Selección de fútbol de México

Selección de fútbol de México

Bandera de México

Datos generales
Código FIFA MEX
Asociación Federación Mexicana de Fútbol
Confederación CONCACAF
Seudónimo El Tricolor
El Tri[1]
Dir. técnico Bandera de Colombia Juan Carlos Osorio
Capitán Rafael Marquez
Más goles Jared Borgetti (46)
Más particip. Claudio Suárez (178)
Ránking FIFA Decrecimiento 17.º en noviembre de 2016
→ Mejor lugar 4.º en febrero de 1998
→ Peor lugar 40.º en julio de 2015
Estadio Azteca, Ciudad de México
Primer partido internacional
Bandera de México México 2:1  Guatemala Bandera de Guatemala
Ciudad de México, México9 de diciembre de 1923
Amistoso
Mejor resultado internacional
Bandera de México México 11:0  San Vicente y las Granadinas Bandera de San Vicente y las Granadinas
Ciudad de México, México6 de diciembre de 1992
Clasificación para la Copa Mundial de 1994
Peor resultado internacional
Bandera de Inglaterra  Inglaterra 8:0 México Bandera de México
Londres, Inglaterra10 de mayo de 1961
Amistoso
Copa Mundial de Fútbol
Participación 15 (por primera vez en 1930)
Mejor resultado Cuartos de final,
1970, 1986
Copa FIFA Confederaciones
Participación (por primera vez en 1995)
Mejor resultado FIFA Confederations Cup trophy icon.png Campeón, 1999
Copa Concacaf/Copa de Oro
Participación 21 (por primera vez en 1963)
Mejor resultado CONCACAF - Gold Cup.svg Campeón (10)
1965, 1971, 1977, 1993, 1996, 1998, 2003, 2009, 2011, 2015
Copa América
Participación 10 (por primera vez en 1993)
Mejor resultado Subcampeón, 1993 y 2001
Juegos Centroamericanos y del Caribe
Participación (por primera vez en 1935)
Mejor resultado Gold medal america.svg Medalla de oro,
1935 y 1938
Se consideran solo las actuaciones de la selección absoluta, para el resto de las actuaciones ver: Anexo:México en el Torneo de fútbol de los Juegos Centroamericanos y del Caribe
Fútbol en los Juegos Olímpicos
Participación (por primera vez en 1928)
Mejor resultado Primera fase, 1948
Se consideran solo las actuaciones de la selección absoluta, para el resto de las actuaciones ver: Anexo:México en el Torneo Olímpico de Fútbol
[ editar datos en Wikidata]

La Selección de fútbol de México (o Selección mexicana de futbol, sin acento en la "u", como se le llama localmente)[3] Además, existen otros equipos que son seleccionados mexicanos de fútbol, entre los que destacan la Olímpica, la Sub-20, la Sub-17, la Femenil (con sus correspondientes categorías) y la de playa. Disputó su primer encuentro el 9 de diciembre de 1923 ante Guatemala, al cual venció por 2:1.

La selección mexicana ha participado en quince ediciones de la Copa Mundial de Fútbol, donde ha obtenido resultados notorios en las competiciones que disputó como anfitrión en 1970 y 1986 donde alcanzó la instancia de los cuartos de final y concluyó en el sexto lugar en ambos torneos. Sus mayores logros a nivel internacional han sido el título de la Copa FIFA Confederaciones 1999, torneo en el que fue anfitrión, y los subcampeonatos de la Copa América de Ecuador 1993 y Colombia 2001; competición en la que participa en calidad de invitado, precisamente desde la edición de 1993. Además la FIFA la distingue como la selección que más competiciones oficiales ha disputado en la historia con nueve.[n 1]

Como miembro fundador de la Concacaf ha participado en la mayoría de los torneos de la confederación, incluidas todas las versiones del actual formato llamado Copa Oro.[n 2] En suma cuenta con 10 Campeonatos de la Concacaf, además dos Copa NAFC (predecesora de la Concacaf) y la Copa de Naciones Norteamericana 1991, y ha sido el equipo más exitoso en esos certámenes.

A lo largo de su historia ha destacado como la mejor selección de la zona de CONCACAF en eventos multideportivos, haciéndose acreedor de 6 medallas de oro (1935, 1938, 1959, 1966, 1990 y 2014), 6 medallas de plata (1954, 1962, 1982, 1993, 1998 y 2002) y 1 de bronce (1986) en este ramo dentro de los Juegos Centroamericanos y del Caribe. Mientras que en los Juegos Panamericanos conquistó 4 medallas de oro (1967, 1975, 1999 y 2011), 4 medallas de plata (1955, 1991, 1995 y 2015) y 2 medallas de bronce (2003 y 2007). Con 4 títulos mundiales y 32 torneos continentales, suma un total de 36 títulos oficiales absolutos y juveniles para la FIFA, lo que la convierte en la segunda selección más laureada del mundo detrás de Brasil.[4]

La selección olímpica conquistó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.[5] En la categoría Sub-17 se consagró campeón mundial en Perú 2005 y por segunda ocasión en México 2011. En la categoría Sub-20 finalizó como subcampeón del mundo en Túnez 1977 y consiguió el tercer puesto en Colombia 2011.

La selección mexicana se identifica con los colores verde, blanco y rojo, procedentes de su bandera nacional, del cuál se origina el seudónimo «El Tricolor», mientras su uniforme alternativo ha variado, en ocasiones ha sido completamente blanco, y en alguna ocasión consistió en una camiseta color vino y pantalón azul, recordando uniformes utilizados en décadas anteriores, y actualmente utiliza el color negro con detalles en dorado, verde y rojo como segundo uniforme. Ejerce su localía oficial en el Estadio Azteca.[6]

Historia

Inicios, primeros torneos y éxitos internacionales (1923-1939)

Instantánea del Club América, base de la primera selección mexicana.[7]

En los años 1920, el fútbol era practicado en México mayoritariamente por extranjeros; resulta obvio señalar que durante las dos décadas posteriores a la llegada del fútbol al país (1900), se careció de representación nacional dada la dependencia de las escuelas inglesa y española, que ejercieron un patriarcado de varios lustros. Para finales de 1922 el embajador de México en Guatemala, Juan de Dios Bojórquez, invitó al único equipo del Campeonato de Primera Fuerza de la FMF compuesto en su mayoría por jugadores mexicanos, el América, para disputar una serie de encuentros amistosos realizados a principios de enero de 1923 contra el Comunicaciones en la capital de aquel país, siendo así el primer representante del fútbol mexicano en el extranjero.[9]

En reciprocidad a la serie jugada en enero, la Selección de fútbol de Guatemala, realizaría una gira en la Ciudad de México a finales del mismo 1923. Ahora sí, oficializada y reconocida como Selección Mexicana de Fútbol, se formó una escuadra integrada con la base del Club América y reforzada con elementos del Atlante y el Guerra y Marina.[7] En el primero de ellos, Adolfo Frías Beltrán, primer entrenador nacional, alineó al guardameta Ignacio de la Garza; los defensas Pedro Legarreta y Rafael Garza Gutiérrez «Récord» (capitán); los centrocampistas Enrique Esquivel, Aurelio Yáñez y Roberto Jardón; y los delanteros Carlos Garcés, Horacio Ortiz, Adeodato López, Mauro Guadarrama (anotador del primer gol en la historia del equipo mexicano) y Cornelio «Coneja» Cuevas. México ganó el encuentro por 2-1. Tres días después jugarían un nuevo partido que se saldaría con una nueva victoria para los mexicanos por 2-0 y el día 16 el último de los encuentros que terminaría con un empate a tres goles. Tras haber disputado tres partidos en su primer año de vida, y frente a una única selección, tardaría cinco años en volver a competir. El hecho sería además la primera aparición del combinado en un torneo oficial internacional, los Juegos Olímpicos de Ámsterdam 1928.

Cartel oficial del primer Campeonato Mundial de Fútbol, celebrado del 13 al 30 de julio de 1930 en Uruguay.

La internacionalización del fútbol mexicano comenzó con el debut de la selección en un certamen oficial, al participar en él Torneo Olímpico de Fútbol dentro de los Juegos de Ámsterdam 1928. El 30 de mayo, México disputó su primer partido en una competición oficial frente a España, que terminó con una derrota para los mexicanos por 7-1. Posteriormente el equipo dirigido por Alfonso Rojo de la Vega concluyó su participación en su primer evento internacional con un nuevo descalabro ante Chile por 3-1.[11]

Partido México- Francia en Uruguay 1930. El primero en la historia de las Copas del Mundo

Ese mismo año, el Congreso de la FIFA se reunió en Ámsterdam y decidió la realización de un torneo exclusivamente futbolístico, para el cual debería buscarse una sede. Uruguay fue elegida como país anfitrión de dicho torneo y México fue invitado a esta primera Copa Mundial de Fútbol. La selección formó parte del grupo A, junto a Argentina, Chile y Francia. El 13 de julio disputó su primer partido, en el que cayeron por 4-1 ante los europeos, en el que sería además el partido inaugural de Uruguay 1930, y de la historia de los mundiales. El delantero Juan Carreño hizo el único gol y se convirtió en el primer futbolista mexicano en marcar en un campeonato del mundo. Las siguientes partidos del Mundial no significaron mejor fortuna a los mexicanos, quienes cayeron con Chile por 3-0 y Argentina por 6-3. No obstante, Manuel El chaquetas Rosas se convirtió en el primer goleador de México en los Mundiales, con dos anotaciones, ambas dentro del duelo frente a la albiceleste.[13]

El equipo mexicano, tenía contemplado clasificarse sin problemas hacia la siguiente edición del certamen (el primero que contó con una fase de clasificación), la Copa del Mundo de Italia 1934, tras vencer de forma contundente en tres duelos a su homónima cubana (partidos finalizados por 3-2, 5-0 y 4-1); pero, inesperadamente, el comité organizador exigió que México se enfrentase a la selección estadounidense, la cual se había inscrito a última hora, para definir al equipo que representaría a Norteamérica en la Copa del Mundo.[15]

Después del frustrado intento de clasificación, México participó en el torneo futbolístico de la tercera edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, los cuales se celebraron en El Salvador en 1935. Tras derrotar por un amplio marcador a la anfitriona selección salvadoreña por 8-1 en su debut el 27 de marzo,[18]

En septiembre de 1937 la selección volvió a la actividad después de dos años, enfrentándose a la selección estadounidense en la Ciudad de México. Se programaron tres encuentros que acabaron con abultadas victorias para los locales. Por cuestiones administrativas, México se negó a participar en la fase eliminatoria hacia la Copa del Mundo de Francia 1938.[12] Esto le otorgó el pase directo a la selección cubana, y supondría la segunda ausencia de los tricolores en el torneo mundial.

En febrero de 1938 participó en el Torneo de Fútbol de los IV Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Panamá. En ellos superaron a la selección venezolana, la selección salvadoreña y a la selección panameña, y alcanzaron nuevamente la final del torneo, en la cual se enfrentaron como en la ocasión anterior a Costa Rica. El 22 de febrero dos goles del atacante Horacio Casarín, coronarían por segunda vez consecutiva a los mexicanos en la competición regional.

Vuelta al panorama mundial (1939-1974)

Estadio Maracaná, escenario del partido inaugural del Campeonato Mundial de Fútbol de 1950, celebrado el 24 de junio.

Entre 1938 y 1947 no hubo actividad oficial. El retorno a la actividad internacional se produjo en el I Campeonato Norteamericano y del Caribe celebrado en 1947 en Cuba, un triangular en el que participó también Estados Unidos. Triunfos de 5-0 sobre el conjunto estadounidense el 13 de julio, y de 3-1 ante la escuadra anfitriona el 17 de julio coronaron a México como campeón del área por primera vez. Al año siguiente participaría por segunda y última vez como selección mayor, en la competencia que vio su debut internacional, el Torneo Olímpico de los Juegos de Londres 1948. Cayó en su único duelo (el torneo era a eliminación directa) contra la selección de Corea, con marcador de 3-5 el 2 de agosto.[19]

México calificó a la Copa Mundial de Brasil 1950 con una actuación sobresaliente, derrotando en un triangular celebrado en la Ciudad de México a Estados Unidos (quien calificaría en segundo lugar) y Cuba, mismo que sirvió para él II Campeonato Norteamericano y del Caribe. En esta ocasión se disputaron 2 encuentros contra cada rival, y con paso invicto (victorias 6-0 y 6-2 frente a EU, y 2-0 y 3-1 contra Cuba) la selección local se coronaria campeón y lograría la clasificación a la Copa del Mundo. Esto significaría el retorno de México a las competiciones mundialistas, de las cuales se había ausentado desde 1930. En su segunda participación mundialista, la selección mexicana disputo el partido inaugural frente a la anfitriona selección brasileña, que dio cuenta del equipo y lo venció sin dificultad por marcador de 4-0 en el Estadio Maracaná. Los demás integrantes del grupo eran dos equipos europeos, la selección yugoslava con quien perdió 4 goles a 1, y la selección suiza, que venció a México por un resultado de 2-1. En el duelo contra estos, los dos equipos vestían camisetas rojas, por lo que se realizó un sorteo para dilucidar el equipo que vestiría su uniforme local, que ganaron los mexicanos, que amablemente cedieron su derecho a los helvéticos. El equipo decidió utilizar la camiseta del Cruzeiro Esporte Clube. Nuevamente la selección no sumó ningún punto y finalizó en el último lugar de su grupo.[21]

Fuera de sus actuaciones en Copas del Mundo, la posibilidad de roce internacional a gran nivel, para la selección nacional era mínima. Sin embargo en 1952 en un intento por unificar el fútbol de toda América fue creado el Campeonato Panamericano de Fútbol, cuya intención era celebrarse al estilo de la Copa del Mundo con cuadros de Sudamérica y la región Norte, Centro y del Caribe. La primera edición se celebró en Chile entre los meses de marzo y abril, con la participación de Panamá, Perú, los vigentes campeones y sub-campeones del mundo Uruguay y Brasil, así como México y el conjunto anfitrión en un sistema de liga, es decir, todos contra todos a un solo duelo. Al final la selección concluyó en el 5° puesto, producto de 4 derrotas (3-1 con Uruguay, 4-0 ante Chile, 2-0 contra Brasil y 3-0 con Perú) y 1 victoria (4-2 sobre Panamá). La seriedad con la que esta edición fue tomada por los sudamericanos permitió enfrentar por primera vez a selecciones de alto nivel, fuera de los mundiales.[23]

En 1953 sin mayor complicación y luego de cuatro victorias en doble duelo contra Estados Unidos (4-0 y 3-1) y Haití (8-0 y 4-0), consiguió la clasificación a la Copa del Mundo. Para el Mundial de Suiza 1954 el panorama no cambió y el combinado mexicano solo tuvo una participación testimonial. Quedó emparejada con Brasil, Yugoslavia y Francia, no obstante solo disputaría dos partidos, por lo dispuesto por el reglamento de ese torneo. En el primero de ellos fue goleado 5-0 por Brasil, y en el último perdió apretadamente con Francia con un penalti en los instantes finales anotado por Raymond Kopa, uno de los mejores futbolistas de la época. México se despedía otra vez sin puntos a favor, pero con la satisfacción de que José Luis Lamadrid fue el autor del primer gol de México en una Copa del Mundo celebrada en Europa.[25]

Selección de fútbol de Suecia de 1958 que se enfrentó a México en el partido inaugural el 8 de junio en el Estadio Råsunda.

México sería sede por primera vez de un torneo futbolístico de gran nivel, al albergar el II Campeonato Panamericano de Fútbol entre los meses de febrero y marzo de 1956. En él participaron al lado del cuadro local, Brasil, Argentina, Perú, Chile y Costa Rica. México concluyó en quinto lugar luego de un triunfo (2-1 sobre Chile), dos empates (1-1 con Costa Rica y 0-0 con Argentina) y dos derrotas (2-1 ante Brasil y 2-0 contra Perú).[27]

Cinco victorias y un empate (como visitante ante Costa Rica), bastaron a la selección mexicana para clasificar de manera invicta a la Copa del Mundo. En una eliminatoria en la que enfrentó, además del conjunto costarricense, a Estados Unidos y Canadá, a lo largo de 1957.

Para la Copa Mundial de Suecia 1958, México volvió a enfrentarse al anfitrión en el partido inaugural en un grupo que compartía, además de los suecos, con la selección galesa y la selección húngara. Un difícil grupo que de nuevo acabaría por eliminar a los norteamericanos. Lo más significativo fue el primer punto logrado en un Mundial al empatar a un gol con Gales (anotado por Jaime Belmonte) el 11 de junio de 1958; sin embargo, las derrotas por 4-0 y 3-0 con Hungría y Suecia respectivamente, enviaron prematuramente a México de vuelta a casa.[28]

En marzo de 1960 se llevó a cabo el III Campeonato Panamericano de Fútbol, teniendo como sede a Costa Rica y con la participación de cuatro únicas selecciones que fueron el anfitrión, México, Brasil y Argentina. Como efecto del escaso número de participantes, el torneo tuvo que disputarse a dos vueltas. México concluyó en tercer lugar producto de un triunfo (3-0 sobre Costa Rica), dos empates (2-2 ante Brasil y 1-1 con Costa Rica) y tres derrotas (3-2 y 2-0 contra Argentina, y 2-0 ante Brasil). Esta sería la última edición de dicho torneo debido a que los conflictos administrativos y las rivalidades entre dirigentes de las áreas, evitaron la fusión del balompié continental.[30]

Después de disputar una serie de reclasificación contra Paraguay, el cuadro tricolor se clasificó para disputar el Mundial de Chile 1962; lo logró ganando con un marcador de 1-0 en México y empatando sin goles en Asunción.[32]

Constituida la Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe de Fútbol (CONCACAF) en septiembre de 1961; Se celebró el I Torneo de Selecciones de la CONCACAF en el mes de marzo de 1963 en El Salvador. México integró el grupo "B" al lado de Costa Rica, Jamaica y Antillas Neerlandesas. La renuncia del entrenador Javier De la Torre, días antes del torneo (sustituido por Arpad Fekete) se convirtió en un factor que propicio la eliminación en la primera ronda, luego de caer 1-2 ante las Antillas y empatar a cero con Costa Rica, esto a pesar del triunfo 8-0 sobre Jamaica.[33]

En 1965 disputó con éxito la Eliminatoria mundialista para Inglaterra 1966 y el II Torneo de Selecciones de CONCACAF. En la eliminatoria clasificó de forma invicta, luego de enfrentar a Honduras, Costa Rica, Jamaica y Estados Unidos. En el torneo del área, de igual forma obtuvo su primer título de la recién creada confederación, disputado en Guatemala. Este se disputó en grupo único con formato de liga, la escuadra mexicana logró cuatro victorias y un empate para coronarse campeón de la zona; Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Antillas Neerlandesas y Haití (en ese orden) acompañaron al equipo campeón.[34]

En la Copa del Mundo de Inglaterra 1966, el guardameta Antonio Carbajal tendría la distinción de ser el primer jugador en aparecer en cinco copas mundiales consecutivas (motivo por el que ganó el sobrenombre de "El Cinco Copas"), honor que en la actualidad es compartido con el defensa alemán Lothar Matthäus.[36]

Sede de la Copa del Mundo

En octubre de 1964 se designó a México para organizar la Copa del Mundo de 1970, teniendo al Estadio Azteca como símbolo y solo una victoria en los certámenes anteriores, tenían el objetivo de hacer un buen papel en casa con el apoyo de su afición.[37]

En el proceso de cuatro años entre la Copa del Mundo de 1966 y la justa a realizarse en casa, la Femexfut organizó una serie de giras por Sudamérica y Europa, y enfrentamientos amistosos en distintas canchas del país con clubes, combinados y selecciones nacionales con el fin de preparar lo mejor posible al cuadro local. Esta serie de giras internacionales permitieron a la selección enfrentar en buenas condiciones a conjuntos titulares del extranjero. La victoria más importante ocurrió durante la gira sudamericana de 1968, cuando el 31 de octubre derrotó dos goles a uno a Brasil en el Maracaná con goles de Isidoro Díaz al minuto 44 y el definitivo por cuenta de Javier Fragoso al 65; el equipo mexicano había comenzado perdiendo al minuto 18. El triunfo destacó históricamente, primero por ser apenas la tercera derrota que sufría el Scratch du Oro en ese estadio, y después, porque se había vencido a la selección titular de Brasil, alineando a Pelé y varios de los jugadores que dos años más tarde conquistarían la Copa del Mundo.[39]

La conocida supremacía del área, volvió a quedar en duda durante la IV Copa CONCACAF celebrada en Costa Rica en 1969. Esto debido a que un cuadro alternativo acudió a dicha justa (incluso dirigido por un entrenador alternativo: Diego Mercado), para dar prioridad a que la base titular del plantel se concentrara en las giras internacionales, que evidentemente significaban mayor y mejor nivel de preparación. Ante tal situación, México quedó ubicado en la tercera posición producto de solo una victoria, dos empates y dos derrotas, en un torneo que incluyó al campeón Costa Rica, Guatemala, Honduras, Curazao y Trinidad y Tobago.[40]

La expectación por que iniciara el primer campeonato mundial de fútbol organizado por México era muy grande, sin embargo a cuatro días de la apertura, se presentó la noticia de la lesión del entonces jugador figura del medio local, Alberto Onofre, lo que produjo un ambiente dentro y fuera del plantel, de desconfianza. La inauguración de la Copa del Mundo se llevó a cabo el 31 de mayo, México recibió a la Unión Soviética con un lleno absoluto en el Azteca, pero el equipo local no pudo corresponder a las expectativas del público y empató sin goles en un encuentro caracterizado por el cuestionado sistema defensivo del entrenador Raúl Cárdenas, quien había sustituido a Ignacio Trelles meses antes de la justa. El segundo partido fue contra un rival cercano: El Salvador, frente al que obtuvo un resultado de 4-0. Por primera vez en la historia, México conseguía una goleada, los anotadores fueron Javier Valdivia (2), Javier Fragoso e Ignacio Basaguren. El 11 de junio los locales vencieron por la mínima diferencia a Bélgica con un gol, por la vía penal, de Gustavo Peña, en ese entonces, defensa del Cruz Azul. Con este resultado por primera vez en la historia, el Tri avanzaba a la siguiente fase de la competición.[42]

Disparidad mundial-regional (1974-1990)

La expectativa generada por la buena actuación en la Copa del Mundo celebrada en casa, fue correspondida al lograr su segundo título de la zona, al ganar en Trinidad y Tobago la V Copa CONCACAF en diciembre de 1971. Luego de liderar con cuatro victorias y un empate el grupo de seis en que se desarrolló dicha fase final. El denominado «Gigante de la Concacaf» comenzó con una debacle en 1973 al perder su clasificación al Copa del Mundo de Alemania 1974 en Haití, donde se desarrolló el hexagonal definitivo. A partir de esa edición, la CONCACAF había determinado, no solo jugar la fase final de la eliminatoria en una sola sede, sino que convirtió dicha ronda a la vez, en el torneo de selecciones del área. Primero, se empató sin goles con Guatemala, otro empate por 1-1 con Honduras, una goleada de 8-0 sobre Curazao y una escandalosa derrota de 4-0 en el penúltimo encuentro frente a Trinidad y Tobago decretaron la eliminación que no fue salvada ni con la victoria por 1-0 sobre el equipo local de Haití en el último encuentro.[43]

Para el torneo de Argentina 1978, las expectativas sobre el combinado nacional eran muy altas por el subcampeonato obtenido un año antes en la Copa del Mundo Juvenil en Túnez y por la buena fase eliminatoria -efectuada en México- donde arrasó a los rivales clásicos de la zona. Ya definidos los rivales de grupo (Túnez, Alemania y Polonia), entre la opinión pública se pensaba que a los africanos se les ganaría y con los polacos se empataría para seguir adelante, pero la realidad fue otra. El choque con la realidad fue contundente: Túnez ganó 3-1 en el primer partido celebrado el 2 de junio, después vino la debacle total al perder por goleada de 0-6 ante Alemania Occidental y finalmente Polonia ganó 3-1 en el último cotejo para consumar la peor actuación del «Tri» en un Mundial, pues había grandes expectativas.[47]

Anfitriones de la Copa Mundial

Partido disputado ante Alemania en la Copa del Mundo de 1986.

México hospedó el Campeonato Mundial de 1986 siendo el primer país en organizar dos Copas del Mundo.[49] Nuevamente la Federación Mexicana de Fútbol realizó un ambicioso plan de preparación de cara a la Copa del Mundo, incluyendo giras en los cinco continentes, torneos amistosos en suelo nacional y la división de la temporada 1985-86 de la Primera División en dos torneos cortos (PRODE 1985 y México 1986) jugados sin seleccionados. Bajo este esquema de planificación, la selección fue dividida en dos cuadros, el "A" y el "B", que de manera simultanea ejecutaron la serie de partidos internacionales planeados por la Federación entre 1983 y 1984. Finalmente en 1985, el ya llamado popularmente Tri, se convirtió en un solo cuadro que continuo con duelos de alto nivel, como el torneo amistoso celebrado en el Azteca contra Italia, Inglaterra y Alemania.

México retomaría su competitividad después de años de estancamiento, pues causó un buen impacto al mando de Bora Milutinović. Su primera fase muy destacada: el debut fue el 3 de junio frente a Bélgica, con victoria de 2-1 con goles de Fernando Quirarte y Hugo Sánchez, ante 100 mil espectadores. Se empató a un tanto contra la selección de Paraguay el 7 de junio, partido en el cual Hugo Sánchez, delantero del Real Madrid y único jugador que actuaba en el extranjero, falló un penal en el último minuto del juego. En el último partido vencieron a Irak por la mínima diferencia, y lograron el pase a los octavos de final, etapa que se había instituido por el incremento a 24 plazas en el Mundial. El 15 de junio, frente a 115 mil espectadores en el Estadio Azteca, dieron cuenta de Bulgaria por 2 goles a 0, el primero de ellos memorable por el remate de "tijera" de Manuel Negrete, recordado con una placa conmemorativa afuera del estadio y considerado "el gol más bello de México en los mundiales".[50]

Descalificación internacional: El episodio de los cachirules (1988-1990)

México fue descalificado de la eliminatoria de la Copa Mundial de Fútbol de 1990 (y de toda competencia internacional) por un período de dos años por alinear jugadores que sobrepasaban el límite de edad permitido por FIFA en la ronda de clasificación para la Copa Mundial Sub-20 de Arabia Saudita 1989, desarrollada en Guatemala durante el mes de abril de 1988.[52]

Trascendencia internacional (1990-1999)

La parálisis y el desprestigio en que cayó el balompié mexicano, causó una reestructuración que incluyó el cambio de mandos federativos en todos los niveles, con miras a calificar a un mundial fuera de casa por primera vez desde 1978. En octubre de 1990 la CONCACAF decide reeditar su torneo de selecciones convirtiéndolo de hexagonal a octagonal, separándolo del proceso eliminatorio para la Copa del Mundo, y celebrarlo cada dos años en los Estados Unidos. El nuevo torneo se denominó Copa de Oro de la Concacaf. La I edición se efectuó en junio de 1991 teniendo como sede al Memorial Coliseum de Los Ángeles. México integro el grupo "A" junto a Canadá, Honduras y Jamaica; victorias 4-1 y 3-1 sobre Jamaica y Canadá respectivamente, así como un empate a uno contra Honduras permitió al equipo clasificar a semifinales donde cayó sorpresivamente ante Estados Unidos el 5 de julio.[53] Ante ello Manuel Lapuente renunció como entrenador y el juego por el tercer lugar (que ganaría) fue dirigido por su auxiliar Luis Fernando Tena.

Ante el fracaso en la Copa Oro, la Federación dio un vuelco a la tradicional elección de entrenadores forjados en el medio nacional y contrató al técnico argentino César Luis Menotti, campeón mundial en Argentina 1978. Quien más allá de un estilo futbolístico innovador para el cuadro mexicano, impuso una nueva mentalidad positiva y ganadora en el jugador mexicano, esto a través de las giras realizadas a Europa durante 1992. El proyecto de Menotti se cortó de tajo tras su renuncia en noviembre de dicho año, luego de que una serie de conflictos administrativos le costaran el puesto a los dirigentes que lo habían contratado, y por lealtad decidió apartarse de su cargo. Los nuevos dirigentes nombraron a Miguel Mejía Barón como director técnico, quien no realizó grandes cambios al esquema de actitud y mentalidad impuestos por Menotti, pero si amalgamo de mejor manera el estilo táctico. Con ello y fortalecido por una nutrida generación de futbolistas, la selección no solo viviría el año más activo de su historia (31 juegos), sino uno de los de mayor relevancia. La selección comenzó su camino rumbo a la Copa del Mundo en 1992 dentro de la segunda fase eliminatoria, entablando el grupo que integró al lado de Honduras, Costa Rica y San Vicente; consiguió en la primera fecha un 4:0 sobre San Vicente en Kingstown, venció en el Azteca 2:0 y 4:0 a Honduras y Costa Rica respectivamente, perdió en San José 2:0 frente a Costa Rica, goleó 11:0 a San Vicente siendo ésta la mayor goleada en la historia del tri, y empató con Honduras 1:1 en Tegucigalpa, así clasificando con ello como líder al cuadrangular final. En él se enfrentaría en un lapso de tres meses de 1993 a Canadá, El Salvador y Honduras. En la primera fecha cayó ante El Salvador en San Salvador, sin embargo se recompuso en el camino a la clasificación ya que consiguió tres victorias contudentes en el Azteca frente a Honduras (3:0), El Salvador (3:1) y Canadá (4:0). En la penúltima fecha, venció a los hondureños por 4:1 en Tegucigalpa. Gracias al formato tan corto, la selección mexicana fue la primera en obtener la clasificación a la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994 cuando venció en un duelo definitivo a Canadá 2-1 en Toronto el 9 de mayo.

El Tricampeonato de Concacaf y el subcampeonato de la Copa América

En 1991 se había oficializado la invitación formal de México para participar en la Copa América, el torneo más antiguo de selecciones nacionales en el mundo y el de mayor nivel en el continente. El debut se produciría en la edición de Ecuador 1993. Su primer juego fue el 16 de junio de 1993 enfrentando al representativo de Colombia, partido que perdió luego de un polémico gol con marcador 2-1. El siguiente juego concluyó con empate (1-1) ante uno de los favoritos Argentina y cerraría la primera fase empatando a cero con Bolivia, paso a cuartos de final como uno de los mejores terceros lugares. Venció a Perú 4-2 el 27 de junio y en semifinales al país sede Ecuador 2-0 el 30 de junio permitiendo con esto pasar a la gran final en su debut. El 4 de julio disputaría la gran final ante Argentina, cayendo en un cerrado juego 2-1, en lo que hasta ese momento era la mejor actuación de una selección mexicana en competencias internacionales fuera del país.[57]

La Selección Mexicana fue moldeando su camino hacia el campeonato de la Copa Oro de 1993 con goleadas de 9-0 sobre Martinica y 8-0 frente a Canadá, dentro del Grupo B; Ante Costa Rica si encontró resistencia, para empatar finalmente a un gol. De hecho, siete de los nueve goles ante Martinica fueron obra de Luis Roberto Alves, quien de esta forma imponía un récord en la Copa Oro, de más goles anotados por un jugador en un solo partido. En las semifinales, el «Tricolor» continuó con su ofensiva al enfrentar a Jamaica, a quien derrotó con un marcador 6-1, para acceder a la gran final. Por su parte, Estados Unidos había ganado sus tres encuentros dentro del Grupo A, y eliminado a Costa Rica en las Semifinales, por 1-0, para ser el rival de los mexicanos en el juego decisivo. El 25 de julio de 1993, con un Estadio Azteca lleno, México llegó a 28 goles a favor en el torneo y conquistó el campeonato con un 4-0 sobre los estadounidenses. Los autores de los goles mexicanos fueron Ignacio Ambríz, Guillermo Cantú y Luis Roberto Alves. La cuenta se completó con un autogol de Armstrong.[59]

La Selección Mexicana, tal y como lo había hecho tres años atrás, en la edición de 1996 empezó a ejercer un dominio total en este certamen, para revalidar su título. Primero venció a San Vicente 5-0, y a Guatemala por 1-0, para acceder a las Semifinales, en donde le tocó enfrentar de nuevo al cuadro chapín. Fue el momento en que apareció la figura de Cuauhtémoc Blanco, quien le dio el pase a México a la final con un gol a los 64', en la victoria de 1-0 ante Guatemala. En una tarde lluviosa y con una cancha en difíciles condiciones para la práctica del fútbol, México aprovechó las dos opciones más claras que tuvo para derrotar a Brasil el 21 de enero, por 2-0 y de esta forma proclamarse campeón del torneo. Luis García al 54', y Cuauhtémoc Blanco al 75', en jugadas de buena manufactura, escribieron la victoria tricolor.[60]

En la edición de 1998, que volvió a jugarse en territorio estadounidense, México obtuvo el tricampeonato con un equipo muy afinado. Mexicanos y estadounidenses protagonizaron una edición más del Clásico de la Concacaf ahora en la Final de la Copa de Oro, en partido celebrado el 14 de febrero de ese año, y con el Memorial Coliseum de Los Ángeles de nuevo como sede; Luis Hernández llegó a cuatro goles en su cuenta personal, tras marcar al 43', para darle el tricampeonato a la Selección Mexicana con marcador de 1-0.[61]

Mundial de Estados Unidos 1994

La clasificación para el mundial de Estados Unidos 1994 se dio de manera sufrida, pero con un fútbol brillante. México refrendaría este buen momento en el Mundial ganando su grupo, el denominado « Grupo de la muerte», acompañado por Italia (1-1), Irlanda (2-1) y Noruega (0-1), siendo esta la primera ocasión que pasaba de la primera fase, en un mundial fuera de casa. No obstante, México finalmente perdió en octavos de final ante Bulgaria en penales después de empatar en tiempo regular a un gol, cobrando revancha de lo acontecido en 1986.[62]

Copa América 1995

La segunda participación en el máximo torneo continental llega en Uruguay 1995, donde ahora compartiría grupo con el local Uruguay, Paraguay y Venezuela. Como en la edición anterior, México pasó a cuartos de final como uno de los mejores terceros lugares, luego de empatar a un tanto con el local, perder 2-1 con Paraguay y vencer 3-1 a Venezuela. Enfrentó a Estados Unidos; tras quedar el marcador empatado a 0 goles, México dejó el torneo al ser derrotados en la tanda de penales 4-1.[64]

Copa Confederaciones 1995

Del 6 al 13 de enero participó por primera vez en la denominada Copa Intercontinental «Rey Fahd», torneo al que asistían por invitación los campeones de cada una de las zonas futbolísticas del planeta. La selección mexicana tuvo una decorosa presentación, ganando 2-0 al local Arabia Saudita, posteriormente empató a uno Dinamarca, quien también había vencido por el mismo marcador a los árabes, por lo que se ejecutó una tanda de penales para determinar al líder de grupo y finalista del torneo, la selección cayó 2-4 en la tanda, y disputó el duelo por el tercer lugar con Nigeria, con quien empataría a uno y se quedaría con la tercera plaza venciendo 5-4 en penales.[65]

Copa Confederaciones 1997

En la Copa Rey Fahd de 1997, la competición pasó a llamarse oficialmente «Copa FIFA Confederaciones». México quedó eliminado en la primera ronda, con derrotas ante Australia (1-3) y Brasil (2-3), aunque goleó 5-0 al local Arabia Saudita.[66]

Copa América 1997

Bolivia 1997 sería la tercera participación de la Selección Mexicana. En está ocasión comparte el grupo C con Brasil, Colombia y Costa Rica. Paso a la siguiente ronda como el segundo lugar del grupo, solo por debajo de Brasil, producto de un triunfo (2-1 a Colombia), un empate (1-1 con Costa Rica) y la derrota 3-2 ante los brasileños, luego de ir ganando 2-0 al medio tiempo. Enfrentaría a Ecuador en cuartos de final y lo vence 4-3 en penales (empate 1:1 en tiempo regular) con gran actuación del arquero Adolfo Ríos, pero es truncado su camino hacia la final al ser derrotado en semifinales por Bolivia; no obstante se queda con el honroso tercer lugar al vencer 1-0 a Perú.[68]

Mundial de Francia 1998

A diferencia de otras eliminatorias, México no mostró la superioridad tan manifiesta como en otros años y si bien ganó la zona de forma invicta, lo hizo con 4 victorias y 6 empates, y a pesar de ello se produjo la destitución de Bora Milutinović como entrenador nacional. El proceso de Manuel Lapuente como técnico nacional inicio con muchas dudas al caer con rivales en el papel inferiores y siendo goleado por los rivales fuertes en los partidos amistosos.

Pero al momento de jugar el campeonato de Francia 1998, el cuadro tricolor retoma su nivel de los últimos años y clasifica en segundo lugar. Derrota a Corea del Sur por 3 a 1, para después empatar con Bélgica y Países Bajos (ambos por 2 - 2); cabe señalar que los tres partidos los comenzó perdiendo y al final remontó. En octavos de final, nuevamente se encuentra con Alemania y cae por 2 a 1. Curiosamente, México comenzaría teniendo la ventaja en el marcador por primera vez el torneo. Luis Hernández anotaría 4 goles en la justa y se convertiría en el máximo anotador mexicano en Copas del Mundo.[69]

Copa América 1999

En Paraguay 1999 fue la cuarta participación de la Selección Mexicana, donde compartió el grupo B con Brasil, Chile y Venezuela. Con seis puntos (segundo lugar del grupo) pasó a la siguiente ronda enfrentando en cuartos de final a Perú, venciéndolo 4-2 en penales (empate 3:3). En semifinales enfrenta al equipo favorito para el título, el campeón mundial y continental, Brasil, quien lo derrota por marcador de 2-0. Nuevamente la actuación se cierra con la obtención del tercer lugar al vencer 2-1 a Chile.[71]

Campeón de la Copa Confederaciones 1999

La Copa Confederaciones 1999 llegó a territorio mexicano; era el tercer torneo de relevancia para Manuel Lapuente, y el experimentado timonel no desentonó, como tampoco lo hizo el plantel que encaró la competencia. En la plantilla mexicana sobresalieron elementos como Cuauhtémoc Blanco, José Manuel Abundis, Rafael Márquez, Claudio Suárez y Miguel Zepeda.[78]

2000-2009

Copa Oro 2000

La época de dominio mexicano en la Concacaf terminó en la Copa de Oro de la Concacaf 2000, cuando sorpresivamente fue derrotada en la rond de cuartos de final, en el Estadio Qualcomm de San Diego 2-1, con gol de oro, por Canadá, que a la postre sería campeona del torneo.[79]

Copa Confederaciones 2001

Bajo la conducción técnica de Enrique Meza, la edición de 2001 fue la peor actuación del combinado azteca, perdiendo sus tres encuentros ante Australia (0-2), Corea del Sur (1-2) y Francia (0-4).[80]

Subcampeón de la Copa América 2001

En Colombia 2001 por tercera vez consecutiva y en su quinta participación de la Selección Mexicana en la torneo continental, comparte grupo con Brasil, además de Perú y Paraguay. Llega a la segunda ronda al quedar (como en las últimas 2 ediciones) en el segundo lugar del grupo. Sin repetir el gran nivel de su histórico debut en 1993, nuevamente llega a la final dejando en el camino a Chile (2-0) en cuartos de final y en semifinales a Uruguay 2-1. Se queda con el subcampeonato al perder por mínima diferencia ante la selección local de Colombia.[82]

Copa Oro 2002

En la Copa de Oro de la Concacaf 2002, con un equipo alternativo que se preparaba para la Copa Mundial de Fútbol de Corea-Japón 2002, la selección fue eliminada en cuartos de final por la selección de Corea del Sur en tanda de penales.[83]

Mundial de Corea del Sur y Japón 2002

México sufriría una crisis futbolística en las eliminatorias que estuvo a punto de dejarlo fuera de la competición, incluso perdiendo por primera vez en un partido oficial en el Estadio Azteca, contra Costa Rica (evento conocido como el «Aztecazo»).[84] Por tanto, fue necesario el relevo de técnico de Enrique Meza (quien había sustituido a Manuel Lapuente luego de una derrota ante Trinidad y Tobago en la ronda semifinal de la eliminatoria) por Javier Aguirre; éste funcionó y logró clasificar en segundo lugar de la zona cuanto todo parecía perdido con cuatro victorias y un empate en la segunda vuelta. En gran medida contribuyo al resurgimiento del equipo, el regreso de Cuauhtémoc Blanco, lesionado durante 10 meses, y el relevo generacional gestado por el nuevo entrenador.

Ya en el mundial asiático, México ganaría su grupo contundentemente. Abrió su participación en el Mundial de 2002 con una victoria por 1-0 sobre Croacia marcando Cuauhtémoc Blanco por medio de un penalti. En el segundo partido, México consiguió su segundo triunfo ante Ecuador con goles de Jared Borgetti y Gerardo Torrado. Finalmente contra Italia, México empató a un gol gracias a un gol de Borgetti a pase de Blanco, siendo considerado uno de los mejores tantos del torneo. En la segunda fase, se creía que México tenía el pase asegurado a cuartos desde antes de jugar, ya que el rival era Estados Unidos, viejo conocido de la zona de Concacaf. Pero sorpresivamente el cuadro estadounidense derrota al tricolor por 2 a 0, causando un duro golpe a las ilusiones mexicanas. Rafael Márquez fue expulsado del juego por un cabezazo propinado a Cobi Jones.[85]

2003-2005

El 22 de octubre de 2002 el argentino Ricardo Lavolpe, entonces técnico del Deportivo Toluca, es nombrado técnico de la selección, por delante de su compatriota Carlos Bianchi y el brasileño Luiz Felipe Scolari.[86] Su primer cotejo al frente del «Tri» fue el 4 de febrero de 2003, perdió 0:1 ante Argentina en el Coliseo de Los Ángeles. Su primera victoria llegó hasta el tercer partido, luego de empatar sin tantos con Colombia, el 19 de marzo la selección derrotó 2:0 a Bolivia con goles de Pável Pardo y Jesús Olalde.

Copa Oro 2003

Tuvieron que pasar cinco años para que México volviera a coronarse como campeón del área. La espera rindió sus frutos, ya que el «Tricolor» obtuvo el gallardete en la edición de la Copa de Oro de la Concacaf 2003, que se organizó simultáneamente en el Distrito Federal (México), Foxboro y Miami (Estados Unidos). La Selección Mexicana le empezó a tomar la medida a los pentacampeones mundiales, que participaron con su equipo B y dirigidos no por Parreira, sino por Ricardo Gomes, desde la primera fase, ya que ambos compitieron dentro del Grupo A. El «Tri» venció 1-0 a los cariocas, con gol de Jared Borgetti, para después acceder a los cuartos de Final como primero de grupo, tras empatar 0-0 con Honduras. Su marca perfecta, sin derrota y sin recibir gol, se prolongaría hasta la gran final, como había sucedido en 1996. Un contundente 5-0 ante Jamaica y un categórico 2-0 frente a Costa Rica moldearon el camino a la confrontación por el gallardete. México recibió a Brasil en el Estadio Azteca, el 27 de julio de 2003, y aunque llegaba en buen momento, no cayó en exceso en confianza, pues en el cuadro amazónico empezaban a despuntar algunos jugadores que después serían figuras internacionales, como Kaká, Adriano y Robinho. Los locales hicieron un partido muy inteligente, para cubrirse de gloria con un gol de oro de Daniel Osorno, a los 7' del primer tiempo extra.[87]

Copa América 2004

La edición de Perú 2004 fue la sexta participación de la Selección Mexicana en la Copa América. Compartió el grupo B con las selecciones de Argentina, Uruguay y Ecuador. Por primera vez, México pasa a la siguiente ronda como el primer lugar del grupo, al vencer por primera vez en duelo oficial a Argentina 1-0, a Ecuador 2-1 y empatar a dos tantos con Uruguay. Pero es derrotado en cuartos de final por Brasil 4-0.[88]

Copa Confederaciones 2005

De la mano de Ricardo Lavolpe, México regresó al torneo en la edición de Alemania 2005, donde realizó una buena actuación en la que el equipo equilibró el orden defensivo con propuesta ofensiva. Venció a Japón (2-1) y Brasil (1-0), empató con Grecia (0-0) y clasificó a la semifinal donde fue eliminada en un gran partido ante Argentina, por penales. Disputó en el juego por el tercer lugar con el local Alemania y perdió 4-3 en tiempo extra.[89]

Copa Oro 2005

Para la Copa de Oro de la Concacaf 2005, el técnico Ricardo Lavolpe convocó un equipo alterno, para dar descanso a los participantes de la Copa Confederaciones 2005. La selección sufrió dos derrotas en el mismo torneo por primera vez en la historia, ante Sudáfrica en primera fase (1-2) y en los cuartos de final contra Colombia (1-2).[90]

Mundial de Alemania 2006

Esta vez México clasificó sin muchos contratiempos en la eliminatoria de Concacaf, ya que en su primera y segunda fase ganó todos sus partidos y en la ronda final ganó 7, empató uno y perdió 2. Terminó abajo de los Estados Unidos por resultados directos entre ellos, como criterio de desempate. En el camino de preparación México disputa 2 partidos contra rivales de nivel considerable y serios candidatos al título mundial. En el primer partido disputado en Francia contra esta misma selección cae por 1:0. El siguiente partido se jugó contra la selección de Países Bajos, en el cual cayeron por 2:1 lo cual generó gran incertidumbre por parte de los medios nacionales. El último partido antes del mundial, se llevó a cabo contra el equipo de la Universidad de Göttingen al cual derrotó 3:0.

La selección de México debutó en la Copa Mundial de Fútbol de 2006, ante Irán, el 11 de junio, en el estadio de Núremberg, derrotando a los iraníes, por marcador de 3:1, con dos goles de Omar Bravo y uno de Sinha. El gol de los iraníes fue anotado por Yahya Golmohammadi. El segundo encuentro se disputó contra la Selección de fútbol de Angola, el 16 de junio, en el estadio de Hannover, empatando con un marcador de 0:0. México dominó durante todo el partido, pero no tuvo contundencia en las jugadas. El arquero angoleño João Ricardo fue el héroe de este partido al atajar por lo menos tres opciones claras de gol. En el tercer encuentro, celebrado el 21 de junio, en el estadio de Gelsenkirchen, se perdió 2:1 ante la escuadra de Portugal. Por los portugueses anotó Maniche y Simão Sabrosa de penalti, y; por los mexicanos Francisco Fonseca. El Tricolor tuvo el empate en los pies de Omar Bravo, quien fallaría un penalti. En Octavos de Final el 24 de junio, en el estadio de Leipzig, se perdió 2:1 ante Argentina, a pesar de que este fue el partido donde el Tri se vio mejor. Fue un encuentro muy equilibrado y cerrado, donde solo una individualidad pudo romper la paridad de fuerzas. En los 90 minutos reglamentarios el marcador fue de 1:1. El primer gol fue anotado por la selección mexicana, en una jugada a balón parado, que Rafael Márquez logra conectar, venciendo al arquero argentino, casi inmediatamente después se produjo el empate en un tiro de esquina argentino, el gol lo convierte Hernán Crespo al anticipar a su marcador Jared Borgetti, algunos especialistas creen que fue autogol de Borgetti, pero la FIFA oficialmente convalidó el tanto a favor de Crespo.[93]

2006-2009

Copa Oro 2007

El debut en torneo oficial de Hugo Sánchez como director técnico de la selección, se dio en la Copa de Oro de la Concacaf 2007, con un equipo plagado de figuras de Ligas Europeas y de la Mexicana, encabezados por el regreso de Cuauhtémoc Blanco y Jared Borgetti. La selección desarrolló un estilo de juego flojo y sin propuesta clara, sin embargo llegó por primera a la final en territorio estadounidense desde 1998, en su mejor juego, la gran final ante Estados Unidos cayó 2-1, Andrés Guardado sin embargo rompió con su gol una racha de 8 años sin anotarle a Estados Unidos en su casa.[95]

Copa América 2007

La séptima participación de México en la cita continental seria fue en la Venezuela 2007. Compartió el grupo "B" con las selecciones de Brasil, Chile y Ecuador. El primer partido lo enfrentó con Brasil y sorprende con buen fútbol al vencerlo 2 goles a 0. Con resultados de 2 victorias y 1 empate, logró clasificar a la siguiente ronda en primer lugar de su grupo con 7 puntos, por debajo queda Brasil con 6 unidades. En Cuartos de final, derrota 6 goles a 0 a Paraguay (la mayor goleada de México en todas sus participaciones), posteriormente enfrenta en semifinales en la ciudad de Puerto Ordaz a Argentina en donde fue derrotado 3 goles a 0. En el partido por el tercer lugar, derrota 3 a 1 a Uruguay en el único encuentro disputado en Caracas.[97]

El 3 de junio de 2008 el sueco Sven-Göran Eriksson, ex seleccionador de Inglaterra y ex técnico del Manchester City, fue designado nuevo entrenador de México, sucediendo a Hugo Sánchez cuya etapa acabó abruptamente al ser eliminada la selección sub-23 del Preolímpico de la Concacaf rumbo a Beijing 2008.

La prensa mostró preocupación por el desconocimiento del sueco sobre el idioma español y del fútbol mexicano, aunque Eriksson le restó importancia al tema.[101]

La derrota en San Pedro Sula generó reacciones adversas por parte de los medios periodísticos, que mostraron su amplia desaprobación a la continuidad de Eriksson como director técnico por el irregular desempeño del conjunto.[108]

Copa Oro 2009

La Copa de Oro 2009 representó el resurgimiento de la supremacía de México en el área, ya que antes del torneo había pasado por un proceso tortuoso y desempeñó mediocre en la eliminatoria mundialista. Aunque sin convencer, fue de menos a más en el torneo: primero derrotó a la debutante selección de Nicaragua por 2-0, empató con Panamá a uno en un encuentro ríspido, y aseguró el primer lugar de grupo venciendo a Guadalupe por 2-0. En ronda de cuartos de final goleó con facilidad a Haití por 4-0, pero el partido semifinal contra Costa Rica fue muy sufrido porque la selección tica dominó durante una buena parte del encuentro; Guillermo Franco parecía brindar el triunfo al Tri, pero en una desatención de Juan Carlos Valenzuela es aprovechada por Froylán Ledezma para igualar el marcador, ya en tiempo de compensación. Se forzó la ronda de penales, donde México convirtió todos, y por Costa Rica erró el mismo Ledezma dando el pase a la final a los mexicanos. La final contra Estados Unidos (efectuada en el Giants Stadium de Nueva York) representaba una revancha obligada para sacudirse el dominio ejercido por los norteamericanos en los últimos tiempos, ya que éstos habían ganado las dos últimas ediciones de la copa (2005 y 2007). Con el público volcado en su favor mayoritariamente y después de un primer tiempo parejo, México terminó por vapulear a los estadounidenses por 5-0, con tantos de Gerardo Torrado ( penalti), Giovani dos Santos, Carlos Vela, José Antonio Castro y Guillermo Franco; con ello, el «Tri» volvió a ser el máximo ganador de torneos de la Concacaf y se libró de una racha de 10 años sin poderle ganar a los Estados Unidos en territorio estadounidense.[110]

2010-presente

Mundial de Sudáfrica 2010

Javier Aguirre fue nombrado entrenador en abril de 2009.

El 16 de abril de 2009 Javier Aguirre fue presentado como nuevo entrenador de la Selección Mexicana.[119] Con el empate con Trinidad y Tobago en la última fecha del Hexagonal, México se quedó en la segunda plaza con 19 puntos, a uno del primer puesto, que ocupó Estados Unidos. En los partidos de preparación del Tri, México enfrentaba a selecciones de gran jerarquía como Inglaterra, Países Bajos e Italia, también se enfrentaron a las selecciones de Bolivia, Nueva Zelanda, Corea del Norte, Islandia, Ecuador, Senegal, Angola y Chile, teniendo así la preparación más larga de los participantes de la justa mundialista.

Segundo gol del partido México- Francia en Sudáfrica 2010. anotado de penal por Cuauhtémoc Blanco

El 11 de junio de 2010 México inauguró la Copa Mundial contra los anfitriones, en un partido donde México dominó todo el primer tiempo donde no pudo encontrarse con el gol, en el segundo tiempo Sudáfrica empezó a dominar y al minuto 55, Siphiwe Tshabalala adelantó al conjunto Africano, el empate llegó por cuenta de Rafael Márquez. Comenzaba así la contienda del Grupo A. El 17 de junio de 2010 México derrota por marcador de 2-0 a su similar de Francia con anotaciones de Javier Chicharito Hernández al minuto 64 y de Cuauhtémoc Blanco por vía de penalti al minuto 79 para así posicionarse en segundo lugar del grupo A con el mismo número de puntos a su similar de Uruguay. El 22 de junio perdió contra la selección de Uruguay por el marcador de 1-0; el gol fue marcado al minuto 43 por Luis Suárez. Mientras tanto Sudáfrica derrotaba a Francia terminando con un marcador de 2-1; Pero con este resultado México y Uruguay avanzaron a los octavos de final. El 27 de junio fue eliminado por la Selección Argentina por segunda ocasión consecutiva, tras 2 goles polémicos, el primero por un error del árbitro al no marcar un fuera de lugar. El segundo debido a que el defensa Ricardo Osorio regaló el balón, terminando el partido con un marcador final de 3-1 a favor de Argentina. Finalizó en el puesto número 14 de la tabla general.[120]

2011-2013

Copa Oro 2011

La Copa de Oro 2011 ha sido la mejor actuación de México en este torneo ya que ganó con una puntuación perfecta y una gran diferencia de goles. México se mostró muy ofensivo durante el torneo y presentando un buen fútbol, el primer partido contra El Salvador tuvo un primer tiempo dudoso y parejo pero el segundo tiempo el conjunto mexicano arregló sus errores y terminaron goleando 5-0 al rival con goles de Efraín Juárez, Aldo de Nigris y 3 tantos de Javier Hernández. Contra Cuba dominaron todo el partido y terminaron goleando también 5-0; posteriormente contra Costa Rica el «tricolor» ganó 4 por 1. En cuartos de final bajó su ofensiva porque se enfrentó a una muy organizada Guatemala que los sorprendió a los 5 minutos adelantándose en el marcador, pero con el ingresó de de Nigris al segundo tiempo consiguió el empate con gol de este último y de Javier «Chicharito» Hernández daría la vuelta al marcador pasando a la semifinal. El rival sería Honduras en un partido donde el tricolor le faltó un poco de definición, pero en la prórroga México anotó dos tantos y avanzaría a la final contra su mayor rival de la Concacaf, Estados Unidos. La final disputada el 25 de junio en el Rose Bowl, a pesar de ser en territorio estadounidense, casi toda la afición era mexicana. Estados Unidos comenzó ganando 2-0 cuando México jugaba mucho mejor pero, a pesar de ir perdiendo, empataron el partido antes del descanso. En el segundo tiempo el «Tri» no tardó en adelantarse con gol de Pablo Barrera y un gol de difícil ejecución de Giovani Dos Santos que sepultaría definitivamente las esperanzas del «equipo de las barras y las estrellas». México lograba así remontar imponiéndose al final 4-2, victoria que le otorgaba el pase a la Confederaciones 2013 en Brasil.[123]

Copa América 2011

En su octava participación ( Argentina 2011), la Selección Mexicana se vio representada por una selección Sub-22 dirigida por Luis Fernando Tena (reforzada con cinco elementos mayores a esta edad: Paul Aguilar, Rafael Márquez Lugo, Luis Michel, Oribe Peralta y Héctor Reynoso), ya que el seleccionado mayor estaba participando en la Copa de Oro 2011 por disposición de la CONCACAF. Previo al torneo, este combinado se vio envuelto en un escándalo en un hotel de Ecuador, donde algunos jugadores ingresaron con prostitutas a las habitaciones; ocho jugadores (entre ellos, Marco Fabián y Jonathan dos Santos) fueron sancionados con su separación del plantel y por tanto, del torneo. Con un cuadro disminuido por estas ausencias, México encaró el grupo C con las selecciones de Uruguay, Chile y Perú, quienes llevaban a sus representativos mayores. Los resultados no fueron favorables y perdió los tres encuentros: 1-2 ante Chile (el tanto mexicano lo convirtió Néstor Araujo, a la postre el único del torneo), 0-1 con Perú y 0-1 con Uruguay (quien terminaría como campeón de la Copa). Por primera vez, México se quedaba en la primera fase de la justa continental y sin puntos obtenidos.[124]

Copa Confederaciones 2013

Dirigidos por José Manuel de la Torre, México asistió a la Copa FIFA Confederaciones 2013 en Brasil como campeón de la Copa de Oro 2011. Encuadrados en el grupo A del evento, junto con las selecciones de Italia, Japón y el anfitrión Brasil; los mexicanos comenzaron el torneo con una derrota a manos de los italianos (1-2). Tras caer ante Brasil por 0-2 en su segundo cotejo, conjugado con la derrota japonesa ante Italia, México se despidió de la justa. El tercer y último cotejo ante Japón, duelo de selecciones ya eliminadas, los mexicanos se impusieron 2-1 con doblete de Javier «Chicharito» Hernández.

Copa Oro 2013

En un ambiente de crisis tras malos resultados cosechados tanto en el Hexagonal final rumbo al Mundial como en la Copa Confederaciones, México optó por jugar la Copa de Oro con una selección alterna aunque debutó el torneo con una nueva derrota (1-2), esta vez ante su similar de Panamá, selección que logró por primera vez vencer al cuadro «tricolor». Sin embargo los mexicanos reaccionaron en sus siguientes compromisos derrotando a Canadá por 2-0 y a Martinica por 3-1, clasificando de esa manera a los cuartos de final como segundos del grupo A. En esa instancia derrotaron apretadamente a Trinidad y Tobago 1-0 con gol de Raúl Jiménez en las postrimerías del partido. No obstante, en semifinales, México volvió a caer ante Panamá, por el mismo marcador de 2-1, privándole de una cuarta final consecutiva en el certamen continental.[125]

Mundial de Brasil 2014

El 18 de octubre de 2010, José Manuel de la Torre fue nombrado seleccionador nacional por la Femexfut aunque recién se estrenó en el banquillo nacional el 9 de febrero de 2011 con una victoria (2-0) ante Bosnia Herzegovina. Clasificado directamente a la tercera ronda de las eliminatorias al Mundial 2014, México tuvo un paso perfecto al ganar seis encuentros de seis ante sus pares de Costa Rica, El Salvador y Guyana. Sin embargo, en el hexagonal final, «el Tri» mostró un desempeño preocupante al conceder cinco empates ante Jamaica (0-0), Honduras (2-2), Estados Unidos (0-0), Panamá (0-0) y Costa Rica (0-0), por una sola victoria, en Kingston, ante Jamaica (0-1). El panorama se ensombreció aún más tras la derrota del 6 de septiembre de 2013 en el Azteca ante Honduras (1-2), la segunda en la historia por eliminatorias después del recordado Aztecazo de 2001. Al día siguiente, Chepo de la Torre es cesado del cargo como técnico de la selección,[126] siendo sustituido interinamente por su asistente Luis Fernando Tena quien dirigió al Tri solo durante la derrota de 2-0 contra Estados Unidos.

El 12 de septiembre de 2013 Víctor Manuel Vucetich asumió oficialmente las riendas de la selección,[131] quien fue el protagonista de esta repesca intercontinental (había anotado dos goles en la ida).

La selección mexicana debutó en su decimoquinta participación mundialista el 13 de junio venciendo 1:0 a Camerún, en un duelo dominado por el cuadro «tricolor», donde trascendieron dos goles anulados en el primer tiempo.[134]

Proceso a la Copa Mundial de 2018

Copa América 2015

Luego de su actuación en Brasil 2014, Miguel Herrera permaneció al frente del equipo con el objetivo de cumplir todo el denominado proceso mundialista, lo que incluiría en el año 2015 dirigir la Copa América Chile 2015 y la Copa Oro 2015. Tal como ocurrió cuatro años atrás, la selección se vio imposibilitada para acudir al torneo sudamericano con un plantel más competitivo. Entre otras razones por la petición expresa de Concacaf para acudir al torneo de la zona con los elementos de mayor nivel; la negación de clubes europeos, en algunos casos, para que sus jugadores participaran en dos torneos, especialmente si no era el del área (único de obligatoriedad por los reglamentos de FIFA) y el interés económico de la propia federación, no solo en el evento de Concacaf, sino en la obtención del título que permitiera el pase al «play off» eliminatorio contra Estados Unidos para clasificar a la Copa Confederaciones 2017; evento que permite un mayor ingreso económico por concepto de comercialización.

Ante todo ello, el equipo dirigido por Miguel Herrera se formó de jugadores mayoritariamente del torneo local y las incorporaciones de Raúl Jiménez y Jesús Manuel Corona, jugadores que militaban en el extranjero (El único elemento que participaría en las dos competencias). El juego de debut ante Bolivia concluyó con empate a cero,[137]

Copa Oro 2015

Con la incorporación de la mayoría de los jugadores militantes en ligas europeas, la selección mexicana afrontó su participación en Copa Oro con la obligación de obtener el título; pero con la presión dirigida hacia entrenador y jugadores luego de la mala racha de juegos sin ganar (incluida la Copa América), distintos incidentes de tipo mediático antes del torneo y la aparente igualdad de niveles con las otras selecciones consideradas favoritas (Estados Unidos y Costa Rica).

En la fase de grupos, grupo C, se impuso por 6:0 a Cuba en el primer partido, incluido un triplete de Oribe Peralta.[142]

Tras el despido de Miguel Herrera, el brasileño Ricardo Ferretti como entrenador interino el 10 de octubre clasificó a la selección a la Copa Confederaciones Rusia 2017 tras vencer 3:2 a Estados Unidos en la prórroga en el Rose Bowl de Pasadena con goles de Javier Hernández, Oribe Peralta y Paúl Aguilar; mientras que Geoff Cameron y Bobby Wood marcaron por los locales. Enseguida el colombiano Juan Carlos Osorio fue anunciado como el nuevo entrenador.[144]

Copa América Centenario

Ya bajo la dirección técnica del colombiano, el equipo inició de manera exitosa su participación en la eliminatoria mundialista al clasificarse al hexagonal final en la jornada cuatro de la ronda semifinal, luego de cuatro triunfos. Al tiempo que con una serie de partidos amistosos (y contemplando los últimos duelos de Herrera y los de Ferretti) hilvanaba una destacada racha de partidos sin derrota, sumando únicamente victorias y sin recibir gol; lo que independientemente de los estilos o niveles de juego, generó una alta expectativa de cara a la Copa América Centenario, la primera que el representativo mexicano encararía con su cuadro estelar desde 2007 (recordando las restricciones que hubo en 2011 y 2015).

Las expectativas se realzaron al continuar las rachas positivas, que se volvieron históricas, durante la primera fase al vencer a Uruguay y Jamaica, y empatar con Venezuela. Sin embargo, una abrupta caída se escenificó en el partido de cuartos de final ante el campeón vigente Chile, en el Levi's Stadium de Santa Clara, California, al caer derrotado 7-0, en la que fue la peor goleada en torneos oficiales en la historia de la selección, y solo superada en general por la derrota 8-0 frente a Inglaterra en un amistoso disputado en el mítico Estadio Wembley en 1961.

Other Languages
беларуская (тарашкевіца)‎: Зборная Мэксыкі па футболе
oʻzbekcha/ўзбекча: Meksika milliy futbol terma jamoasi