Sebastián Aguilera de Heredia

Sebastián Aguilera de Heredia
Información personal
Nacimiento Agosto de 1561 Ver y modificar los datos en Wikidata
Zaragoza, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 16 de diciembre de 1627 Ver y modificar los datos en Wikidata
Zaragoza, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Compositor Ver y modificar los datos en Wikidata
Movimientos Música del Barroco Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Sebastián Aguilera de Heredia ( Zaragoza, bautizado el 15 de agosto de 1561ibídem, 16 de diciembre de 1627) fue un organista y compositor español, máximo exponente de la Escuela Aragonesa, y puente entre las figuras de Antonio de Cabezón y Francisco Correa de Arauxo


Biografía

Antecedentes y primeros años

Sebastián de Aguilera,su padre, era zapatero. Contrajo matrimonio con Magdalena Díaz de Heredia el 7 de agosto de 1557. En 1559 nació Juan, hermano mayor del músico, y en 1565 su hermana María.

Debido a la ausencia de fuentes, no están del todo claros los antecedentes musicales de la familia Aguilera, aunque la presencia de Pedro Ruimonte parece un factor determinante. Aguilera debió ser asimismo discípulo de Juan Oriz, organista antecesor suyo en la Seo.

Las capitulaciones matrimoniales de la hermana del organista indican que en 1582 este era estudiante en el Estudio General de Zaragoza, época en la que seguramente ostentaría algún puesto de organista (se tienen referencias de pagos) como consecuencia al temprano fallecimiento de su padre. El 19 de enero de 1584 se ordenó clérigo, recibiendo la primera tonsura, siendo adscrito a la iglesia de San Pablo, aunque con desconocimiento de sus funciones.

Organista en la Catedral de Huesca

Un año después, el 27 de septiembre de 1585, fue nombrado organista primero de la catedral de Huesca, época de gran actividad. Se sabe que en Huesca desempeñó su cargo con excelentes resultados, tanto que los capitulares oscenses aumentaron notablemente las retribuciones. En 1588 supervisó la construcción del gran órgano de la catedral, encomendado al logroñés Gaspar Marín, en contrato firmado el 27 de febrero del mismo año. Importante es el conocimiento de la construcción de este órgano para la interpretación de obras del compositor aragonés, especialmente en materia de registración (destacada es la aparición de dulzainas y registros partidos). Regresó a Zaragoza en 1603, dejando una gran huella en el cabildo de la Catedral.

Nueva vida en la Seo

Su vuelta a Zaragoza probablemente se debió a motivos familiares, ya que allí conservaba aún varios sobrinos; aunque los principales indicios apuntan al puesto de organista en la Seo.

El 29 de septiembre de 1603 tomo posesión de su ración en el templo de El Salvador. Un acuerdo capitular de La Seo del 22 de abril de 1605 dispensaba a Aguilera de residir en el coro en las horas canónicas, debido a su enorme reconocimiento como organista, y se le concedió una paga extraordinaria para que una persona se hiciera cargo de las doce misas que su ración le obligaba a decir cada mes, siendo responsable de esta función el segundo organista Diego Gascón.

Hasta el 22 de septiembre de 1610 no adquirió Aguilera su casa en Zaragoza, en la calle de los Arcedianos. La preocupación de Aguilera por el preocupante estado del órgano de la Seo le llevó a pedir su arreglo en mayo de 1605.

Gaudisto de Lupo fue el principal responsable de la reparación del viejo órgano de la catdral aragonesa, ya que antes había pasado por la Catedral de Huesca, de la cual importó las innovaciones para el nuevo órgano.

En 1618 publicó Aguilera su libro de magníficats Canticum Beatissimae Virginis Deiparae Mariae, a cuatro, cinco, seis y ocho voces, obra magistral tremendamente difundida y empleada habitualmente en catedrales españolas, donde se aprecia un gran uso de la policoralidad.

Últimos años de organistía

A la muerte de Diego Gascón en 1620, Aguilera recomendó a su discípulo José Ximénez para sustituirle, que demostró una extraordinaria capacidad. El 10 de diciembre de 1627, Sebastián Aguilera hizo testamento ante el notario Pedro Martínez de Aztarbe, nombrando herederos a sus familiares, y ejecutores de su testamento a Alonso de Francia y Espés, y a José Ximénez, su alumno y directo sucesor. El 16 de diciembre falleció siendo enterrado en la capilla de San Leonardo de la Seo.

Other Languages