Segundo Malón de la Paz

El Segundo Malón de la Paz fue una marcha de protesta de aborígenes del noroeste Argentina, reclamando la restitución de sus tierras antiguas. Comenzó el 7 de agosto de 2006 en la provincia de Jujuy.

Malón es una palabra derivada de la lengua mapuche y refiere a una incursión de sorpresa, cuando es practicado por las tribus nativas que atacaban poblamientos criollos antiguamente. Por lo tanto, la expresión significa "Incursión de Paz".

El primer Malón de la Paz fue una marcha de 2,000 km  de distancia desde Jujuy a Buenos Aires en 1946, en defensa de los derechos humanos y tierra presentes que reclaman al Presidente Juan Perón.

El Segundo Malón de la Paz estuvo provocado por el retraso largo y negativa del gobierno provincial de Jujuy a cumplir con un orden judicial que concede a los indígenas comunidades de 5,000 km² de tierra. Una asamblea de los miembros de comunidades diferentes se reunieron en Abra Pampa, 200 km al norte de San Salvador de Jujuy (el mismo sitio dónde, 60 años antes, se produjo el primer Malón). Siguiendo las resoluciones de la asamblea, un número de los delegados de las comunidades se esparcieron alrededor de la provincia marchando desde la   Quebrada de Humahuaca a Purmamarca (60 km al norte de la capital provincial).

Después de una nueva asamblea, el 8 de agosto alrededor 1,000 personas bloquearon las rutas nacionales 16 y 9, reclamando para ser oídos por el gobernador Eduardo Fellner. El bloqueo es programado para durar indefinidamente.

Historia

El primer Malón de Paz no fue bien recibido por el gobierno nacional. A pesar de que los marchistas conseguían la atención y soporte de las personas en la medida que se producían los acontecimientos, así como el formal reconocimiento por parte del Presidente Perón, fueron pronto expulsados de Buenos Aires. Sólo tres años más tarde, en 1949, el gobierno nacional concedió a las comunidades indígenas los territorios expropiados, pero la cesión no actuó. 

La reforma de 1994  de la Constitución argentina reconoció los derechos de los "pueblos originarios" para poseer sus tierras antiguas. Según los delegados de las comunidades, en 1996 el gobierno nacional empezó a enviar fondos a Jujuy para manejar las encuestas y el papeleo necesario  hacer la propiedad de tierras de las comunidades originarias, pero sólo 7 fuera de 123 propiedad colectivas recibieron los títulos que fueron concedidos a ellos.

El 2 de mayo de 2003, la justicia ordenó que los papeles sean entregados dentro de un lapso de no más de 15 meses. El gobierno provincial apeló la decisión. Las comunidades originarias estuvieron en desacuerdo por esta medida, y enviaron un escrito al Presidente Néstor Kirchner. La medida drástica de carreteras nacionales bloqueadoras se apellidó por la prensa "un ultimátum" a las autoridades provinciales.

Other Languages