Segunda Guerra de los Balcanes

Segunda Guerra de los Balcanes
las Guerras Balcánicas
GuerrasBalcánicasLondresYBucarest.svg
Cambios territoriales tras la Segunda Guerra Balcánica
Fecha 29 de junio- 10 de agosto de 1913
Lugar Península de los Balcanes
Casus belli Ataque de las fuerzas búlgaras en Macedonia contra las serbias y griegas
Resultado Derrota búlgara
Cambios territoriales Tratado de Bucarest (1913): Bulgaria cede Macedonia a Serbia y Grecia, Adrianópolis al Imperio Otomano y Dobrudja a Rumania
Beligerantes
Flag of Bulgaria.svg Bulgaria Flag of the Kingdom of Montenegro.svg Reino de Montenegro
State Flag of Serbia (1882-1918).svg Reino de Serbia
Flag of Greece (1822-1978).svg Reino de Grecia
Bandera de Rumania Reino de Rumania
Bandera de Turquía Imperio otomano
Comandantes
Bandera de Bulgaria Mihail Savov
Bandera de Bulgaria Nikola Ivanov
Bandera de Bulgaria Vasil Kutinchev
Bandera de Bulgaria Radko Dimitriev
Flag of Greece (1822-1978).svg Constantino I
State Flag of Serbia (1882-1918).svg Radomir Putnik
Bandera de Rumania Fernando de Hohenzollern-Sigmaringen
Bandera de Rumania Alexandru Averescu
Bandera de Turquía Ahmed Cemal
Fuerzas en combate
Bandera de Bulgaria 360 000[1] Bandera de Rumania 330 000[2]
State Flag of Serbia (1882-1918).svg 220 000
Flag of Greece (1822-1978).svg 121 000[1]
Flag of the Kingdom of Montenegro.svg 12 000[3]
Bajas
Flag of Bulgaria.svg127.000- 200.000 321.000
[ editar datos en Wikidata]

La Segunda Guerra Balcánica fue un breve conflicto que enfrentó en el verano de 1913 a Bulgaria con sus antiguos aliados de la Liga Balcánica, con Rumanía y el Imperio otomano, del que salió derrotada.[3]

Los combates duraron treinta y tres días y comenzaron con una ofensiva búlgara que pronto dio paso a contraofensivas serbias y griegas. La intransigencia territorial búlgara, que no se avino a aceptar la posesión griega de Salónica para mantener su alianza con Grecia, ni a ceder la Dobruja meridional para evitar el ataque rumano que decidió la contienda, facilitaron su derrota final.[6]

La contienda acabó con un reparto territorial principalmente favorable a los vencedores: Serbia obtuvo el grueso de la Macedonia septentrional, Grecia de la meridional (incluyendo Salónica),[9]

Militarmente, Serbia quedó como la principal potencia regional junto con Rumanía, mientras que políticamente fue la única nación cercana a Rusia tras el alejamiento de Bulgaria, insatisfecha con la actitud rusa durante el enfrentamiento.[10]

Antecedentes

Desavenencias por el reparto del territorio conquistado

Primeros ministros búlgaros
Ivan Evstratiev Geshov, primer ministro durante la Primera Guerra Balcánica, dimitió antes del comienzo de la Segunda, convencido de la imposibilidad de dividir pacíficamente los territorios arrebatados a los otomanos y de mantener la Liga Balcánica.
Stoyan Danev, coaligado de Geshov, presidente de las Cortes búlgaras, negociador en Londres, le sucedió al frente del Gobierno y mantuvo equivocadamente su confianza en Rusia en su inminente enfrentamiento con sus antiguos aliados de la Liga.
Vasil Radoslavov, austrófilo, sucedió a Danev cuando este dimitió por la falta de apoyo ruso y la ante la inminencia de la derrota militar. Tuvo que negociar la paz y acercó al país a Austria-Hungría y Alemania.

El rechazo de las potencias, especialmente del Imperio austrohúngaro, a conceder a Serbia una salida al mar Adriático hizo que esta se plantease aumentar su territorio en Macedonia, a costa de la porción prometida a Bulgaria en el acuerdo de alianza entre los dos países.[13]

  • Bulgaria no había asignado al frente macedonio el número de tropas estipulado en la alianza, lo que había obligado a Serbia a realizar un mayor esfuerzo y había supuesto un incumplimiento de las obligaciones búlgaras.
  • Serbia había enviado al frente a más tropas de las acordadas y había ayudado a Bulgaria en Adrianópolis.
  • Cuando se había firmado la alianza, Serbia esperaba lograr una salida al Adriático que más tarde las potencias impidieron con la creación de Albania. Serbia esperaba ser compensada territorialmente en Macedonia.
  • Bulgaria había ocupado mayor territorio tracio del esperado, en parte con ayuda serbia, y debía por ello estar dispuesta a ceder parte de Macedonia a Serbia.

Dada la solidez de la posición legal búlgara gracias al tratado de alianza, el Gobierno búlgaro no tuvo dificultad en refutar las razones alegadas por el de Belgrado.[17]

Griegos y serbios comenzaron una campaña de nacionalización de los territorios bajo su control.[17]

Acercamiento greco-serbio

En mayo se firmaron una serie de acuerdos preliminares entre Serbia y Grecia para mantener una postura común frente a Bulgaria mientras se producían escaramuzas entre fuerzas militares.[20]

Mientras, continuaban en Londres las negociaciones entre la Liga y el Imperio otomano, marcadas por las desavenencias entre los antiguos aliados.[24]

La actitud de Rumanía

Mientras, Austria-Hungría mostraba su interés por pactar con Bulgaria pero se mostraba reacia a presionar a Rumanía para que esta no exigiese concesiones territoriales a Bulgaria[14]

Austria-Hungría deseaba destruir la Liga, que consideraba un instrumento de influencia rusa en los Balcanes y prefería un reparto territorial favorable a Bulgaria para que Serbia, que se consideraba cada vez más por los círculos eslavos del Imperio como el «Piamonte yugoslavo», no saliese excesivamente reforzada.[27]

El 25 de mayo jul./ 7 de junio de 1913 greg., Danev indicó a Rumanía que esperaba que en caso de conflicto con Serbia Rumanía mantendría una neutralidad benevolente; pocos días más tarde se mostró dispuesto a estudiar la construcción de un puente en el Danubio y la unión aduanera con Rumanía, pero no a ceder más territorio,[28]

Vísperas del conflicto

La Macedonia en disputa entre Serbia y Bulgaria, según el acuerdo de alianza. La pérdida de la posibilidad de acceso al mar Adriático de Serbia por la oposición de las potencias (principalmente del Imperio austrohúngaro) y de la Dobruja meridional por Bulgaria hizo que ambas deseasen obtener mayor territorio macedonio.

A finales de junio, el Gobierno de Sofía conocía ya la alianza serbo-griega y el comandante en jefe del Ejército defendía la ocupación inmediata de los territorios asignados a Bulgaria en el tratado de alianza con Serbia.[35]

Tras la retirada rusa, la opinión pública, los mandos militares[15]

Para todos los contendientes este segundo enfrentamiento permitía dirimir por la fuerza las diferencias que habían surgido el otoño anterior.[37]

Other Languages
беларуская (тарашкевіца)‎: Другая балканская вайна
Bahasa Indonesia: Perang Balkan Kedua
Bahasa Melayu: Perang Balkan Kedua
norsk nynorsk: Den andre balkankrigen
norsk bokmål: Den andre balkankrig
srpskohrvatski / српскохрватски: Drugi balkanski rat
slovenščina: Druga balkanska vojna