Silla

Una silla.

La silla es un mueble con respaldo, generalmente de cuatro patas, cuya finalidad es la de servir de asiento a una persona.[1]​ Las sillas pueden estar elaboradas con diferentes materiales: madera, hierro, forja, plástico o una combinación de varios de ellos. Según su diseño, las sillas pueden ser clásicas, rústicas, modernas, de oficina, etc. Las que son anchas, con respaldo algo alto, con brazos y balancín se denominan sillones. Las que también cuentan con brazos pero son estrechas se denomina butacas, como las de comedor o de teatro. Las que son cómodas, con brazos y respaldo bajo se denominan poltronas. A veces se llama silla de campo a las hamacas.[cita requerida]

Historia

Klismos en una estela funeraria griega, c. 430-420 antes de Jesucristo, Atenas.
Silla preteneciente al faraón egipcio Tutankamón.
Silla artesanal de estilo francés cortada, lo cual permite ver su interior.

Las representaciones más antiguas de las sillas se encuentran en el arte egipcio antiguo y en el arte griego clásico.[3]​.

A principios de la primera dinastía egipcia (de -3185 a -2925 de nuestra era), la carpintería se desarrolló rápidamente, probablemente gracias a la proliferación de herramientas de cobre. Las viviendas más adineradas comenzaron ser equipadas de camas, cofres, sillas y taburetes, a veces ornamentadas con elementos de cobre o de marfil. Las patas de los muebles solían estar talladas en forma de patas de animales domésticos.[4]​ Las viviendas más humildes no poseían ninguna silla, o sólo para la persona más importante de la familia, mientras que las familias moderadamente ricas poseían sillas pintadas como las de gente adinerada, pero de calidad mucho menor.

En la Roma antigua, los cónsules y personalidades importantes disponían de una silla curul, que estaba reservada para ellos y que hacían transportar con ellos en sus viajes. Se trataba de un asiento sin respaldo, en marfil o de marfil incrustado, bastante alto, con las patas curvadas y cruzadas en forma de X.[5]

En China, según el sinólogo Donald Holzman, la silla fue introducida a principios de la era cristiana, alrededor del año 175 después de Jesucristo. El emperador Ling, aficionado a los objetos en procedencia de Occidente, fue el que inició la moda. Estas sillas eran utilizadas fuera de casa sin más ceremonia, durante siglos. Se trataba de sillas plegables, el único verdadero asiento utilizado por los chinos (además de los divanes y taburetes) hasta el desarrollo de las sillas de estructura fija entre 750 et 960[6]​.

La Edad Media en Europa era una época en la cual la gente humilde poseía muy pocas sillas, que resultaban demasiado caras para ellos. Es por ello que solían emplear los bancos y taburetes como asiento, o muchos otros objetos domésticos, como los arcones.[2]​ Durante el Renacimiento, la silla empieza a usarse en las casas más adineradas, pero no fue hasta el siglo XVIII que se convirtió en un mueble popular en Europa. A finales de los años 1880, las sillas se volvieron más corrientes en los hogares de los Estados Unidos, en las cuales cada miembro de la familia poseía una silla para sentarse a cenar.

En 1948, en la exposición Low Cost Furniture Design en el MoMA de Nueva York, en prototipo de la primera silla moldeada en plástico en una sola pieza fue presentada por Edgar Kaufman Jr., Robert Lewis y James Prestini.[7]

En los años 1960, debido a la Guerra del Pacífico, se produjo una escasez de caucho natural (que era importado de las Indias neerlandesas y de Malasia) en Europa y en Estados Unidos. Los fabricantes de muebles comienzan entonces a emplear materiales flexibles, como el nylon, el cuero artificial y otros tipos de plásticos (ABS, poliéster, polipropileno, etc), que son declinados para la fabricación de sillas.[8]​ Este cambio de materia prima, destinada al principio a responder a la demanda creciente en muebles debido al aumento de población, permitió la producción de sillas de plástico industrial de una gran variedad de formas, texturas y colores.

En 1973, el choc petrolero y el aumento consecuente del precio del petróleo marcan el declive del diseño de sillas por los grandes diseñadores.[7]​ Sin embargo, los muebles de plástico barato se volvieron muy populares.

Other Languages
Afrikaans: Stoel
aragonés: Cadiera
العربية: كرسي
ܐܪܡܝܐ: ܟܘܪܣܝܐ
مصرى: كورسى
অসমীয়া: চকী
asturianu: Siella
Atikamekw: Tetipiwakan
Aymar aru: Qunuña
azərbaycanca: Kafedra
žemaitėška: Krieslos
беларуская: Стул
беларуская (тарашкевіца)‎: Крэсла
български: Стол
বাংলা: চেয়ার
brezhoneg: Kador
català: Cadira
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Iē-giāng
Cebuano: Silya
ᏣᎳᎩ: ᎦᏍᎩᎶ
Tsetsêhestâhese: Táxe'êséestôtse
čeština: Židle
kaszëbsczi: Stółk
dansk: Stol
dolnoserbski: Stoł
ދިވެހިބަސް: ގޮނޑި
Ελληνικά: Καρέκλα
emiliàn e rumagnòl: Scrâna
English: Chair
Esperanto: Seĝo
eesti: Tool
euskara: Aulki
فارسی: صندلی
suomi: Tuoli
français: Chaise
Frysk: Stoel
Gaeilge: Cathaoir
贛語: 校椅
Avañe'ẽ: Guapyha
עברית: כיסא
हिन्दी: कुर्सी
hrvatski: Stolica
hornjoserbsce: Stólc
Kreyòl ayisyen: Chèz
Հայերեն: Աթոռ
Bahasa Indonesia: Kursi
Igbo: Oche
Ido: Sidilo
íslenska: Stóll
italiano: Sedia
日本語: 椅子
Basa Jawa: Kursi
한국어: 의자
कॉशुर / کٲشُر: کُرسی
kurdî: Kursî
Latina: Sella
Lëtzebuergesch: Stull
lumbaart: Cadrega
lietuvių: Kėdė
latviešu: Krēsls
македонски: Столица
മലയാളം: കസേര
Bahasa Melayu: Kerusi
Nāhuatl: Icpalli
Plattdüütsch: Stohl
Nedersaksies: Stool
Nederlands: Stoel
norsk nynorsk: Stol
norsk: Stol
Nouormand: Tchaîse
occitan: Cadièra
Livvinkarjala: Stuulu
ਪੰਜਾਬੀ: ਕੁਰਸੀ
Deitsch: Schtuhl
polski: Krzesło
português: Cadeira
Runa Simi: Tiyana
română: Scaun
русский: Стул
sicilianu: Sedda
Scots: Chair
سنڌي: ڪرسي
srpskohrvatski / српскохрватски: Stolica
Simple English: Chair
slovenčina: Stolička
Soomaaliga: Kursi
српски / srpski: Столица
Basa Sunda: Korsi
svenska: Stol
Kiswahili: Kiti
தமிழ்: நாற்காலி
తెలుగు: కుర్చీ
Tagalog: Upuan
Setswana: Setilo
Türkçe: Sandalye
татарча/tatarça: Урындык
українська: Стілець
vèneto: Carega
Tiếng Việt: Ghế
West-Vlams: Stoel
walon: Tcheyire
Winaray: Lingkuran
isiXhosa: Isitulo
ייִדיש: שטול
中文:
粵語: