se ven las diferencias entre ambos:

Caminando por la ribera del mar de Galilea vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés, echando la red en el mar, pues eran pescadores, y les dice: «Venid conmigo, y os haré pescadores de hombres.» Y ellos al instante, dejando las redes, le siguieron.

Encontró primero a su hermano Simón y le dijo: Hemos encontrado al Mesías. Y se lo presentó a Jesús. Jesús miró fijamente a Simón y le dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás, pero te llamarás Cefas (que quiere decir Pedro).

Según el testimonio de Juan (Juan 1:40-42), fue su hermano Andrés quien lo introdujo al grupo, tras encontrarse ambos entre los seguidores de Juan el Bautista. La narración de los sinópticos da otro punto de vista, como se aprecia en los ejemplos, narrando la historia de que al ver a ambos recoger las redes, Jesús les invitó a hacerse «pescadores de hombres» (Mateo 4:18-22, Marcos 1:16-20, Lucas 5:1-10) y fue Simón el primero en reconocer a Jesús como el Hijo de Dios, y no su hermano Andrés.

Posición entre los apóstoles

Simón podría decirse que fue el discípulo más allegado de Jesús, y esto, se nota en los evangelios. Existen muchos pasajes donde vemos a Simón muy cerca de Jesús, por ejemplo:

  • Pedro es mencionado primero entre los doce Apóstoles en los evangelios[24]
  • En varias ocasiones Pedro habla en nombre de los demás apóstoles[25]
  • Jesús con frecuencia se refiere especialmente a Pedro.[26]
  • Pablo habla de Pedro destacando su lugar preeminente entre los miembros de la Iglesia primitiva: «Como lo hacen los demás apóstoles, los hermanos del Señor y el mismo Cefas» (1Corintios 9:5)
  • Según el relato bíblico fue el primero en reconocer a Jesús como el Mesías esperado. «Y él les preguntaba: “Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?”. Pedro le contestó: “Tú eres el Cristo”»[27]
  • Los evangelios recogen también la profecía de Jesús anunciando la traición de Pedro quien lo negaría tres veces consecutivas por miedo a ser reconocido como seguidor de Jesús. Aún cuando la noche de la última cena, Pedro juró no apartarse de Jesús, al ser interpelado sobre su asociación con Jesús, negó tres veces conocerlo antes del canto del gallo, es decir, antes de que la noche acabase, cumpliéndose así la profecía del Mesías. (Mateo 26:69-75, Marcos 14:66-72, Lucas 22:54-62, Juan 18:25-27).
  • En el mismo pasaje, en la cena del Señor: «Jesús le dijo: “Y tú, después de que hayas vuelto, fortalece a tus hermanos”» (Lucas 22:32). En esta tarea encomendada por Jesús a Pedro de fortalecer y servir de apoyo a sus hermanos después de la muerte, ha visto la Iglesia católica otro fundamento para sostener el primado de Pedro sobre los demás apóstoles.
  • Tras la resurrección, sólo a Pedro se le apareció de entre los demás apóstoles en el primer día de la Resurrección,[28] posteriormente Jesús se aparecería a Pedro y el resto de los apóstoles.
  • Según lo relata Juan Juan 21:15-17, Jesús resucitado se aparece otra vez, ahora ante siete de sus discípulos y dirigiéndose a Pedro le hace reafirmar tres veces su amor por Él, encargándole la tarea de ser pastor de sus ovejas y apacentar sus corderos. En este episodio también se basa la Iglesia católica para sustentar su creencia de que san Pedro fue el primer papa.

Tras la muerte de Jesús

Tras la muerte de Jesús, la figura de Pedro es menos precisa. Si bien, varios de los evangelios —tanto canónicos como apócrifos— dejan entrever que había tenido un vínculo especial con Jesús. En Lucas 24:34 se narra una comunicación especial del resucitado a Pedro, por ejemplo.

El Evangelio de Mateo no vuelve a nombrar a Pedro tras haber este negado conocer a Jesús. El autor de Hechos de los apóstoles, sin embargo, presenta a Pedro como una figura crucial de las comunidades paleocristianas; es él quien preside la selección para la sustitución de Judas Iscariote (Hechos 1:15-26), él quien toma la palabra y se dirige a la multitud el día de Pentecostés (Hechos 2:14-41), él quien castiga la mentira de Ananías y Safira a los Apóstoles (Hechos 5:1-11), él quien es examinado públicamente por el Sanedrín junto con Juan (Hechos 4:7-22, Hechos 5:18-42).

Pietro Perugino: Cristo entrega a Pedro las llaves del reino de los cielos (Fresco de la Capilla Sixtina, 1480-1482)

Es el primer apóstol que supuestamente obra un milagro público: tras invocar el nombre de Jesús, los cristianos afirman que cura milagrosamente a un hombre a las puertas del templo de Jerusalén (Hechos 3:1-10). En otra oportunidad, la Biblia afirma que resucita a una mujer (Hechos 9:36-43).

Se reafirma juez en el caso de Simón el Mago, quien pretende comprar el poder de invocar al Espíritu Santo (Hechos 8:14-25). Emprende misiones a Lida, Jaffa <Joppe> (Hechos 9:18-42) y Cesarea (Hechos 10:1-33).

De acuerdo con los Hechos de los Apóstoles, Pedro y Juan fueron enviados de Jerusalén a Samaria, Palestina (Hechos 8:14) para invocar al Espíritu Santo que descendiera sobre los fieles de aquella región.

Posteriormente, Pablo de Tarso, luego de su conversión y de tres años de residencia en Arabia y Damasco, fue a Jerusalén a conocer a Pedro, con quien estuvo quince días (Gálatas 1:17-18).

Aproximadamente en el 42-44 d.C. Pedro, quien se hallaba en Jerusalén, fue encarcelado por el rey Herodes Agripa I, pero fue liberado por un ángel. Después de su liberación milagrosa, Pedro saldría de Jerusalén para marcharse a "otro lugar" (Hechos 12:1-18). [29]

Tiene una intervención destacada en el Concilio de Jerusalén (50-51 d.C.), cuando Pablo sostiene que el mensaje de Jesús debe extenderse también a los gentiles (pueblos no judíos) Hechos 15:1-11.

En todos estos ejemplos, en los que la figura de Simón Pedro se destaca por encima del resto de los apóstoles, ha visto la Iglesia católica una confirmación de la enseñanza de que él ejercía el primado sobre ellos. La prédica de Pedro, sin embargo, estuvo por lo general en los primeros años limitada al pueblo judío a diferencia de Pablo que predicaba a los «gentiles» (personas no judías), aunque fue Pedro quien bautizó al primer cristiano no judío de nombre Cornelio y a su familia, en Cesarea, debido a una visión tenida en Joppe (Hechos 10:1-33). Más tarde, según la tradición católica, se trasladaría a Roma.

El autor de los Hechos, sin embargo, se centra luego en las obras de Pablo de Tarso, por lo que de los años posteriores es mucho lo que se ignora.

Other Languages
Afrikaans: Simon Petrus
Alemannisch: Simon Petrus
aragonés: Sant Pero
العربية: بطرس
azərbaycanca: Müqəddəs Pyotr
Boarisch: Petrus (Apostl)
беларуская: Пётр, апостал
беларуская (тарашкевіца)‎: Пётар (апостал)
български: Петър (апостол)
བོད་ཡིག: པེ་ཏྲོ།
বিষ্ণুপ্রিয়া মণিপুরী: সাও পেড্রো
brezhoneg: Pêr (abostol)
bosanski: Sveti Petar
català: Sant Pere
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Báe̤k-dŏ̤-lṳ̆k
Cebuano: Simón Pedro
کوردیی ناوەندی: پێترۆس
čeština: Petr (apoštol)
Cymraeg: Sant Pedr
Deutsch: Simon Petrus
Zazaki: Petrus
English: Saint Peter
Esperanto: Sankta Petro
eesti: Peetrus
فارسی: پطرس
français: Pierre (apôtre)
Gaeilge: Naomh Peadar
galego: Pedro, papa
עברית: פטרוס
hrvatski: Sveti Petar
Kreyòl ayisyen: Pyè
Bahasa Indonesia: Simon Petrus
Ilokano: San Pedro
íslenska: Pétur postuli
italiano: Pietro apostolo
日本語: ペトロ
Basa Jawa: Simon Petrus
ქართული: წმინდა პეტრე
한국어: 베드로
Latina: Petrus
Limburgs: Petrus
lumbaart: San Peder
lingála: Sántu Petelo
македонски: Апостол Петар
монгол: Гэгээн Петр
मराठी: सेंट पीटर
Bahasa Melayu: Santo Peter
မြန်မာဘာသာ: စိန့်ပီတာ
مازِرونی: پطرس
Nāhuatl: Simón Pedro
Plattdüütsch: Simon Petrus
Nedersaksies: Petrus
Nederlands: Petrus
norsk nynorsk: Apostelen Peter
norsk bokmål: Apostelen Peter
occitan: Sant Pèir
Piemontèis: Simon-Pero
português: São Pedro
Runa Simi: Simun Pidru
rumantsch: Simon Petrus
română: Simon Petru
armãneashti: Sâm-Chetru
русский: Апостол Пётр
srpskohrvatski / српскохрватски: Sveti Petar
Simple English: Saint Peter
slovenčina: Peter (apoštol)
slovenščina: Sveti Peter
shqip: Pjetri
српски / srpski: Свети Петар
svenska: Petrus
Kiswahili: Mtume Petro
ślůnski: Pyjter Apostoł
Tagalog: San Pedro
Türkçe: Petrus
татарча/tatarça: Апостол Петр
українська: Петро (апостол)
اردو: پطرس
vèneto: San Piero
Tiếng Việt: Thánh Phêrô
Winaray: San Pedro
Zeêuws: Petrus
Bân-lâm-gú: Pí-tek
粵語: 聖伯多祿