Sierra de La Cabrera (Madrid)

Sierra de La Cabrera
Vista de La Cabrera.jpg
Tramo oriental de la sierra, con el pico de la Miel en su extremo derecho.
Localización geográfico-administrativa
Continente (o subcontinente) Europa
Península Ibérica

País(es) Flag of Spain.svg  España
Provincia(s) Flag of the Community of Madrid.svg  Madrid
Características geográficas
Cordillera Sierra de Guadarrama ( Sistema Central)
Máx. cota Cancho Gordo (1563 msnm)
Cumbres Cancho Gordo, Pico de la Miel

Longitud 4 km
Características geológicas
Tipos de roca Macizo granítico
Mapa(s) de localización
Sierra de La Cabrera ubicada en Comunidad de Madrid
Sierra de La Cabrera
Sierra de La Cabrera
Ubicación (Comunidad de Madrid).
Coordenadas 40°52′41″N 3°37′46″O / 40°52′41″N 3°37′46″O / -3.6294222222222
[ editar datos en Wikidata]

La sierra de La Cabrera es una estribación rocosa de la Cuerda Larga —uno de los macizos más importantes de la sierra de Guadarrama ( Sistema Central)—, que integra el mayor macizo granítico de la zona oriental de esta sierra. Se localiza en la Comunidad de Madrid, España, al norte del municipio del mismo nombre y al este de Valdemanco. Es accesible desde la autopista A-1 ( Madrid- Burgos), a la altura del kilómetro 60.

Es uno de los montes-isla más importantes de la vertiente sur guadarrameña, denominación que se refiere a aquellas elevaciones montañosas que aparecen separadas de la alineación principal. Sus principales cumbres son Cancho Gordo, de 1563 msnm[2]​ y su longitud es de aproximadamente cuatro kilómetros.

Medio físico

Pico de la Miel, en el extremo oriental de la Sierra de La Cabrera.

En términos geológicos, la Sierra de La Cabrera presenta un carácter aislado, producto de una erosión diferencial. Está formada por rocas plutónicas, con dos tipos de granito, de grano fino y grueso, que resultan especialmente visibles en las laderas meridionales. Estas presentan un relieve muy escarpado, con paredes rocosas casi verticales, muy diferente al de la vertiente septentrional, caracterizada por una pendiente más suave. En el entorno de la sierra, aparecen rocas sedimentarias, fundamentalmente calizas, y también metamórficas.

Desde el punto de vista geomorfológico, el paisaje está conformado principalmente por pedrizas y berrocales, de forma redondeada en las zonas de menor altura y aguda en las cumbres. Hidrográficamente, la sierra es escasa en manantiales y arroyos.