Sexo (canción)

«Sexo»
Canción del álbum de La voz de los '80
Álbum La voz de los '80
Grabación 1984
Género New wave, ska
Duración 4:49
Discográfica EMI Odeón Chilena
Escritor(es) Jorge González
Canciones de La voz de los '80
« Eve-Evelyn»
(4)
«Sexo»
(5)
« ¿Quién mató a Marilyn?»
(6)
[ editar datos en Wikidata]
«Sexo»
Sencillo de Los Prisioneros
del álbum La voz de los '80
Publicación 21 de marzo de 1985
Formato Cassette, Vinilo
Género(s) New wave, ska
Duración 4:49
Discográfica EMI Odeón Chilena
Autor(es) Jorge González
Productor(es) Jorge González
sencillos de Los Prisioneros
« La voz de los '80»
(1984)
«Sexo»
(1985)
« ¿Quién mató a Marilyn?»
(1985)
[ editar datos en Wikidata]

«Sexo» es una canción de la banda de rock chilena Los Prisioneros compuesta y producida por su vocalista Jorge González, publicada como sencillo en 1985. Apareció en el álbum debut del grupo La voz de los '80, en diciembre de 1984. Es uno de los temas clásicos del grupo y uno de sus mayores éxitos masivos, siendo el sencillo de dicho álbum con mayor difusión radial de la época. La canción critica la relación de la sociedad con el sexo y la pornografía, la culpabilidad de la gente por su consumo y el provecho que sacan las empresas por ello. Musicalmente «Sexo» es una canción new wave de influencia ska.

En 1998 el video musical fue premiado por el Festival de Cine de la Habana.

Letra

El tema de la canción no es el sexo ni una crítica a la pornografía en sí, sino a la persona que la consume sin percatarse que es una parte del problema al hacerlo. «El mejor gancho comercial apela a tu liberalidad (...) te la encuentras en la pared, en el anuncio de licor, pegada en un mostrador gritándote a todo color (...) y les sigues el juego y les das tu dinero y te sientes muy hombre y me río en tu cara de tu estupidez».

También plantea la relación de la sociedad con el sexo, y su actual forma de "implicación inmediata y obligatoria" de conjuntar las relaciones sexuales con los sentimientos humanos de los individuos, además el hecho de la valoración contemporánea del mismo, considerándose en la canción implícitamente una especie de "culto idolátrico" o "status populi" a exigir; esto en contraposición de la imagen social que actualmente tienen la castidad o abstinencia sexual, expresamente muy devaluada y minusvalorada, tal como menciona la frase: «Es cotidiano, ya lo ves, ahora la virginidad es una cosa medieval; es tu carnet de madurez, tu pasaporte a la adultez, ella no es una mujer para amar, sino un enemigo al cual doblegar».

La canción fustiga con dureza a los medios escritos de prensa, a través del dinero que invierten en publicidad: «Las rotativas de imprenta ya están empezando a editar más mujeres desnudas. Y tú tienes una cara de cliente fácil».[1]

La dureza de las descripciones impiden dobles lecturas o críticas o negación de una realidad. La mejor crítica a la maldad de la pornografía no es entonces a la pornografía en sí misma, sino que está en la burla al «cliente fácil» que «compra por una promesa de sexo». Así también, la hipocresía con que la sociedad aborda lo sexual y el habitual doble estándar televisivo frente al tema fueron denunciados con acidez e ironía: «El mejor gancho comercial, apela a tu imbecilidad, te trata como un animal, poniendo en claro tu brutalidad».[1]

En una entrevista se le preguntó a Jorge sobre su posición frente al sexo y la moral, y éste respondió:

«Para nosotros el sexo es algo muy personal y no se tiene que andar pregonando. Y en cuanto a la moral, somos muy prácticos: tratamos de no hacer daño a los demás. Tratamos de sentirnos bien, de sentir cariño, yo diría que somos latinos sobre todo».[2]

El verso «Gamulán que se duerme se lo lleva la corriente, tangente de cuarenta y cinco» fue sacado por Jorge de algunos versos de una canción que compuso tiempo atrás con Claudio Narea, en la época de Los Pseudopillos, titulada «El gamulán», «que es el eslabón entre Los Prisioneros y Los Pseudopillos», dijo Narea.[3]

Era un tema similar en estructura de los años cincuenta y a él (Jorge) le pareció lógico mezclarlos. «Sexo» era tan parecido al tema de Los Pseudopillos que Jorge me preguntó qué tal me parecía incluir una parte del tema en «Sexo». Al principio, pensé que estaba bromeando, pero luego le dije que lo hiciera. Me sorprendí mucho al ver la portada del caset La voz de los '80, editada por Fusión, en donde aparecía como coautor de «Sexo». Me dijeron que el tema «El gamulán» estaba escrito por nosotros dos. Me sentí incómodo y se lo dije a Jorge. En la edición posterior que realizó EMI, en agosto de 1985, ya no aparecí.

Claudio Narea, Mi vida como prisionero, 2009[3]
Other Languages