Senda del oso

Senda del Oso
Bandera de España España
Senda del Oso Lago de Valdemurio.jpg
Puente sobre el Embalse de Valdemurio en la Senda del Oso
Datos de la ruta
Nombre oficialSenda del Oso
Otras denominacionesSenda L'Osu
Longitud29,1 km
InicioTuñón, Santo Adriano
FinalCueva Huerta, Proaza
Administración
AdministraciónPrincipado de Asturias
Sitio web

La senda del oso es una senda peatonal destinada al cicloculturismo así como a usuarios particulares que discurre por los concejos de Proaza, Teverga, Quirós y Santo Adriano, todos ellos en el Principado de Asturias (España).

Historia

La senda discurre por el camino en dónde antaño estaban situado el tren minero que recorría el valle del río Trubia desde las localidades de Santa Marina (Quirós), por un lado, y las minas de Teverga (desde Entrago), por otro. Ambas confluían en el pueblo de Caranga de Abajo (Proaza y su central) y desde allí llegaban hasta el pueblo de Trubia, perteneciente al municipo de Oviedo. Este tren se usó hasta el año de 1963 para el transporte de mineral de hierro y carbón por parte de la Compañía de Minas y Fundiciones de Santander y Quirós, fundada en 1868, y más tarde por la Fábrica de Mieres en 1888. Durante todo el tiempo de existencia de esta línea, el transporte de viajeros fue casi inexistente. Al final, el agotamiento de las minas, así como su poca rentabilidad económica, en contraposición a otras cuencas mineras asturianas, propició su cierre en 1963.

La línea se iniciaba en el pueblo de Trubia, famoso por sus industrias de armamento, talleres de tornería, pequeña siderurgia y fundiciones que abastecían a la "Fábrica", como comúnmente se denominaba a la fábrica de armas. Nacía entonces al lado de la fábrica de la Quintana, pasaba por la vega de Trubia, hasta Villanueva y de allí a Proaza, de allí iba hasta Caranga dividiéndose en dos tramos, uno de los cuales llegaba a Bárzana y Santa Marina, punto final del recorrido, el otro ramal pasaba por diferentes localidades de Teverga acabando en el pueblo de Entrago.

A día de hoy se ha consolidado como un importante atractivo turístico, floreciendo en su recorrido numerosos alojamientos turísticos y actividades de aventura.

Un Plan Especial único para dinamizar la comarca.

En el año 1987, los ayuntamientos integrantes de la comarca, a sugerencia de un servicio técnico, que asesoraría alguno de los municipios de la reciente mancomunidad, propician buscar un plan especial único como desarrollo urbanístico, junto con el apoyo de la sociedad y prensa, así como en la administración pública autonómica, para hacer posible el inicio de una inducción turística de carácter rural, que ayude a sustituir la anterior y próxima finalización de la actividad minera, configurando con ilusión, la creación de un nuevo valor social y económico para la población residente del propio área geográfica.

La idea del desarrollo del novísimo plan consistió en iniciar en primer lugar la recuperación de la plataforma del ferrocarril minero, como espina dorsal vertebrada del territorio, que uniera los objetivos existentes, con los turísticos para una recuperación económica y laboral, utilizando la misma plataforma como complementaria, mediante una exposición de valores ambientales y etnográficos diferentes, en sus diferentes recorridos, que propiciasen a crear lo que se conoce hoy en día, como turismo rural.

Se inicio la recuperación de la plataforma o pista, para usos vinculantes deportivos tanto de cicloturismo de montaña, bien como base de una incipiente actividad de senderismo, o como desarrollo de pruebas de maratón.

Así mismo con anterioridad y durante la ejecución de los diferentes tramos de la pista, los ayuntamientos fueron apoyando y ayudando a desarrollar programas y acontecimientos tanto sociales como deportivos diversos, ejecución de rutas de montañismo, o realización de escalada, los campeonatos de parapente, la realización de espeleología, rutas en caballo, encuentros de bandas de gaitas, ediciones de álbumes escolares, para conservar hojas de arbolados, o fotografías de huellas de animales y otros que así fueron configurando una constante y vital actitud, propiciando el descubrimiento de la mancomunidad, junto con la conservación y recuperación residencial de su hábitat.

A lo largo del recorrido de la senda existen diferentes áreas recreativas, en el municipio de Santo Adriano, se desarrollan una en Tuñón, la siguiente es en Bullera con piscina, cerca de Villanueva y Proaza, estando está muy próxima al área zoológica de seguridad cercada, existente, para permanencia de los osos pardos cantábricos, existiendo un mirador para su observación, situándose en Proaza el museo de la Casa del Oso.

En uno de los ramales de la senda y antes de llegar a San Salvador en Barcena, se desarrolla el Museo Etnográfico de Quiros, donde se reproduce la vivienda tradicional y la cuadra de la zona, con sus enseres y aperos de labranza.

Y en el otro ramal dirigido hacia Teverga existe un área recreativa en Entrago, continuando la senda hacia el Parque de la Prehistoria, donde se da a conocer el Arte paleolítico superior de Europa, y también puedes descubrir curiosidades sobre el origen y hábitat de los bisontes europeos, caballos Przwalski, neo-uros, así como gamos y ciervos que habitan en el parque, la senda prosigue finalizando en Cueva Huerta, siendo este un Monumento Natural, que forma parte de un conjunto kárstico singular, compuesto por un desfiladero, sumidero, gran cueva, y diversos cauces subterráneos y de resurgencia, estando próxima a los abrigos de Fresnedo donde se sitúan las pinturas rupestres.

Other Languages
asturianu: Sienda del osu
English: Senda del oso