Separación de poderes

La separación de poderes es un principio organizativo en algunas formas de gobierno en la cual la potestad legislativa, ejecutiva y judicial son ejercidas a través de órganos político-estatales autónomos, distintos e independientes entre sí. Es el principio fundamental que caracteriza a la democracia.[3]​ La separación evita que el poder político del Estado se acumule en una persona o grupo de personas. Se enfoca exclusivamente en el poder político, por lo que quedan excluidos otras clases de órganos como el poder electoral ya que no es poder político (Sui géneris). Puede contrastarse con la fusión de poderes y de funciones en los sistemas parlamentarios, donde el ejecutivo y la legislatura están unificados, debido a que el Legislativo nombra al Ejecutivo.

Esta doctrina no se refiere solamente a la separación y al equilibrio de los tres clásicos poderes del Estado, sino a la necesidad de dividir el poder político allí donde se encuentre, sea en la esfera municipal, regional o nacional, para garantizar la libertad política y evitar los abusos de poder, mediante la vigilancia y control recíproco de los poderes así divididos.


Criterios

Independencia

Se traduce como:

  • Un origen de poderes separado (cada uno con su propia legitimidad):
    • En una Monarquía constitucional, el Monarca generalmente adquiere su función por herencia, mientras que en una República constitucional el Presidente es elegido por los ciudadanos mediante sufragio directo (antes censitario, hoy universal) o mediante un intermediario (colegio electoral que opera en base de los votos directos de los ciudadanos);
    • Los miembros de la Legislatura resultan de otras elecciones directas;
  • Ningún miembro de un Poder simultáneamente puede ser miembro de otro Poder;
  • Ningún Poder puede impedir la constitución de otro poder:
    • El Presidente no necesita de la confianza por parte de la Legislatura para formar el gabinete y poder gobernar.
  • Aunque el órgano de gobierno de la Judicatura no esta separado del ejecutivo y legislativo, mantiene su independencia mediante la autonomía presupuestaria y salarial de sus miembros y su estabilidad en sus cargos, ademas de otros mecanismos (ver Independencia judicial).

Especialización

Solo hay un órgano para una sola función, lo que da como resultado una especialización orgánica junto con una especialización funcional (un órgano para una sola función), siendo ambas de especialización de aplicación limitada:

  • Especialización orgánica (un órgano):
    • El Poder ejecutivo siempre es monocefálico:
      • El jefe de estado (que puede ser un Monarca o un Presidente de la República) también es jefe de gobierno (ausencia de primer ministro, jefe de gabinete, presidente del consejo o canciller);
      • Los ministros dependen del presidente que los designa y revoca ad nutum;
      • Los ministros son responsables ante el presidente.
    • La legislatura, por el contrario, puede ser indiferentemente unicameral o bicameral, incluso tricameral, por lo que no hay necesariamente ninguna especialización orgánica para ello;
    • No hay Tribunales fuera de la jurisdicción. (unidad de jurisdicción)
  • Especialización funcional (solo una función):
Other Languages
Afrikaans: Trias politica
العربية: فصل السلطات
беларуская: Падзяленне ўлады
беларуская (тарашкевіца)‎: Падзяленьне ўлады
čeština: Dělba moci
Esperanto: Disigo de povoj
فارسی: تفکیک قوا
føroyskt: Valdstríbýti
hrvatski: Dioba vlasti
Bahasa Indonesia: Pemisahan kekuasaan
日本語: 権力分立
한국어: 권력 분립
македонски: Поделба на власта
Bahasa Melayu: Pembahagian kuasa
Plattdüütsch: Scheden vun de Mächt
Nederlands: Trias politica
Runa Simi: Kimsantin atiy
srpskohrvatski / српскохрватски: Podjela vlasti
Simple English: Separation of powers
slovenčina: Deľba moci
slovenščina: Ločitev oblasti
српски / srpski: Подјела власти
Tiếng Việt: Tam quyền phân lập
中文: 權力分立
Bân-lâm-gú: Hun-koân
粵語: 權力分立