Shadow Raiders

Shadow Raiders.jpg

Shadow Raiders es una serie de televisión animada producida por Mainframe Entertainment que se trasmitió de 1998 a 1999. El programa estaba vagamente basado en la línea de juguetes de Trendmasters, War Planets (Guerra de los Planetas). Aunque el programa terminó después de su segunda temporada, atando la mayoría de los cabos sueltos, una tercera temporada que respondería las grandes preguntas, como el origen del Planeta Bestia, nunca fue hecha.

Argumento

La serie se enfoca en los cuatro planetas de un sistemas solar y de cómo forman una alianza en contra de la amenaza del Planeta Bestia. Los planeta Roca, Hielo, Fuego y Hueso habían peleado por años por sus recursos naturales, Roca produce metales y minerales, Hielo produce agua, Fuego produce energía y Hueso produce alimentos. Sin embargo, cuando llega un habitante de otro sistema solar, la cyborg llamada Tekla, lleva consigo una espeluznante advertencia: el Planeta Bestia sí existe. Es entonces cuando Graveheart, un humilde minero del Planeta Roca, debió convencer a los líderes de Roca, Hielo, Fuego y Hueso, de poner a un lado sus diferencias y combatir al planeta Bestia, su nuevo enemigo común.

La primera temporada comienza con una batalla en un sistema solar distante en donde el planeta Tek es asediado por una raza guerrera de "drones" sintéticos compuestos de materia "nula" que preceden el ataque de una enorme esfera negra con apariencia metálica en toda la superficie. El origen tanto de los drones como del planeta se conserva siempre desconocido a lo largo de la serie, sin embargo queda claro que tanto las huestes de batalla como el mismo planeta bestia son de un material extradimensional con una inmensa resistencia que le permite devorar otros mundos con una tenaza que emana de su interior y que captura al planeta víctima para finalmente ser arrastrado a su interior y consumido.

Los drones son posibles de destruir apuntando armas comunes a un núcleo de energía situado en sus pecho, contrario al Planeta Bestia, es una historia totalmente distinta mostrándose indestructible ante cualquier tipo de explosión, ataque directo con rayos, golpes o energía, tanto así que incluso ataques de envergadura planetaria son inútiles contra él. En el capítulo 2 de la segunda temporada la alianza decide poner rumbo de colisión a todo el planeta fuego, lo que en efecto produce un impacto de proporción global durante algunos segundos pero al final el planeta de fuego termina siendo devorado igualmente mientras La Bestia se muestra sin ninguna mella.

En el capítulo 7 de la segunda temporada también hay un intento por destruir a La Bestia haciendo explotar un planeta vegetal que la alianza encuentra en su camino de huída pero se encuentra dañado imposibilitando el escape. En esta oportunidad Gravehart pide al "alma" del planeta vegetal que le permita sacrificarse en el momento de ser devorado lo que nuevamente (y a pesar de la inmensa explosión) resulta en un fracaso total que solo puede minimizarse con el rescate de una única planta que lleva el espíritu del planeta y queda en las manos de Fémur.

La resistencia de este enemigo es tal que incluso la primera vez que el planeta aparece en el sistema de la alianza emerge directamente del interior del sol sin sufrir ningún daño y hacia al final de la serie la única forma de "vencerlo" es transportandolo a otra parte del universo lejos del alcance de estas cuatro razas para poder así limitar su camino de destrucción lo más posible.

Other Languages