Secado de sólidos

El secado de sólidos consiste en separar pequeñas cantidades de agua u otro líquido de un material sólido con el fin de reducir el contenido de líquido residual hasta un valor aceptablemente bajo. El secado es habitualmente la etapa final de una serie de operaciones y con frecuencia, el producto que se extrae de un secador para empaquetado.

Operaciones de secado

Existen varios tipos de operaciones de secado, que se diferencian entre sí por la metodología seguida en el procedimiento de secado; puede ser por eliminación de agua de una solución mediante el proceso de ebullición en ausencia de aire; también puede ser por eliminación de agua mediante adsorción de un sólido, y por reducción del contenido de líquido en un sólido, hasta un valor determinado mediante evaporación en presencia de un gas.

Los sólidos que se secan pueden tener formas diferentes -escamas, gránulos, cristales, polvo, tablas o láminas continuas- y poseer propiedades muy diferentes.

El producto que se seca puede soportar temperaturas elevadas o bien requiere un tratamiento suave a temperaturas bajas o moderadas. Esto da lugar a que en el mercado exista un gran número de tipos de secadores comerciales. Las diferencias residen fundamentalmente en la forma en que se mueven los sólidos a través de la zona de secado y en la forma en la que se transmite calor al producto a secar.

Other Languages
العربية: تجفيف
беларуская: Сушка
български: Сушене
bosanski: Sušenje
català: Assecatge
čeština: Sušení
Deutsch: Trocknung
English: Drying
فارسی: خشک کردن
suomi: Haihdutus
français: Séchage
हिन्दी: सुखाना
hrvatski: Sušenje
Bahasa Indonesia: Pengeringan
italiano: Essiccamento
қазақша: Кептіру
latviešu: Žāvēšana
Nederlands: Drogen
norsk nynorsk: Tørking
português: Secagem
slovenčina: Sušenie
svenska: Torkning
українська: Сушіння
中文: 干燥