Septimio Severo

Septimio Severo
Emperador de Roma.
Septimius Severus busto-Musei Capitolini.jpg
Busto en alabastro de Septimio Severo. Museos Capitolinos, Roma.
Información personal
Nombre secular Lucius Septimius Severus.
Reinado 14 de abril de 19319 de febrero de 197 (en competición con Pescenio Níger y Clodio Albino.
19 de febrero de 197198 (en solitario).
198209 (con Caracalla).
2094 de febrero de 211 (con Caracalla y Geta).
Nacimiento 11 de abril de 146.
Leptis Magna.
Fallecimiento 4 de febrero de 211.
York.
Predecesor Didio Juliano.
Sucesor Caracalla y Geta.
Familia
Dinastía Dinastía de los Severos.
Padre Publio Septimio Geta.
Madre Fulvia Pía.
Consorte Julia Domna.
Descendencia Caracalla
Geta.
[ editar datos en Wikidata]

Lucio Septimio Severo[1] ( Leptis Magna, África, 11 de abril de 146Eboracum, Britania, 4 de febrero de 211) fue emperador del Imperio romano de 193 a 211, con el nombre oficial de Lucius Septimius Severus Pius Pertinax Augustus. Fue el primer emperador romano de origen norteafricano en alcanzar el trono, y el fundador de la Dinastía de los Severos. Tras su muerte fue proclamado Divus por el Senado.

De ascendencia itálica (por su madre), y púnica- bereber (por su padre), Severo logró hacerse sitio en la sociedad romana e incluso tener una próspera carrera política en la que llegó a ser gobernador de Panonia. Ya que su padre no pertenecía al orden senatorial, ni realizó servicios al Estado, no debió ser ajeno a su promoción el hecho de que dos primos de su padre habían sido cónsules durante el reinado de Antonino Pío. Tras la muerte del emperador Pertinax, los pretorianos vendieron el trono del Imperio a Didio Juliano, un rico e influyente senador. Sin embargo, desde el inicio de su reinado Juliano tuvo que enfrentarse a una férrea oposición procedente del pueblo y del ejército.

Aprovechando la debilidad del nuevo emperador, algunos gobernadores de provincia, entre los que se encontraba el propio Severo, se rebelaron contra el orden establecido. Con el fin de adelantarse a sus rivales en la sucesión, el ex gobernador de Panonia marchó contra Roma y depuso a Juliano, quien murió ejecutado por órdenes del Senado.

Tras unos años de guerras civiles en los que tuvo que enfrentarse a Pescenio Níger en Siria y a Clodio Albino en Galia, Severo logró consolidar su poder y fundar una dinastía que continuarían sus hijos, Caracalla y Geta, y otros familiares; poco después de la muerte de su padre el hijo menor, Geta, fue asesinado por su hermano Caracalla.

Militarmente su reinado se caracterizó por la exitosa guerra que llevó a cabo contra el Imperio parto, consecuencia de la cual Mesopotamia volvió a caer bajo control romano. En esta campaña sus soldados saquearon la ciudad de Ctesifonte y vendieron a los supervivientes como esclavos. A su regreso a Roma, se erigió un arco del triunfo a fin de conmemorar esta victoria. En sus últimos años tuvo que defender las fronteras de los ataques de los bárbaros, que ponían en peligro la integridad territorial del Imperio. Especialmente duros fueron los levantamientos que tuvieron lugar en Britania, por lo que Severo mandó reforzar el Muro de Adriano.

Sus relaciones con el Senado nunca fueron buenas, pues se había hecho especialmente impopular entre los senadores al acotar su poder con apoyo del ejército. Ordenó ejecutar a docenas de senadores bajo acusaciones de corrupción y conspiración, y los reemplazó por hombres fieles a su causa. Disolvió la Guardia Pretoriana y sustituyéndola por su guardia personal a fin de asegurarse un total control político y su propia seguridad. Durante su reinado acamparon en las inmediaciones de la capital imperial unos 50 000 soldados. Aunque sus ansias de poder convirtieron a Roma en una dictadura militar, Septimio Severo fue muy popular entre la población debido a que restableció la moral tras los años decadentes del gobierno de Cómodo, y consiguió contener la corrupción que se había instalado en todos los órdenes.

Biografía

Orígenes y cursus honorum

Nació el 11 de abril de 145/ 6 en Leptis Magna, ciudad situada en la Tripolitania, en la costa de Libia. Severo era de origen bereber[11]

El historiador Dión Casio lo describe como un hombre de poca estatura, delgado, corpulento y taciturno. Severo tenía un fuerte acento púnico, lo que le valió las burlas de sus contemporáneos; no obstante, su rápido ascenso político refleja la prosperidad de la que por esta época gozaba la provincia de África, y su perfecta integración en el mundo romano.

Gracias a uno de sus influyentes primos Severo dejó Leptis por Roma a la edad de 18 años. Allí sirvió en numerosos puestos civiles y militares. Durante el reinado de Cómodo desempeñó de manera brillante su carrera senatorial, y fue destinado durante una época a la Gallia Lugdunensis, en cuya capital, Lugdunum ( Lyon), nació su hijo mayor, y gracias al apoyo del praefectus de la Guardia Pretoriana, Emilio Laeto, obtuvo el puesto de legatus de la provincia de Panonia Superior, donde se le concedió el mando de tres legiones para defender la frontera.

Lucha por el trono

Busto de Severo en el M. A. N. ( Madrid, España).
Septimio Severo, Julia Domna, Caracalla y Geta.

El 31 de diciembre de 192, el emperador Cómodo fue declarado enemigo por el Senado y asesinado por uno de sus libertos, Narciso. Pertinax fue elegido por el Senado como nuevo emperador después de que pagara un generoso donativum a los pretorianos.

A su llegada al poder, el nuevo emperador se percató de que las arcas imperiales estaban vacías. A fin de revitalizar la economía, Pertinax decidió eliminar gastos superfluos, para lo que eliminó a los pretorianos del poder e impuso una disciplina más severa. Tres meses después fue asesinado y sucedido por Didio Juliano, quien adquirió el trono en una subasta dirigida por los pretorianos en la que se impuso al suegro de Pertinax, Tito Flavio Sulpiciano.

Severo recibió las noticias de las muertes de Cómodo y Pertinax en Carnuntum, localidad que se situaba en Panonia Superior. Cuando se enteraron de los acontecimientos que tenían lugar en Roma, las legiones veteranas acantonadas en el Danubio decidieron proclamar emperador a Severo. Además, buscó y obtuvo el apoyo de las legiones estacionadas en las fronteras del Rin y Germania, y cuando lo hubo conseguido, marchó sobre Roma.

El 1 de junio de 193, el Senado condenó a muerte a Didio Juliano, allanando de este modo el camino a Severo, que se presentó en Roma con su ejército el 9 de junio de aquel mismo año. Es de señalar que el asesino de Juliano fue uno de los pretorianos que le habían llevado al poder. A su llegada a Roma, Severo invitó a la Guardia Pretoriana a un banquete en su campamento; pero cuando los pretorianos llegaron fueron desarmados por una fuerza de soldados de Severo, que ejecutaron a los asesinos de Pertinax. Severo sustituyó a los pretorianos por soldados originarios de Panonia.

Busto de Julia Domna.

Fue entonces cuando las revueltas que se estaban fraguando contra Juliano estallaron:

  • En Oriente Pescenio Níger, gobernador de Siria, se negó a proclamar emperador a Severo. Su propio ejército le proclamó emperador, y pronto obtuvo el apoyo de la provincia de Egipto. Severo marchó inmediatamente al Este y aplastó al indisciplinado ejército de Níger. La batalla decisiva tuvo lugar en Issos, en la primavera de 194.
  • En Britania se cernía una amenaza mucho más seria sobre el nuevo emperador. Clodio Albino era un influyente senador de origen africano que había relevado al fallecido Pertinax en el gobierno de la isla. Su ejército era numeroso y estaba muy bien entrenado, consecuencia de años de guerra contra los caledonios. Severo se concilió hábilmente con Albino al ofrecerle el título de César y el consulado del año 194.

En 195, tras una campaña contra el Imperio parto (obteniendo las importantes victorias de Císico, de Bitinia y de Iso de Cilicia, iniciando el asedio a Bizancio que cayó bajo sus fuerzas en 196), Severo proclamó a Albino enemigo público. Este último cruzó el canal de la Mancha en 196 a la cabeza de todos los hombres que pudo reunir, c. de 40 000 soldados. La decisiva batalla de Lugdunum, (considerada la mayor y más cruel entre ejércitos romanos), tuvo lugar un año después cerca de la localidad del mismo nombre.[12] Tras la batalla, en la que Severo y sus legiones resultaron victoriosos, Albino escapó, suicidándose poco después.

Severo ordenó que se despojara de su ropa al cuerpo de su enemigo para que pudiera ser pisoteado por un caballo. Se envió su cabeza a Roma y su cuerpo fue arrojado al Ródano. La mujer y los hijos de Albino fueron asesinados poco después de recibir la noticia. Otros 29 senadores que le habían apoyado fueron ejecutados brutalmente.

Habiendo consolidado su poder, Septimio Severo tomó el nombre de Pertinax, se proclamó hijo de Marco Aurelio, y creó una genealogía ficticia que se remontaba a Nerva.

Other Languages
aragonés: Septimio Severo
azərbaycanca: Septimi Sever
беларуская: Септымій Север
български: Септимий Север
bosanski: Septimije Sever
català: Septimi Sever
Esperanto: Septimo Severo
français: Septime Sévère
hrvatski: Septimije Sever
Bahasa Indonesia: Septimius Severus
italiano: Settimio Severo
latviešu: Septimijs Severs
македонски: Септимиј Север
Bahasa Melayu: Septimius Severus
Nederlands: Septimius Severus
norsk bokmål: Septimius Severus
occitan: Septimi Sever
português: Septímio Severo
sicilianu: Settimiu Severu
srpskohrvatski / српскохрватски: Septimije Sever
Simple English: Severus
slovenčina: Septimius Severus
slovenščina: Septimij Sever
српски / srpski: Септимије Север
українська: Септимій Север
Tiếng Việt: Septimius Severus
Bân-lâm-gú: Septimius Severus