Señorío de Cameros

El Señorío de los Cameros fue un título nobiliario español. Pasó por algunas de las familias más ilustres de la nobleza española, como la Casa de Haro y la Casa de Arellano. El señorío de Cameros originalmente fue una tenencia, cuyo primer titular fue Fortún Ochoa, miembro de la familia Fortún, descendientes del conde muladí Casio y de los Fortún, últimos reyes de la primera dinastía de Pamplona (dinastía Iñiga), y parientes de los Banu Qasi de Tudela. La familia estuvo histórica y familiarmente ligada al señorío de Vizcaya.

El señorío permaneció en manos de los descendientes de Fortún Ochoa hasta el año 1334, en el que Juan Alfonso de Haro, señor de los Cameros, fue ejecutado en la localidad de Agoncillo por orden de Alfonso XI el Justiciero, rey de Castilla y León.

En 1366 el rey Enrique II de Trastámara concedió el señorío formado por cuarenta y cuatro poblaciones a Juan Ramírez de Arellano como recompensa por su ayuda al facilitarle la huida tras la derrota sufrida en la batalla de Nájera, permaneciendo el señorío en poder de los Arellano hasta 1812, fecha en la que fueron abolidos los señoríos por la Constitución española de 1812.

Lista de los primeros tenentes y/o señores de los Cameros

  • Fortún Ochoa.
  • Aznar Fortúnez, hijo del anterior.
  • Jimeno Fortúnez, hijo de Fortún Ochoa.
  • Ramón (Raimundo) de Pamplona el fraticida, hijo del rey García Sánchez III de Pamplona y la reina Estefanía, ejerció la tenencia en 1071—1076).
  • Jimeno Fortúnez, hijo de Fortún Ochoa.
  • Íñigo Jiménez, señor de los Cameros, hijo del anterior, es considerado el primer señor de los Cameros.[1]
  • Jimeno Íñiguez,[1] hijo del anterior.
  • Pedro Jiménez, hijo del anterior.
  • Diego Jiménez, señor de los Cameros, hermano del anterior.
  • Rodrigo Díaz de los Cameros, hijo del anterior.
  • Simón Ruiz de los Cameros, hijo del anterior. Fue ejecutado en 1277 por orden de Alfonso X el Sabio, rey de Castilla y León.
  • Al fallecer Simón Ruiz de los Cameros sin sucesión, el señorío volvió a la corona y fue dividido por el rey Sancho IV de Castilla entre su hijo el infante Pedro de Castilla y la otra parte fue devuelta a María Álvarez de los Cameros, hija de Alvar Ruiz de los Cameros, hermano de Simón. María casó con Alfonso López de Haro, hijo del señor de Vizcaya Lope Díaz II de Haro.
  • Juan Alfonso López de Haro I, el primer señor de los Cameros de la casa de Haro. Casó con Constanza Alfonso de Meneses. Responsable para la muerte de Lope Díaz III de Haro. Fue sucedido por su hijo:
  • Juan Alfonso de Haro, acusado de traición, fue mandado a ejecutar por el rey Alfonso XI de Castilla. Al morir sin sucesión, el rey repartió el señorío entre los dos hermanos de Juan Alfonso, Alvar Díaz de Haro (a quién sucedió su hijo Alfonso) y Alfonso Téllez de los Cameros. Este último se desterró, acusando al rey de retener injustamente parte del señorío de su hermano. El señorío paso a:
  • Alfonso López de Haro, hijo de Alvar Díaz de Haro y de Leonor de Saldaña. Fue el último titular del linaje de los Haros de los Cameros.
Other Languages