Segunda República Española en el exilio

República Española

Gobierno en el exilio

Flag of Spain (1931 - 1939).svg

1939-1977

Flag of Spain (1945 - 1977).svg

Bandera Escudo
Bandera Escudo
Lema nacional: Plus Ultra ( latín: ‘Más allá’)
Himno nacional: Himno de Riego
¿Problemas al reproducir este archivo?
Capital Madrid[a]
Capital en exilio Ciudad de México
1939-46
París
1946-77
Idioma oficial Castellano[b]
Gobierno República parlamentaria con gobierno en el exilio
Presidente de la República
 • 1945-1962 Diego Martínez Barrio
 • 1962-1970 Luis Jiménez de Asúa
 • 1970-1977 José Maldonado
Legislatura Cortes
Período histórico Segunda Guerra Mundial
Guerra Fría
 •  Victoria sublevada 1 de abril de  1939
 • Fin del gobierno en el exilio 21 de junio de  1977
Moneda Peseta
  1. El artículo quinto de la Constitución de 1931 establecía que «la capital de la República se fija en Madrid».
  2. Según la Constitución de 1931, «el castellano es el idioma oficial de la República».

Segunda República Española en el exilio es el nombre dado a las instituciones republicanas en el exterior que seguían representando al Estado emanado de la Constitución española de 1931 después de la victoria del bando sublevado en la guerra civil española. Estas instituciones mantuvieron la continuidad de la representación republicana de España entre 1939 y 1977, aunque carecieron de legitimación democrática, al no ser posible convocar elecciones, y no fueron reconocidas por la comunidad internacional. Así lo manifestaba Manuel Azaña:

El reconocimiento de un Gobierno legal en Burgos por parte de las potencias, singularmente Francia e Inglaterra, me priva de la representación jurídica internacional para hacer oír de los Gobiernos extranjeros, con la autoridad oficial de mi cargo, lo que no es solamente dictado mi conciencia de español, sino el anhelo profundo de la inmensa mayoría de nuestro pueblo. Desaparecido el apartado político del Estado, Parlamento, representaciones superiores de los partidos, etc., carezco, dentro y fuera de España, de los órganos de Consejo y de acción indispensables para la función presidencial de encauzar la actividad de gobierno en la forma que las circunstancias exigen con imperio. En condiciones tales, me es imposible conservar ni siguiera nominalmente mi cargo al que no renuncié el mismo día que salí de España porque esperaba ver aprovechado este lapso de tiempo en bien de la paz.[1]

La sede de este gobierno en el exilio se ubicó primero en la Ciudad de México apenas concluida la guerra civil, y se trasladó luego, el 8 de febrero de 1946, a la capital francesa, París. El 21 de junio de 1977, con motivo de la proclamación de los resultados de las elecciones generales celebradas por el Reino de España el 15 de junio anterior, anunciaba su disolución.

Antecedentes

Ministerio de Hacienda en Madrid, en cuyos sótanos instaló el coronel Segismundo Casado el cuartel general del Consejo Nacional de Defensa que derribó al Gobierno de Juan Negrín.

En la zona leal a la República se inició el 5 de marzo de 1939 un golpe de Estado encabezado por el coronel Segismundo Casado, jefe del Ejército del Centro, y apoyado por todas las fuerzas políticas que abogaban por poner fin a la guerra civil ya que la consideraban completamente perdida, y entre las que se encontraban los socialistas «antinegrinistas», encabezados en Madrid por Julián Besteiro, los anarquistas y los republicanos de izquierda.

El golpe «casadista» derribó al gobierno republicano del socialista Juan Negrín que defendía continuar resistiendo a pesar de que, tras la caída de Cataluña a principios de febrero de 1939, la situación de la República era desesperada. El golpe triunfó tras desencadenarse en Madrid una guerra civil dentro de la guerra civil entre las fuerzas «casadistas» y los comunistas que eran los únicos que apoyaban ya —junto con un pequeño sector del PSOE— la política de resistencia de Negrín. Se formó entonces un Consejo Nacional de Defensa que inició las conversaciones con el bando sublevado pero el Generalísimo Franco, como ya había reiterado en numerosas ocasiones, sólo aceptó la rendición incondicional del Ejército Popular Republicano. Así las tropas franquistas ocuparon Madrid, Valencia y toda la zona Centro-Sur, el último territorio español bajo la autoridad de la Segunda República Española, sin encontrar apenas resistencia. Fue el final de casi tres años de guerra.

Other Languages