Segunda batalla de Capua

Antecedentes

La ciudad de Capua, capital de Campania y segunda ciudad en importancia de la península itálica por detrás de Roma, desertó del lado romano en el otoño de 216 a. C. tras la derrota de estos en la Batalla de Cannas. Al cambio de bando se unió la formación de un ejército aliado de Aníbal integrado por 14 000 hombres que incluía una potente caballería.[1]​ Durante las campañas de 215 a. C. y 214 a. C. el teatro de operaciones tuvo su centro de gravedad en Campania, pero a mediados de ese año uno de los ejércitos romanos que actuaban allí fue desplazado a Sicilia mientras los otros dos focalizaron su actividad en el Samnio, Apulia y Lucania. Al año siguiente, 213 a.C., la guerra en la península itálica se desplazó al límite entre Lucania y el Brucio, norte de Apulia y el Salentino. Esto dio un respiro a la ciudad ahora aliada con los cartagineses que vio como Campania dejaba de ser el campo principal de la guerra, aunque su campiña ya estaba arrasada y era improductiva.