Segunda guerra civil de la República romana

Segunda guerra civil de la República romana
Caesar campaigns from Rome to Zela-fr.svg
Mapa con los contendientes:      Senado romano       Provincias de César      Territorios conquistados por César
Fecha10 de enero de 49 a. C.-18 de marzo de 45 a. C.
LugarRepública romana: Europa, África y Asia
Casus belliLos tribunos de la plebe son expulsados de Roma.
ResultadoVictoria cesariana. Derrota progresiva de la facción pompeyana.
Cambios territorialesAnexión de Numidia y expansión de la provincia romana de Asia.
Beligerantes
Cesarianos
Reino de Mauritania
Egipto Ptolemaico (47 a. C.)
Reino de Galacia (48-45 a. C.)
Reino de Capadocia (48-45 a. C.)
Pérgamo
Pompeyanos
Reino de Numidia
Reino del Bósforo
Egipto Ptolemaico (48-47 a. C.)
Reino de Galacia (49-48 a. C.)
Reino de Capadocia (49-48 a. C.)
Reino odrisio (49-48 a. C.)
Massilia (49 a. C.)
Celtíberos
Lusitanos
Carpetanos
Oretanos
Cántabros
Vacceos
Comandantes
Cayo Julio César
Marco Antonio
Cneo Domicio Calvino
Cayo Escribonio Curión 
Aulo Gabinio 
Quinto Fabio Máximo
Gayo Caninio Rébilo
Cayo Didio 
Cayo Asinio Polión
Quinto Fufio Caleno
Publio Vatinio
Boco II de Mauritania
Quinto Casio Longino 
Sexto Julio César  
Publio Ventidio Baso
Gneo Domicio Calvino
Cleopatra VII Filopátor Nea Thea
Deyótaro de Galacia
Ariobarzanes III de Capadocia
Mitrídates I del Bósforo  
Bogud
Cneo Pompeyo Magno 
Tito Atio Labieno 
Marco Calpurnio Bíbulo 
Quinto Cecilio Metelo Escipión 
Marco Porcio Catón 
Cneo Pompeyo el Joven Ejecutado
Sexto Pompeyo
Marco Junio Bruto Rendición
Juba I de Numidia 
Publio Accio Varo 
Lucio Afranio Ejecutado
Marco Claudio Marcelo Rendición
Marco Terencio Varrón Rendición
Marco Petreyo 
Ptolomeo XIII Teos Filópator 
Arsínoe IV  (P.D.G.)
Ganímides 
Farnaces II del Ponto 
Cotis I de Tracia  

La segunda guerra civil de la República romana fue un conflicto militar librado entre el 49 a. C. y el 45 a. C., protagonizado por el enfrentamiento personal de Julio César contra la facción tradicionalista y conservadora del senado liderada militarmente por Pompeyo Magno. La guerra finalizaría con la derrota de la facción de los Pompeyanos y el ascenso definitivo de César al poder absoluto como dictador romano.

Los enemigos de César, influidos por Catón el Joven, intentaron destruirle políticamente debido a su creciente popularidad entre la plebe y al aumento de su poder procedente de sus logros en las Galias. Es por ello que intentaron arrebatarle el mando de gobernador de las Galias, para posteriormente juzgarle, desatándose una grave crisis política que inundó de violencia política las calles de Roma.

En el año 50 a. C. el Senado votó una moción para que César abandonase su cargo de gobernador. Marco Antonio, con el poder que le otorgaba ser tribuno de la plebe, vetó la propuesta, evitando que se trasformase en ley. Tras esta votación se inició un violento acoso a los cesaristas auspiciado por la facción conservadora. Antonio abandonó Roma ante el peligro de ser asesinado. Sin la oposición de Antonio el Senado declaró el estado de emergencia concediéndole a Pompeyo poderes excepcionales. César respondió con el célebre cruce con sus tropas del río Rubicón, en dirección a Italia, dando así inicio a la guerra civil.

César atravesó rápidamente Italia sorprendiendo a los constitucionalistas y a Pompeyo, que ante la falta de preparación y de tropas abandonó Roma, dirigiéndose a Brindisi en el sur de Italia donde embarcó hacia Grecia con el fin de incrementar sus fuerzas. César persiguió a Pompeyo pero no logró darle alcance, consiguiendo este último cruzar el Adriático con su ejército y decenas de senadores. En menos de un mes, y a marchas forzadas, César llegó a Hispania, donde derrotó a las legiones fieles a Pompeyo en la batalla de Ilerda. Tras esta victoria César regresó a Italia y cruzó el Adriático para hacer frente a Pompeyo en Grecia. Tras ser derrotado en Dirraquio, César se enfrentó a Pompeyo y a sus aliados en la batalla de Farsalia, logrando una aplastante victoria. Pompeyo huyó hacia Egipto intentando encontrar aliados pero fue asesinado por orden del eunuco del faraón Ptolomeo XIII. Posteriormente César derrotó a Catón el Joven y Quinto Cecilio Metelo Escipión en Tapso y finalmente a los hijos de Pompeyo y a Tito Labieno en Hispania, en la batalla de Munda, poniendo fin a la guerra civil, aunque Sexto Pompeyo continuaría con la resistencia desde Sicilia.

Antecedentes

Evolución territorial del Imperio romano.

A mediados del siglo I a. C. (VIII ab urbe condita), tras derrotar a la República de Cartago en las guerras púnicas y la destrucción de ésa ciudad (146 a. C.), así como de la conquista de Macedonia y de los restos del Imperio seléucida, y del sometimiento del Egipto lágida a la clientela romana, Roma era la mayor potencia del área mediterránea. Sin embargo, la continua expansión y conquista, el crecimiento demográfico y económico y la crisis del modelo de Estado fragmentaron la sociedad romana, aumentando enormemente la polarización social.

El Senado se dividió con la aparición de dos facciones: los populares que representaban la facción reformista que apostaba por expandir la ciudadanía a los nuevos súbditos de Roma y dotar de una mayor democratización a las instituciones mediante el incremento del poder de las asambleas, y los optimates, facción aristocrática conservadora que deseaba limitar el poder de las asambleas populares y aumentar el poder del Senado. En el año 91 a. C. estalló la Guerra Italiana o Guerra Mársica entre los aliados de Roma y la propia república en un intento por conseguir mayores derechos para los italianos no ciudadanos romanos.

Durante la década de los 80 a. C. la división llegó a su apogeo con las rivalidades, los desacuerdos y el enfrentamiento personal entre Cayo Mario y Lucio Cornelio Sila por ostentar el mando en la guerra contra Mitrídates VI del Ponto. Cuando Mario logró a través de la Asamblea de la Plebe desposeer a Sila de su mando (que le había sido otorgado por el Senado), éste dio un verdadero golpe de Estado marchando con su ejército hacia Roma.

Cicerón ataca en el Senado al conspirador Catilina (fresco del siglo XIX de Cesare Maccari).

Fue la primera vez en la historia que un ciudadano romano marchaba contra Roma al mando de sus legiones, quebrantando la legalidad republicana y creando un peligroso precedente para la posteridad. Sila dejó Roma a cargo de un cónsul popular y otro optimate, y marchó a librar la primera guerra mitridática. Entretanto, Mario y sus partidarios populares retornaron y realizaron una sangrienta represión, instaurando un régimen autocrático anticonstitucional que, tras la muerte de Mario, recayó en la persona de Lucio Cornelio Cinna.

En 83 a. C. Sila retornó a Italia, derrotó a los populares y se hizo nombrar dictador, llevando a cabo una purga para acabar con los populares. César, sobrino de Cayo Mario y yerno de Cinna, se salvó de ser proscrito debido a su condición de Flamen dialis (Alto Sacerdote de Júpiter) y los lazos familiares de su madre, perteneciente a la familia Julia. Sila quiso obligarle a divorciarse de Cornelia la hija de Cinna, en vano. Revocada su condición sacerdotal, César partió hacia Oriente, donde se había iniciado una nueva guerra contra Mitrídates VI.

Tras la muerte de Sila, César regresó a Roma e ingresó en el Senado. En 65 a. C. y en 63 a. C. tuvieron lugar las dos conspiraciones de Catilina, descubiertas y frustradas por Cicerón, por las que Catilina presuntamente pretendía acabar con la legalidad constitucional y proclamarse dictador.

Other Languages
Bahasa Indonesia: Perang Saudara Caesar
Bahasa Melayu: Perang saudara Caesar
srpskohrvatski / српскохрватски: Cezarov građanski rat
oʻzbekcha/ўзбекча: Aleksandriya urushi
中文: 凯撒内战