Selección de fútbol de El Salvador

Selección de fútbol de El Salvador

Bandera de El Salvador

Datos generales
Código FIFA SLV
Asociación Federación Salvadoreña de Fútbol
Confederación CONCACAF
Seudónimo La Selecta, Los Cuscatlecos, La Azul y Blanco
Dir. técnico Bandera de ? Por definirse
Más goles Raúl Díaz Arce (39)
Más particip. Alfredo Pacheco (88)
Ránking FIFA Decrecimiento 110.º en noviembre de 2016
→ Mejor lugar 49.º en abril de 2012
→ Peor lugar 169.º en noviembre de 2006
Estadio Estadio Cuscatlán, San Salvador
Primer partido internacional
Bandera de Costa Rica  Costa Rica 7:0 El Salvador Bandera de El Salvador
Cd. de Guatemala, Guatemala23 de septiembre de 1921
Mejor resultado internacional
Bandera de El Salvador El Salvador 12:0  Anguila Bandera de Anguila
San Salvador, El Salvador12 de febrero de 2008
Peor resultado internacional
Bandera de Hungría  Hungría 10:1 El Salvador Bandera de El Salvador
Elche, España15 de junio de 1982
Copa Mundial de Fútbol de 1982
Copa Mundial de Fútbol
Participación (por primera vez en 1970)
Mejor resultado Primera ronda, 1970 y 1982
Copa Concacaf/Copa de Oro
Participación 15 (por primera vez en 1963)
Mejor resultado Subcampeón, 1963 y 1981
Fútbol en los Juegos Olímpicos
Participación (por primera vez en 1968)
Mejor resultado Primera fase en 1968
[ editar datos en Wikidata]

La Selección de fútbol de El Salvador es el representativo nacional de este país. Es controlada por la Federación Salvadoreña de Fútbol, perteneciente a la CONCACAF. En 1899, la selección de Santa Ana y la selección de San Salvador se reunieron para protagonizar el primer partido de fútbol organizado en El Salvador. El primer partido de la selección nacional de fútbol se produjo en septiembre de 1921, cuando fueron invitados a participar en un torneo para celebrar los 100 años de la Independencia de Centroamérica.

El Salvador ha tenido dos participaciones en la Copa Mundial de fútbol: primero en 1970 y nuevamente en 1982. Ha competido en los torneos regionales de la CONCACAF 15 veces, terminando como subcampeón en 1963 y 1981. La Selecta ganó la Copa CCCF 1943[1] y terminó en segundo lugar en los campeonatos de 1941 y 1961. También compite en la bienal de la Copa Centroamericana, los Juegos Panamericanos, los Juegos Olímpicos (donde clasificó en la edición de 1968) y ha logrado dos medallas de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

El Estadio Cuscatlán, también conocido como «El Coloso de Montserrat», es el estadio oficial del equipo de El Salvador de fútbol con una capacidad de 52.000 espectadores. Raúl Díaz Arce es el máximo goleador con 39 goles, mientras que Alfredo Pacheco ostenta el récord de ser el jugador salvadoreño que más veces ha vestido la casaquilla nacional con 88 participaciones. La selección nacional de El Salvador ha tenido 44 entrenadores en total.

Dentro del historial de eliminatorias para los mundiales de fútbol de esta selección, resaltan los enfrentamientos contra la Selección de fútbol de Honduras en 1969 que precedieron a la denominada Guerra de las Cien Horas[3]

Historia

Inicios

El primer juego de fútbol registrado en El Salvador se remonta al 26 de julio de 1899, cuando se enfrentaron las selecciones de las ciudades de San Salvador y Santa Ana, precisamente en la ciudad de Santa Ana en el occidente del país, y cuyo marcador terminó 2-0 a favor de los locales. Para el año 1921 se desarrolló en Guatemala la Copa Independencia, que reunió a las selecciones nacionales de Guatemala, Honduras, Costa Rica y El Salvador, en lo que se considera el debut del combinado cuscatleco. En esta oportunidad acabó perdiendo ante Costa Rica en el primer encuentro con marcador de 7-0 el día 14 de septiembre.[5]

En la segunda edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en La Habana, El Salvador asistió con el primer entrenador oficialmente reconocido: el estadounidense Mark Scott Thompson, quien llevó al equipo al cuarto lugar del torneo de fútbol.[7]

Primeros títulos internacionales

La Confederación Centroamericana y del Caribe de Fútbol (CCCF) organizó el evento regional denominado « Copa CCCF» en cuya primera edición de 1941, El Salvador terminó en segundo lugar. Para la edición de 1943, el torneo se llevó a cabo en la ciudad de San Salvador en el Estadio Nacional de la Flor Blanca. Este evento se realizó entre los representativos de Guatemala, Costa Rica, Nicaragua y el equipo anfitrión, y tras dos rondas de juegos la tabla mostraba un empate en puntos entre Guatemala y El Salvador, ambos con nueve unidades. Los locales habían perdido la oportunidad de ganar el título en el terreno de juego al perder contra Costa Rica 2-4, mientras que los guatemaltecos lograron empatarles en la cima de la tabla al ganar su compromiso ante Nicaragua por 5-1. Se dice que los ánimos se caldearon ante estos resultados, lo que generó un ambiente de inseguridad que obligó a los guatemaltecos a retirarse del torneo sin jugar el partido extra para definir el campeón, por lo que El Salvador, dirigido por Américo González, se agenció el título por mejor gol diferencia. Integraban aquel conjunto Edmundo «Zarco» Majano, Rafael «Chapuda» Reyes, Luis «Loco» Regalado, José Deras, Alonso «Loncho» Torres, José Armando Rivas, y Miguel «Americano» Cruz, entre otros.[8]

El año 1954 la selección salvadoreña realizó una de sus mejores gestas internacionales. Se presentó a los VII Juegos Centroamericanos y del Caribe que tuvieron lugar en la Ciudad de México, con una plantilla integrada por Yohalmo Aurora y Manuel Garay como porteros; Hugo Moreno y Armando Larin como defensores; Luis Regalado, Conrado Miranda, Fernando Barrios, Ramón Chávez, y José Hernández en la zona media; y Mario Montoya, Juan Francisco Barraza, Ricardo Valencia, Alfredo Ruano, y Obdulio Hernández como delanteros. Los cuscatlecos, dirigidos por Carbilio Tomasino, iniciaron el torneo con un empate a dos goles ante Colombia y derrotaron posteriormente a Cuba por 3-1. El siguiente desafío eran los locales, la selección mexicana, quienes perdieron el encuentro por primera vez en su propia casa ante un equipo centroamericano,[11]

Los años 1960

En el año 1961 El Salvador volvió a la cumbre del torneo regional de la Copa CCCF con un subcampeonato logrado en la ciudad de San José, Costa Rica, donde perdió un juego de la ronda final frente los anfitriones con marcador de 0-4, pero con dos victorias ante Haití (2-0), y Honduras (5-1). Integraban aquel conjunto los porteros Yohalmo Aurora, Mario Monge, Eduardo «Volkswagen» Hernández, Juan Antonio «Maquinita» Merlos, Max «Chele» Catán Cubas, Juan Francisco Barraza, Salvador Rocabruna, y Alfredo «Baiza» Ruano, entre otros, y su director técnico era Conrado Miranda.[13]

Para 1965 sucedió un cambio en el esquema tradicional del fútbol salvadoreño. Ese año, la dirigencia contrató al chileno Hernán Carrasco Vivanco quien tomó las riendas de la selección mayor a la que introdujo los sistemas tácticos 4-3-3 y 4-4-2.[15] Con Vivanco al frente, los salvadoreños se ubicaron en el cuarto puesto de la Campeonato de Concacaf de ese año. Posteriormente, con Rigoberto Guzmán como técnico, los salvadoreños se presentaron a los Juegos Olímpicos de 1968 en México, donde perdieron los tres juegos de la primera ronda.

La primera clasificación a la Copa Mundial de Fútbol

Mayor Jorge Colindres Reyes (derecha) participando en una ceremonia al finalizar la guerra.

En noviembre de ese mismo año de 1968, El Salvador inició la ruta de su primera clasificación a una copa del mundo. Nada hacía prever un buen desempeño por el pésimo resultado en los Juegos Olímpicos de México, aparte que la situación financiera de la Federación Salvadoreña de Fútbol era paupérrima.[17]

Pese a este panorama, quien tomó el compromiso de dirigir a la selección fue el argentino Gregorio Bundio. La primera fase la disputó en el grupo B con Surinam y las Antillas Holandesas, y clasificó en el primer lugar con marca de tres victorias y una derrota. De esta manera, pasó a la ronda semifinal contra Honduras. La serie se inició un 8 de junio de 1969 en medio de un ambiente de inestabilidad política y nacionalismo exacerbado entre ambas naciones que daban indicios de un conflicto armado. El primer juego desarrollado en Tegucigalpa, el 8 de junio, fue ganado por los hondureños por la mínima diferencia, y el segundo encuentro en San Salvador, el 15 de junio, resultó en una victoria local de 3-0 con dos tantos de Ramón «Mon» Martínez y uno de Elmer Acevedo. Así la situación, ambos equipos debieron decidir el pase a la ronda final con un juego extra.

Debido a que ambas delegaciones no se pusieron de acuerdo sobre la sede del juego definitorio, la FIFA decidió que se llevara a cabo en el estadio Azteca de la Ciudad de México el 27 de junio. Mientras el ambiente político llegaba a su punto más crítico, las selecciones de El Salvador y Honduras disputaron un emocionante juego bajo la lluvia, cuyo tiempo regular terminó empatado a dos goles, siendo «Mon» Martínez el goleador de los cuscatlecos a los minutos 10 y 29. Por tanto, se debió recurrir al tiempo extra, y la anotación decisiva llegó del lado salvadoreño por intermedio de Mauricio «Pipo» Rodríguez al minuto 101. Días después estallaría la Guerra de las Cien Horas entre ambos países. El conflicto también sería conocido como la «Guerra del Fútbol», título de un reportaje del periodista Ryszard Kapuscinski.[18]

Con la algarabía del triunfo, El Salvador se presentó en la ronda final ante Haití, y nuevamente se debió recurrir a un juego extra para decidir el clasificado a México 1970. El primer enfrentamiento de la serie fue ganado por los centroamericanos de visita con marcador de 1-2 el 21 de septiembre, pero sorpresivamente cayeron como locales ante los caribeños 0-3 siete días después. La ciudad de Kingston en Jamaica fue el escenario en que se llevó a cabo el partido final el día 8 de octubre. El tiempo regular acabó empatado a cero goles, y en el tiempo extra «Mon» Martínez anotó con un cabezazo el gol del triunfo que otorgó la histórica clasificación a la copa del mundo. Por aquella selección pasaron los nombres de Gualberto Fernández, Jorge «Calero» Suárez, Salvador Mariona, Julio César Mejía, Roberto Rivas, Guillermo Castro, Ernesto Ruano, Jorge «Indio» Vásquez, Ricardo Ruballo, René «Pando» Mena, Saturnino «Ninón» Osorio, Salvador Flamenco Cabezas, Juan Francisco «Cariota» Barraza, Jorge Búcaro, Víctor Manuel «Pato» Valencia, Mauricio «Pipo» Rodríguez, Mauricio «Pachín» González, Mario Monge, Joel Estrada, Juan José Polío, Julio César Melgar y Daniel Cornejo.[16]

Con la alegría desatada en la afición salvadoreña, llegó también un polémico cambio en la dirección técnica de la selección cuscatleca. Bundio fue sustituido por Hernán Carrasco Vivanco doce días antes del evento,[5]

El Salvador en México 1970

El Salvador se presentó en México con Raúl Magaña, Roberto Rivas, Salvador Mariona, Santiago Méndez, Saturnino Osorio, José Quintanilla, Mauricio Rodríguez, Alfredo Vásquez, Ramón «Mon» Martínez, Salvador Flamenco Cabezas, Ernesto Aparicio, Mario Monge, Tomás Pineda, Mauricio Manzano, David Cabrera, Genaro Sermeño, Jaime Portillo, Guillermo Castro, Sergio Méndez, Gualberto Fernández, Elmer Acevedo y Alberto Villalta;[20] y quedó en el grupo 1 junto a la Unión Soviética, Bélgica y los anfitriones, México. El saldo en el torneo para la primera selección centroamericana en una copa del mundo fue negativo, al perder sus tres encuentros sin anotar ningún gol.

Los años 1970

Para el año 1971, El Salvador jugó el Campeonato de Concacaf por la zona de Centroamérica, y superó a Nicaragua en doble juego (3-2, 1-0) en la ciudad de San Salvador. Sin embargo, declinó continuar en la segunda ronda en la que enfrentaría a Honduras, debido al rompimiento de las relaciones diplomáticas por la guerra de 1969.[22]

Para 1975 los cuscatlecos se presentaron por primera ocasión a los Juegos Panamericanos, que tuvieron lugar en la Ciudad de México. Quedaron ubicados en el grupo 4 junto a Brasil, Costa Rica y Nicaragua, con la que obtuvieron los únicos puntos del certamen con victoria de 4-1. Lo relevante de esa participación, sin embargo, era que ya se vislumbraban los nombres de futbolistas que sonarían en el futuro como Norberto «Pajarito» Huezo, Luis Baltazar Ramírez Zapata, Francisco Jovel, Carlos Humberto Recinos, o Juan Gilberto Quinteros.[5]

El año 1977, se tenía a la vista una nueva clasificación a la copa del mundo, en esta oportunidad en la Argentina. En la primera ronda, los salvadoreños lograron clasificar a la siguiente fase al ubicarse en la segunda posición de la cuadrangular respectiva, por detrás de Guatemala. La ronda final se llevó a cabo en México, y obtuvieron dos victorias ante Canadá y Surinam, un empate ante Guatemala y dos derrotas ante México y Haití para ubicarse en el tercer puesto de seis selecciones participantes.[24]

La segunda clasificación a la Copa Mundial de Fútbol

La guerra civil en El Salvador parecía inminente para el año 1980. En julio de ese año, la selección cuscatleca inició el camino para la clasificación a la copa mundial de 1982 a realizarse en España. El primer obstáculo era una difícil eliminatoria a visita recíproca contra Honduras, Costa Rica, Guatemala y Panamá. La dirección técnica se había confiado a un equipo de tres exfutbolistas liderados por Mauricio Rodríguez, quien estaba acompañado de Salvador Mariona y José Castro.[25]

Esa eliminatoria vio el debut del Mágico González quien fue uno de los goleadores ante Panamá en el primer enfrentamiento, y posteriormente tuvo un destacado desempeño en el juego de vuelta con tres anotaciones. Con el retiro de Costa Rica del juego que se realizaría en San Salvador, alegando razones de seguridad, los salvadoreños obtuvieron otros dos puntos. Siguieron un empate sin goles de visita ante Guatemala; una victoria de 2-1 ante Honduras de local con el estadio Cuscatlán repleto de aficionados; una derrota ante los mismos hondureños de visita por 0-2; empate sin abrir el marcador de visita ante Costa Rica; y acabó con un triunfo de local ante Guatemala por 1-0. De esta manera compartió el liderato con Honduras, ambos con doce puntos, por lo que ambos clasificaron a la hexagonal final que se llevaría a cabo en Tegucigalpa en noviembre de 1981.[25]

Como en la primera ronda de clasificación, fueron varios los juegos de preparación de los salvadoreños, que incluyeron a Newell's Old Boys, Sporting Cristal y Cerro Porteño, entre otros. Ya en la hexagonal final, el inicio fue con un revés ante Canadá con marcador de 0-1. El siguiente desafío era el conjunto mexicano del estelar Hugo Sánchez. Este enfrentamiento se desarrolló muy parejo hasta que se decidió con una jugada iniciada por el Mágico González a ocho minutos de terminar el segundo tiempo: El hábil delantero se dirigió desde la media cancha dejando atrás a tres rivales, y culminó con un disparo que rebotó en el arquero Prudencio Cortés, pero la pelota fue rematada por Ever Hernández que encajó el único gol que otorgó el triunfo para los salvadoreños.

Dos empates ante Cuba y Honduras sin goles, le daban un total de cuatro puntos antes de la última jornada. También Canadá y México tenían las mismas unidades, pero El Salvador solventó su compromiso ante Haití por la mínima diferencia, al contrario de los dos conjuntos norteamericanos que no pasaron del empate. De esta forma, Centroamérica envió a dos representantes a la copa mundial, ya que la hexagonal fue ganada por Honduras.[25]

La clasificación tuvo especial significado para la afición salvadoreña, pues la guerra civil ya se encontraba en curso. Nuevos juegos de preparación se realizaron previo a la cita mundialista que incluían a Boca Juniors, Botafogo y Grêmio, entre otros. Sin embargo, varios problemas enrarecieron el viaje a España: dos compañeros habían sido apartados de la nómina oficial por la federación salvadoreña, por lo que los jugadores les apoyaron con dinero para que comprasen sus boletos de viaje; también las deudas pendientes de los federativos con respecto a premios ofrecidos por la clasificación generaron discusión; el mismo viaje por avión a España se tornó largo y cansado para los futbolistas; a lo que se sumó el desorden en la entrega de los uniformes, por mencionar algunos contratiempos.[27]

El Salvador en España 1982

Estampilla conmemorativa de la clasificación de El Salvador a la Copa Mundial de 1982.

El sorteo para la conformación de los grupos para la copa del mundo, había dado como resultado que los salvadoreños quedaran en el grupo C junto a la Argentina, Hungría y Bélgica. El debut sería contra Hungría, una selección de la que nada conocían los directores técnicos centroamericanos, y de la que apenas habían visto un vídeo sobre su juego.[27] De hecho, se obtuvieron resultados decorosos ante Bélgica, subcampeona europea de 1980 con derrota de 0-1; y otro revés de 0-2 ante la Argentina campeona mundial de 1978.

Clasificatorias a las copas del mundo de México 1986 e Italia 1990

Quebrantado por el conflicto armado, el fútbol salvadoreño participó en la clasificatoria para México 1986 con una selección que tenía a varios jugadores veteranos de la última y exitosa clasificación, a los que se agregaban Jorge Ábrego, Tomás Lucero y el portero José Luis Munguía, entre otros.[29]

Para la fase clasificatoria a Italia 1990, la federación salvadoreña contrató al técnico serbio Milovan Ðoric quien llegó al país en 1988. Poseedor de un carácter inflexible y creyente de la disciplina en su método, duró poco tiempo en el cargo y le sucedieron otros directores técnicos entre ellos Conrado Miranda y Kiril Dojcinovski. El camino se inició en la segunda fase superando a las Antillas Holandesas, y en la fase final se disputó una ronda de visita recíproca ante Guatemala —cuyos respectivos juegos no se realizaron por la crisis en El Salvador debido al conflicto armado en noviembre de 1989—,[28]

Los años 1990

En el año 1991 se estableció el torneo regional de la Copa Uncaf, posteriormente conocida como Copa Centroamericana, que otorga cupos para la Copa de Oro de la Concacaf. El Salvador participó de esa primera edición y quedó en el cuarto puesto de la fase final, pero excluido de la Copa de Oro.

Para el mes de julio de 1992, los cuscatlecos iniciarían una nueva aventura en la clasificación a la copa del mundo, que tendría lugar en 1994 en los Estados Unidos. El proceso en la dirección técnica había iniciado con el uruguayo Jorge Aude, quien fue relevado por Aníbal Ruiz, con quien se solventó la primera fase contra Nicaragua, y en la segunda fase se logró el primer puesto del grupo, por encima de Canadá, Jamaica y Bermudas, pese a una derrota de visita contra este equipo en el primer juego. Sin embargo, aparentemente las diferencias con los federativos salvadoreños comenzaron a surgir y Ruiz abandonó el equipo.[31]

La fase final de la clasificatoria consistió en una cuadrangular en la que El Salvador se encontraba junto a México, Canadá y Honduras, quienes disputaron un cupo para la copa del mundo. El Salvador se encontraba dirigido por el brasileño Jorge Viera, y tenía entre sus filas al veterano Jorge González que participó desde el primer encuentro contra México de local. Dicho juego tuvo un inicio prometedor para los salvadoreños en la eliminatoria, al obtener una victoria de 2-1 el 4 de abril de 1993. Los resultados posteriores fueron adversos, sin embargo, con derrotas de visita ante Canadá (2-0), México (3-1), y Honduras (2-0); y como local ante Canadá de 1-2. La única victoria obtenida fue en el último juego ante los hondureños por 2-1. Integraron aquella selección Carlos Rivera, Mauricio Cienfuegos, Carlos «Papo» Castro Borja, Raúl Díaz Arce, Geovanni Trigueros, Leonel Cárcamo Batres, William Osorio y Guillermo Rivera, entre otros.[32]

Para el año 1995, El Salvador consiguió su primera clasificación a la Copa de Oro al ubicarse en el tercer puesto de la Copa UNCAF, que se desarrolló en su propio territorio. Sin embargo, no pasó de la primera fase en su debut en el máximo evento regional que tuvo lugar en enero de 1996. En este tiempo, el equipo era dirigido por el argentino José Omar Pastoriza, quien, pese al buen juego demostrado por sus jugadores en la Copa UNCAF, debió renunciar al cargo por diferencias con las autoridades del fútbol salvadoreño.[33]

En noviembre de ese último año, se inició el camino para la clasificación a la copa del mundo de 1998. El primer reto fue solventar la segunda ronda del evento, lo cual se logró al ubicarse en el segundo puesto de la cuadrangular, por detrás de Canadá. El entrenador era Armando Contreras Palma, quien fue cesado y se buscó un nuevo técnico para la definitiva hexagonal que otorgaría tres cupos a la copa del mundo.

Para tomar el mando en la dirección técnica fue llamado nuevamente Milovan Ðoric, ya conocido como el «Coronel», cuyas medidas disciplinarias, a ratos fuera de toda compostura, causaron la deserción de más de algún seleccionado.[34] Para enfrentar los juegos, Ðoric convocó a tres futbolistas naturalizados salvadoreños: dos eran de origen brasileño, Israel Castro Franco y Nidelson Silva de Mello «Nenei»; y otro de origen serbio, Vladan Vićević.

La eliminatoria dejó momentos gratos y otros frustrantes: se inició con un empate de visita ante Canadá y una victoria ante Costa Rica de local (2-1); posteriormente llegaron dos derrotas ante Jamaica de visita (1-0) y otra contra México en el estadio Cuscatlán por la mínima diferencia, que se hizo memorable por una supuesta falta dentro del área penal ignorada por el árbitro.[34]

Los años 2000

Un partido de eliminatorias entre El Salvador y Estados Unidos en 2009.

Para el año 2000, la selección de El Salvador empezó la clasificación para la copa mundial de 2002 que tendría lugar en Corea del Sur y Japón. En el primer semestre se solventó la etapa preliminar al quedar en el primer puesto de la triangular en la que también jugaron Guatemala y Belice.

Ya en el segundo semestre, la ronda de semifinales coincidió con la intervención de la FIFA en la federación de fútbol local en medio de acusaciones de malversación de fondos.[37]

La situación no fue mejor para la clasificación a la copa del mundo de Alemania 2006. Se inició la primera fase bajo el mando del salvadoreño Juan Ramón Paredes, quien había logrado la medalla de oro en los XIX Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2002 con la selección sub 21. Con Paredes se logró sortear al primer rival, la selección de Bermudas (2-1, 2-2) en junio de 2004. En agosto del mismo año, se disputó la segunda fase, donde se jugó una cuadrangular contra los Estados Unidos, Panamá y Jamaica para otorgar dos plazas a la ronda final. El primer enfrentamiento contra Panamá fue una victoria de local de 2-1, pero siguieron dos derrotas consecutivas contra los Estados Unidos de visita (2-0) y Jamaica de local (0-3), que provocaron el retiro de Paredes del cargo. Fue sustituido por Armando Contreras Palma con quien se cerró como el último lugar de la cuadrangular.[38]

En agosto de 2006, asumió la dirección técnica de la Selecta, el mexicano Carlos de los Cobos.[39] Su primer desafío fue la copa Uncaf 2007 en la que se ubicó en el cuarto puesto, mientras que en la Copa de Oro del mismo año no pasó de la primera fase.

Para el año 2008 se inició el camino para la copa del mundo de Sudáfrica en 2010, pero tras dejar fuera a la débil selección de Anguila, nuevamente la federación de fútbol fue intervenida por FIFA que ordenó la instalación de otra «comisión normalizadora» en medio del desconocimiento de algunos sectores a la presidencia de Rodrigo Calvo.[40] Posteriormente, en el mes de junio se logró la clasificación a la tercera fase después de eliminar a Panamá en el último tramo del segundo juego, con victoria de 3-1 como local después de haber perdido el juego de visita 1-0. En la tercera fase, que se llevó a cabo en el segundo semestre del año, los cuscatlecos se ubicaron en el segundo puesto del grupo de cuatro selecciones por detrás de Costa Rica, por lo que se anotaron para la fase final, algo que no ocurría desde las eliminatorias a Francia 1998.

En la hexagonal que decidiría tres cupos directos para la copa del mundo, los salvadoreños iniciaron con dos empates como locales, y una derrota como visitante ante Costa Rica. Pese a un triunfo como local contra México (2-1), continuaron tres reveses consecutivos como visitantes. Una victoria contra Costa Rica en los últimos minutos como local, hizo renacer las esperanzas de colarse en la zona de clasificación,[42] y por otra parte, el delantero Rudis Corrales se ubicó como el mejor goleador de la eliminatoria con ocho anotaciones. En este periodo vistieron la camiseta azul los jugadores Juan José Gómez, Marvin González, Manuel Salazar, Ramón Sánchez, Osael Romero, Eliseo Quintanilla, Alfredo Pacheco, Christian Castillo y Rodolfo Zelaya, entre otros.

Los años 2010

Partido amistoso entre la Selección de El Salvador (izquierda) y la de Panamá, el 8 de octubre de 2010, en el Estadio Rommel Fernández.

En enero del 2011, los salvadoreños participaron en la Copa Centroamericana bajo la dirección técnica de José Luis Rugamas, y el preparador físico Esteban Coppia y se ubicaron en el cuarto puesto, mientras que Rafael Burgos, con tres tantos, compartió el liderato de goleo del certamen. Para el mes de junio, un nuevo director técnico tomó las riendas de la Selecta: el uruguayo Rubén Israel, que llevó al equipo a la fase de cuartos de final de la Copa de Oro donde quedó fuera contra Panamá en los tiros desde el punto penal. Con Israel también se inició la ruta para la copa del mundo de 2014, en el mes de septiembre. Los cuscatlecos empezaron en la segunda ronda de la clasificatoria y se ubicaron en el primer puesto de su respectiva cuadrangular con marca impecable de 18 puntos en seis juegos ante equipos caribeños.

Ya en la segunda ronda, se tenía un difícil reto con otra cuadrangular contra México y Costa Rica, además de Guyana, por dos cupos para la hexagonal final. El primer juego, que se llevó a cabo el 8 de junio de 2012, fue un empate de visita contra Costa Rica (2-2), al que siguió una derrota como local ante México (1-2). Sin embargo, Israel dejó el cargo en medio de discusiones con la prensa local y el presidente del INDES, Jaime Rodríguez,[43] por lo que fue sustituido por el mexicano Juan de Dios Castillo con quien se sumó cuatro puntos en los restantes cuatro juegos para quedar fuera de la clasificación.

Con Alberto Agustín Castillo como nuevo director técnico, El Salvador asistió a la Copa Centroamericana 2013, en el que se obtuvo el tercer puesto. Ya en la Copa de Oro, clasificaron por segunda vez consecutiva a cuartos de final, donde cayó ante los Estados Unidos 5-1. Sin embargo, después de este certamen comenzaron a surgir con más fuerza las sospechas de amaños por parte de jugadores de la selección en varios juegos, a través de declaraciones de uno de ellos a una cadena internacional,[45]

Ante los hechos, la Federación Salvadoreña de Fútbol inició la investigación respectiva, y el 21 de agosto suspendió provisionalmente a 22 jugadores por 30 días por sospechas de involucramiento en amaños.[46]

El 10 y 21 de octubre se dieron a conocer otras sanciones, y un jugador absuelto,[52]

Other Languages