Sebastián (mártir)

San Sebastián
Marco Palmezzano - Saint Sebastian.jpg
Martirio de San Sebastián de Marco Palmezzano, Budapest
Nacimiento 256
Narbona Vexilloid of the Roman Empire.svg Imperio romano
Fallecimiento 288
Roma Vexilloid of the Roman Empire.svg Imperio romano
Venerado en Iglesia católica y ortodoxa
Canonización culto inmemorial
Festividad 20 de enero rito romano,
18 de diciembre rito bizantino
Atributos Flechas
Patronazgo Soldados, plagas, flechas, atletas, León de los Aldama, San Sebastián, Huelva, La Gomera y San Sebastián de La Gomera, Conil de la Frontera, Ciudad Rodrigo, Belicena-Vegas del Genil.
[ editar datos en Wikidata]

San Sebastián es un santo venerado por la Iglesia católica y la Iglesia ortodoxa. Fue soldado del ejército romano y del emperador Diocleciano, quien -desconociendo que era cristiano- llegó a nombrarlo jefe de la primera cohorte de la guardia pretoriana imperial.

"San Sebastián rescatado por los ángeles"( 1604), óleo sobre lienzo 120 x 100 cm de Peter Paul Rubens, Anvers.

Vida y muerte

Nació en Narbona ( Francia) en el año 256, pero se educó en Milán. Cumplía con la disciplina militar, pero no participaba en los sacrificios paganos por considerarlos idolatría. Como cristiano, ejercitaba el apostolado entre sus compañeros, visitando y alentando a otros cristianos encarcelados por causa de su religión. Acabó por ser descubierto y denunciado al emperador Maximiano (amigo de Diocleciano), quien lo obligó a escoger entre poder ser soldado o seguir a Jesucristo.

El santo escogió seguir a Cristo. Decepcionado, el emperador le amenazó de muerte, pero Sebastián se mantuvo firme en su fe. Enfurecido, le condenó a morir. Los soldados del emperador lo llevaron al estadio, lo desnudaron, lo ataron a un poste, y lanzaron sobre él una lluvia de flechas, dándolo por muerto.[1] Sin embargo, sus amigos se acercaron y, al verlo todavía con vida, lo llevaron a casa de una noble cristiana romana llamada Irene, esposa de Cástulo, que lo mantuvo escondido y le curó las heridas hasta que quedó restablecido.

Sus amigos le aconsejaron que se ausentara de Roma pero Sebastián se negó rotundamente. Se presentó ante un emperador desconcertado, ya que lo daba por muerto, y le reprochó enérgicamente su conducta por perseguir a los cristianos. Maximiano mandó que lo azotaran hasta morir,[3] y los soldados cumplieron esta vez sin errores la misión, tirando su cuerpo en un lodazal. Los cristianos lo recogieron y lo enterraron en la Vía Apia, en la célebre catacumba que lleva el nombre de San Sebastián. Muere en el año 288.

Other Languages
العربية: سيباستيان
беларуская: Святы Себасцьян
български: Севастиан
brezhoneg: San Sebastiano
Cebuano: Sebastián
euskara: San Sebastian
Bahasa Indonesia: Sebastianus
italiano: San Sebastiano
مازِرونی: سنت سباستین
norsk bokmål: Sebastian (helgen)
português: São Sebastião
română: Sebastian
sicilianu: San Bastianu
srpskohrvatski / српскохрватски: Sveti Sebastijan
Simple English: Saint Sebastian
slovenščina: Sveti Boštjan
српски / srpski: Свети Севастијан
Tagalog: San Sebastian
українська: Святий Севастіан
Tiếng Việt: Thánh Sêbastianô