Segunda Revolución Industrial

El término de Segunda Revolución Industrial designa el conjunto de transformaciones socioeconómicas interrelacionadas que se produjeron aproximadamente entre 1880 hasta 1914. Durante este periodo los cambios se aceleraron fuertemente. El proceso de industrialización cambió su naturaleza y el crecimiento económico varió de modelo. Los cambios técnicos siguieron ocupando una posición central, junto a los ocurridos en los mercados, en su tamaño y estructura. Las innovaciones técnicas concentradas esencialmente, en nuevas fuentes de energía como el gas, el petróleo o la electricidad; nuevos materiales y nuevos sistemas de transporte (avión y automóvil) y comunicación (teléfono y radio) indujeron transformaciones en cadena que afectaron al factor trabajo y al sistema educativo y científico; al tamaño y gestión de las empresas, a la forma de organización del trabajo, al consumo, hasta desembocar también en la política.[1]

Este proceso se produjo en el marco de la denominada Primera globalización que supuso una creciente internacionalización de la economía, que cada vez funcionaba más a escala mundial y que alcanzó más territorios que la primera revolución, que se había limitado a Gran Bretaña, alcanzando ahora casi toda Europa Occidental, Estados Unidos y Japón.[2]

Entre los cambios sucedidos en los países que vivieron la industrialización durante este periodo, destacan los siguientes:[3]

  • Innovaciones tecnológicas.
  • Cambios organizativos en las empresas y mercados.
  • Se reforzó el papel del Estado en la economía.
  • El nacimiento de la primera globalización.

Término de revolución

El título de segunda revolución industrial originariamente hacía referencia a la segunda revolución técnica experimentada en el proceso de industrialización, aunque hoy ha rebasado este ámbito para designar el conjunto de transformaciones que caracterizan a esta nueva fase del proceso.

No existe una única definición para el término "revolución industrial" y pueden atribuirse varios significados al término según el enfoque y el contexto en el cual se expresa. Según David Landes existen por lo menos tres acepciones o modos de uso del término: a) el que hace referencia al conjunto de innovaciones tecnológicas que sustituyen la habilidad humana por maquinaria y la fuerza animal por energía provocando el paso de la producción artesanal a la fabril; b) aquel que se utiliza para remarcar un cambio tecnológico rápido e importante en algún periodo histórico determinado o como secuencias de innovaciones determinadas; y c) hace referencia específica al periodo del siglo XVIII en el cual se da un cambio económico y social al pasar de una producción agraria y artesanal a otra mecanizada o industrial iniciada en Inglaterra y expandida desigualmente a Europa continental.[4]

Other Languages
Bahasa Indonesia: Revolusi Industri Kedua
srpskohrvatski / српскохрватски: Druga industrijska revolucija