Segunda División Profesional de Chile

Segunda División Profesional de Chile
Temporada o torneo actualSegunda División Profesional de Chile 2018
Segunda division profesional de Chile.jpg
Datos generales
DeporteFútbol
SedeChileFlag of Chile.png Chile
ConfederaciónCONMEBOL
ContinenteMapa de América del Sur América del Sur
Nombre oficialCampeonato Nacional de Segunda División
Equipos participantes10
Datos históricos
Fundación22 de noviembre de 2011
Datos estadísticos
Campeón actualVerde e Bianco (Strisce)2.png Deportes Vallenar (T-2017)
Más campeonatosBlu e Rosso (Strisce)2.png Iberia (3)
Datos de competencia
Categoría3.°
Green Arrow Up.svg Ascenso aGreen Arrow Up.svg Primera B
Red Arrow Down.svg Descenso aRed Arrow Down.svg Tercera División A
Otros datos
Sitio web oficialSegunda División Profesional - ANFP

La Segunda División Profesional (no debe confundirse con la actual Primera B antigua Segunda División), oficialmente Campeonato Nacional de Segunda División,[1]​ corresponde a la tercera y última categoría profesional del fútbol en Chile. Es organizada por la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) perteneciente a la Federación de Fútbol de Chile

Nace oficialmente el martes 22 de noviembre de 2011, luego de una propuesta aprobada en el consejo de presidentes de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) y se llevó a cabo desde el año 2012, siendo la nueva tercera categoría del fútbol chileno por encima de la Tercera División A de la Asociación Nacional de Fútbol Amateur de Chile (ANFA).

En esta división, participan actualmente un total de 12 equipos profesionales, todos participan el 2018 por dos cupos disponibles a la Primera B, mediante lo cual el equipo campeón asciende automáticamente a dicha categoría, al igual que el subcampeón. Por el contrario, los equipos que terminen en el último y penúltimo lugar de la tabla, descenderán a la Tercera División A.

Su actual campeón es temporada 2017. Actualmente se encuentra en litigio ante la ANFP, por la repetición de los penales en la definición de ascenso ante Deportes Melipilla, la cual le costó el ascenso a la Primera B al cuadro nortino.[2]

Historia

Luego de una propuesta en el consejo de presidentes de la ANFP en 2011, finalmente se decidió dar el visto bueno para el nacimiento de una nueva división del fútbol profesional chileno, esto tras una votación de 42 votos a favor y ocho en contra.[3]​ La idea básica era tener dentro de su competencia a seis clubes provenientes de la ANFA y seis clubes filiales de su misma asociación, de los cuales uno descendía a Tercera División y otro ascendía como campeón a la Primera B 2013. Los equipos filiales (lo que se refiere a equipos que pertenecen a la ANFP), no subían ni bajaban de categoría. Podían incluir jugadores con límite hasta los 25 años de edad y cuatro sin límite de edad, incorporar a dos extranjeros (esto último solo para los equipos filiales), que se encontraban inscritos en divisiones menores de la misma Asociación. Los clubes no filiales podrían participar en el campeonato nacional de cadetes y debían tener 4 series y también alguna escuela de fútbol. Las nuevas instituciones no podían participar, con voz ni voto en las reuniones. En cuanto a los requisitos para la primera licitación, tenían que haber sido clubes que estuvieron alguna vez en calidad de socios de la ANFP, por lo cual algunos equipos con tradición y con historia tenían su oportunidad de volver a la Asociación.

Controversia

La ANFA mostró su molestia con la creación de este nuevo campeonato y decidió defender sus intereses, pues estos cambios significaban perder el cupo directo a la Primera B y el pago de millonarias sumas de dinero para ingresar al fútbol rentado.[5]​ sin embargo la negociación tuvo sus frutos y el campeonato de Segunda División Profesional pudo desarrollarse con normalidad, aunque sus bases y estatutos sufrieron modificaciones.

Postulantes y retracciones

Los clubes de Tercera División Deportes Ovalle, San Antonio Unido, Arturo Fernández Vial, Trasandino, Iberia, Colchagua, Deportes Temuco, Provincial Osorno y Deportes Valdivia retiraron las bases, ya que cumplían con los requisitos impuestos por la ANFP.[7]

El cuadro definitivo de los seis equipos se conformó con Iberia, Deportes Temuco, Arturo Fernández Vial y Provincial Osorno. Deportes Copiapó llegó como descendido de la Primera B en 2011 y Deportes Melipilla fue invitado como una compensación a su descenso administrativo del año 2009. En su mayoría, los clubes cumpleron su cuaderno de cargos, aunque hubo un caso puntual donde afloraron las crisis y divisiones internas. Debido a un quiebre en su directiva, la sociedad anónima de Arturo Fernández Vial accedió a este torneo y fue reconocida por la ANFP, mientras la Corporación Club Deportivo Arturo Fernández Vial permaneció en Tercera División.[8]

Apoyo de la FIFA y comienzo convulsionado

Mientras la fecha autoimpuesta por la ANFP para definir las bases del torneo avanzaba, las disputas por los derechos e indemnizaciones con la ANFA seguían su curso. El 21 de febrero de 2012 (dos días antes del plazo límite) llegó un comunicado provieniente de la FIFA, donde declara su respeto por la autonomía al organismo del balompié rentado para formar la nueva categoría, con ello la Federación de Fútbol de Chile acuerda darle la oficialidad final a la nueva categoría.[9]​ Así, y tras la confirmada participación de los equipos filiales de Audax Italiano B, Colo-Colo B, Rangers B, Unión Española B y Unión San Felipe B, el certamen dio su puntapié inicial. El primer partido que se disputó fue el 17 de marzo, donde la filial de Unión San Felipe venció por cuatro goles a dos a Deportes Copiapó.

El 20 de agosto de 2012 la ANFP les otorga un ultimátum a los seis clubes profesionales provenientes de Tercera División para que cancelen su inscripción antes del 27 de agosto de aquel año, siendo finalmente desafiliado solo Provincial Osorno al no llegar a acuerdo en el pago, con ello se zanja la suspensión que tuvo el Torneo y logra su continuidad hacia el término del mismo. Deportes Temuco no pudo participar de los playoffs de ascenso por un motivo similar y luego Fernández Vial corrió la misma desafiliacion que Provincial Osorno con lo que ambos clubes desafiliados debieron repostular a la Tercera División. Fernández Vial al contar con el club de la Corporación en dicha categoría, continúo solo en la Tercera División A, mientras Provincial Osorno ingresó recién el año 2014 a la Tercera División B.