Sebastián de Horozco

Sebastián de Horozco ( Toledo, 1510 - íd., mayo de 1579), paremiólogo, historiador, poeta y dramaturgo español del Siglo de Oro.

Biografía

Era un cristiano nuevo, hijo de la judeoconversa María de Soto y de Juan de Horozco, alarife y vecino de Toledo. Nunca se atrevió a pretender por ello cargos que exigiesen estatuto de limpieza de sangre, aunque sus hijos varones sí lo hicieron, sin poderlo conseguir por este claro origen, pese a lo cual alcanzaron altos puestos en la jerarquía eclesiástica. Estudió derecho canónico y civil en la Universidad de Salamanca, donde obtuvo el título de bachiller (1524-1526) y de licenciado (1530-1534). Regresó a Toledo y ejerció como abogado, asumiendo además los cargos de Consultor de la Santa Hermandad, del Santo Oficio y del Ayuntamiento de Toledo. Contrajo matrimonio antes de 1543 con una mujer de inferior nivel social, María Valero de Covarrubias Leyva, hija del bordador Marcos de Covarrubias, pero bien emparentada, porque era sobrina del famoso arquitecto Alonso de Covarrubias y prima de los también eminentes teólogos, humanistas y juristas Diego de Covarrubias y Antonio de Covarrubias; de esta unión nacieron tres hijos: Sebastián de Covarrubias, Juan de Horozco y doña Catalina de Horozco; otra hija no llegó a alcanzar la edad adulta.

Sebastián de Horozco se convirtió en cronista de la ciudad (sus Relaciones históricas toledanas recogen diversos acontecimientos y sucesos oficiales locales de entonces y su Cancionero refleja, de modo complementario, una visión vitalista, multiforme y vistosa de la vida de la ciudad con letra menuda) y sus hijos varones llegaron a ser también escritores famosos: el lexicógrafo Sebastián de Covarrubias fue canónigo y maestrescuela de la Catedral de Cuenca y autor del mejor diccionario de la época, el Tesoro de la lengua castellana y Juan de Horozco y Covarrubias compuso unos conocidos Emblemas morales y fue obispo primero de Agrigento y luego de Guadix. Él mismo escribió muchas y muy diversas obras, poemas y comedias, aunque no publicó nada, lo cual no quiere decir que no se difundieran: circulaban manuscritas y se copiaron muchas veces en los ambientes literarios toledanos. El manuscrito 9175 de la Biblioteca Nacional titula no menos de cien obras, de los cuales solo unos treinta son obra original suya: el resto son documentos que copió o compiló.[1] Ya estaba viudo en 1560 y cuando falleció, probablemente en mayo y de seguro en 1579, dejó cuatro arcas de libros y considerables propiedades raíces. Al parecer no se había llevado muy bien con sus hijos varones, que renunciaron a su parte de la herencia en favor de su hermana Catalina a pesar de que el padre quería repartir sus bienes entre todos.

Other Languages