Shalom aleijem

Shalom alejem ( Hebreo שלום עליכם shālôm ʻalêḵem; Yiddish שלום־עליכם şolem aleyxem) es un poema litúrgico que los judíos observantes cantan los viernes por la noche para dar la bienvenida al Shabbat.

Origen y significado del canto

Escrito por cabalistas de la ciudad de Safed a finales del siglo XVII.

De acuerdo al Talmud de Babilonia, dos ángeles que simbolizan a la buena y a la mala inclinación (yetser hará) acompañan a cada persona en el camino de vuelta a su casa desde la sinagoga los viernes por la noche. Si la casa ha sido preparada para el Shabbat (velas encendidas previamente, y la mesa preparada con jalá y vino), el ángel que representa a la buena inclinación recita una bendición diciendo "que el próximo Shabbat sea igual"; el que representa a la mala inclinación está obligado a responder " Amén". Pero si la casa no ha sido preparada para Shabbat, el ángel que representa la mala inclinación dirá lo mismo; y el ángel que representa a la buena inclinación estará, igualmente, obligado a decir "Amén".[1]

Después del poema, algunas personas agregan un versículo para hacer hincapié en que la oración que incluye el poema no se dirige a los ángeles, sino a Dios para que envíe bendición a través de ángeles.

Other Languages