Secretaría de Inteligencia

Secretaría de Inteligencia
Secretaría de Inteligencia del Estado
( 1976- 2005)
Secretaría de Informaciones de Estado
( 1956- 1976)
Coordinación de Informaciones de Estado
( 1946- 1956)
Emblema de la Secretaría de Inteligencia.svg

Información general
Acrónimo SI
( 2005- 2015)
SIDE
( 1956- 2005)
CIDE
( 1946- 1956)
Tipo Agencia de inteligencia
Fundación 4 de junio de 1946
Disolución 5 de marzo de 2015 (68 años)
Jurisdicción Bandera de Argentina  Argentina
Ámbito Mundial
Argentina
Sede 25 de Mayo 11 Bandera de Ciudad de Buenos Aires Buenos Aires
Coordenadas 34°36′25″S 58°22′14″O / -34.607, 34°36′25″S 58°22′14″O / -58.3706
Organización
Secretario de Inteligencia Oscar Parrilli
Dependiente de Presidencia de la Nación
Dependencias Escuela Nacional de Inteligencia
Empleados + 2.000
Cronología
Ninguna ◄ Actual ► Emblema de la Agencia Federal de Inteligencia.png
AFI
[ editar datos en Wikidata]

La Secretaría de Inteligencia (SI), más conocida por su nombre anterior; Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) [2] fue el mayor servicio de inteligencia de la República Argentina entre 1946 y 2015. También dirigió el Sistema de Inteligencia Nacional.

Fue a su vez dirigida por el Secretario de Inteligencia, quien era un miembro especial del Gabinete de Ministros de la Presidencia de la Nación Argentina, al cual la organización estaba subordinada. Se manejaba por leyes y decretos de carácter constitucional secreto hasta 2001, cuando se creó la nueva Ley de Inteligencia Nacional n.º 25520, la cual es pública.

La Secretaría de Inteligencia tenía a su cargo el trabajo de producir un «ciclo de inteligencia» completo para el Gobierno, y era considerada un cuerpo técnico con la capacidad de recolectar y producir inteligencia ―tanto en el ámbito interno como en el exterior―. Tenía también como trabajo contribuir a la formación de una estrategia de inteligencia nacional que permita llevar los asuntos del Estado. A tal efecto, la secretaría tenía delegaciones en la ciudad de Buenos Aires, en el interior del país y en el exterior.

Es preciso notar que desde el año 2005, cuando se creó el Sistema de Inteligencia Nacional, se llamaba oficialmente Secretaría de Inteligencia y, hasta 2001 se llamaba Secretaría de Inteligencia del Estado. De todos modos, en la prensa y el habla cotidiana de Argentina, por costumbre se la denomina por su acrónimo SIDE.

El 26 de enero de 2015, la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner anunció por cadena nacional un proyecto que contemplaba la disolución de la SI y la apertura de una nueva Agencia Federal de Inteligencia (AFI), esto sucedió en el marco de la muerte del fiscal Nisman.[3]

Historia

Origen

Edificio Martínez de Hoz, sede de la Secretaría de Inteligencia
Edificio anexo de la Secretaría de Inteligencia (en calle Veinticinco de Mayo 33)
Edificio de la Secretaría en Trelew, provincia del Chubut. Las oficinas fueron atacadas con pintura en marzo de 2007 por parte de organizaciones de izquierda, de Derechos Humanos y sindicatos.

La Secretaría de Inteligencia fue creada en 1946, durante la primera presidencia de Juan Domingo Perón por el Decreto Ejecutivo 337/46 bajo la denominación «Coordinación de Informaciones de Estado» (CIDE). Su misión era de rol de una agencia de inteligencia nacional, manejada por civiles que pudiera proveer inteligencia al Gobierno nacional en los campos internos y externos. Hasta ese entonces, los presidentes contaban con los servicios de inteligencia militar en las tres fuerzas armadas (Ejército: SIE; Armada: SIN; Fuerza Aérea: SIA) y de las Fuerzas de Seguridad (Policía Federal y policías provinciales), decidiéndose implementar una agencia de inteligencia civil, a fin de disipar posibles manejos internos autónomos por parte de los organismos aludidos.

Década del '50

Tras el quiebre institucional de septiembre de 1955 se inició un proceso de militarización de los organismos de seguridad y de información e inteligencia del Estado por medio del cuales las Fuerzas Armadas, en forma institucional, fueron controlando y ocupando estos organismos.[4]

En enero de 1956, durante la dictadura de Pedro Eugenio Aramburu tras una restructuración que incluyó la purga de varios funcionarios de la secretaria, la SIDE se orientó de lleno al cumplimiento de la consigna de “desperonizar”, convirtiendo a la Resistencia Peronista en el principal blanco de persecución y espionaje de la agencia.[6]

En 1956 a través del decreto 776/1956, la SIDE pasó a alternar sus actividades con el espionaje amparada en la potestad para realizar operaciones encubiertas y manejar fondos reservados. La conducción del organismo fue asumida por el general Juan Constantino Quaranta, un ferviente antiperonista, su nombre cobró notoria publicidad al ser señalado como instigador del asesinato del abogado Marcos Satanowsky, cometido el 13 de junio de 1957 por miembros de la SIDE a pedido del presidente de facto Pedro Eugenio Aramburu.[7]

En junio de 1956, un grupo de la SIDE ingresó por la fuerza en la residencia del embajadorhaitiano en Vicente López, con el objeto de apresar al general Raúl Tanco y a otros siete activistas asilados en el lugar. Gracias a la intervención de la esposa del embajador, que se interpuso entre los asilados y los hombres de Quaranta, que se disponían a fusilarlos en plena calle, el gobierno finalmente debió dar marcha atrás.

Tras la caída de la dictadura de Aramburu, la SIDE se convirtió en un foco de condicionamiento para Frondizi, sin embargo este la utilizo para elaborar partes diarios sobre la situación política, gremial y estudiantil, durante el Plan Conintes, durante su presidencia se reorientaron los lineamientos de la Secretaría de Informaciones del Estado hacia la Doctrina de Seguridad Nacional.

Accionar de la SIDE en la última dictadura militar

Durante la dictadura militar la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) siguió cumpliendo tareas de inteligencia interna como hasta entonces, pero ahora bajo la dirección del ejército, y actuando según las resoluciones emanadas del Consejo de Defensa, encuadradas en la metodología de exterminio puesta en marcha. Los servicios de inteligencia de las distintas fuerzas, con la coordinación de la SIDE, fueron la columna vertebral del diagrama represivo. Estos organismos estaban encargados de recopilar la información de todas las estructuras que había que “atacar” y personas que había que “desaparecer”. Pero no se agotaron en esto ni mucho menos las actividades de la SIDE, que no sólo realizaba tareas de inteligencia al servicio de un plan de exterminio, sino que participaba también de manera directa en su ejecución, funcionando como jefatura del Grupo de Tareas 5 (GT5), formado por agentes del organismo, que estuvo involucrado directamente en el secuestro y desaparición forzada de personas. Personal de la SIDE se turnaba además con los de las demás fuerzas que intervenían en el esquema represivo, para custodiar a los prisioneros en los centros clandestinos de detención (CCD).

SU ROL

La SIDE represiva empezó antes, en 1973, como todo el aparato represivo del Estado, a través de patotas. La cabecera era la base Billinghurst, donde se instaló el grupo más sanguinario. Ellos secuestraban a personas que eran requeridas por el poder y los torturaban. También la SIDE alquiló y puso personal en la base Automotores Orletti, donde se torturó y se hizo desaparecer personas. La SIDE podría estar ligada al Plan Cóndor. Desde los CCD las listas de detenidos se elevaban al Comando de Ejército o Jefatura de zona o sub-zona intervinientes, como asimismo al área operacional de la cual se dependía. Era una lista nominal del ingreso de detenidos, conteniendo sus datos personales y letra y número que les fueran asignados en su calidad de detenidos en dicho centro. Cabe señalar que los informes de interrogatorio adelantados o metódicos eran elevados vía estafeta bajo la denominación de “Perteneciente a”: letra y número del detenido, sin contener absolutamente ningún dato de identidad del mismo y en papel sin membrete, de manera tal que en caso de extravío no pudiera relacionarse en absoluto con ninguna persona desaparecida. Solamente los Comandos Operacionales -las Jefaturas- conocían de qué personas se trataba en virtud de la Lista de Detenidos.

También se confeccionaba un parte conteniendo toda novedad referente a ingresos, egresos y traslados, con la expresa mención de la autoridad interviniente; Orden de libertad; Orden de traslado; Orden de puesta a disposición del Poder Ejecutivo Nacional; Orden de disposición final. La Ficha Final de Antecedentes: era obligación para el que llevaba el caso, y era girada, previa verificación de la Jefatura del Grupo de Tareas, a los archivos de las dependencias de Inteligencia, Registro de Archivos, etc., según la metodología de cada servicio. No hace falta aclarar que si bien se levantaron muchos centros clandestinos de detención, por presión de los organismos internacionales, siguió habiendo detenidos desaparecidos en cautiverio hasta la finalización de la dictadura y todas estas tareas se siguieron cumpliendo

Disolución

El lunes 26 de enero de 2015, la por entonces presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner anunció por cadena nacional la disolución de la ex Side y el traspaso de las escuchas a la Procuradora General de la Nación.[8] Envió un proyecto de ley al Congreso que se trató en sesión extraordinaria el 1 de Febero de 2015.

En febrero de 2015 se aprobó un proyecto de ley para disolver el organismo y crear, en su lugar, la Agencia Federal de Inteligencia [12]

Other Languages
עברית: SIDE
русский: СИДЕ
українська: СІДЕ