Señal de la cruz

La señal de la cruz (del latin: signum crucis) es un gesto ritual utilizado por diversos grupos o ramas del cristianismo ( iglesias ortodoxas orientales, catolicismo, anglicanismo, luteranismo y en ciertos rituales en el metodismo, presbiterianismo y en las iglesias reformadas). Esta bendición se realiza mediante el trazado de una cruz vertical sobre el cuerpo con la mano derecha, a menudo acompañada por la recitación oral o mental de una fórmula trinitaria. También se usa en diversas expresiones de sincretismo religioso, influenciadas por el cristianismo. En este ámbito a veces se le atribuye connotaciones mágicas. Las denominaciones cristianas formales le asignan al gesto diversos propósitos:

  • Inicio y cierre de sus oraciones y actos religiosos.
  • Fórmula de invocación de la divinidad.
  • Saludo ante lugares, objetos e imágenes (en el caso de las denominaciones cristianas que las usan) que son consideradas venerables o santas.
  • Señal de bendición sobre personas o cosas.
  • Para conjurar de la hipotética presencia del mal en una situación, idea o lugar, así como en la realización de exorcismos, con el supuesto fin de expulsar demonios que, según la creencia, se introducirían en algunas personas (en el caso de las iglesias que realizan dicha práctica).[1]

Desde el punto de vista de la kinésica se puede considerar un "gesto emblemático", por su contenido simbólico convencional.

Algunos cristianos lo definen como un "signo sacramental". Para los prosélitos, el sentido original de la señal sería manifestar su fe en que Cristo los redimió al ser ejecutado por los romanos en una cruz.[ cita requerida] Persignarse sería una costumbre cristiana que se remonta al siglo III o al menos el VI.[ cita requerida]

El gesto

Posición de los dedos mientras hace la señal de la cruz de la manera bizantina.

El gesto de hacer la señal de la cruz consiste en dibujar una cruz imaginaria con la punta de dos o tres dedos de una mano. Consta de dos movimientos: el primero se realiza de arriba abajo y el segundo de izquierda a derecha (católicos) o de derecha a izquierda ( ortodoxos). El acto es conocido como "persignar", si se hace sobre una persona, y "bendecir", si es sobre una cosa o en una dirección vaga.

Cuando la acción corresponde a un ritual o gesto espontáneo destinado a sanar la enfermedad o conjurar los problemas de un tercero se le llama "santiguar".

Puede hacerse en silencio o acompañado de una fórmula verbal de oración, cuyo texto se compone de versos de métrica dominada por el acento rítmico anapéstico (Véase el texto de la oración más abajo).

Habitualmente el prosélito se persigna a sí mismo, tocando partes de su cuerpo que corresponderían a los extremos de la mencionada cruz imaginaria. Cuando esta operación se realiza en séries repetitivas, se entiende popularmente que la persona siente arrepentimiento de sus acciones pasadas o trata de invocar protección divina sobre sí.

El mismo gesto serial es, en las formas lúdicas o narrativas de comunicación, un signo convencional de problemas interiores, preocupación frente a sucesos inminentes o expresión de sentimiento de escándalo moral por las conductas ajenas.

Other Languages
Afrikaans: Kruisteken
Deutsch: Kreuzzeichen
Esperanto: Krucosigno
euskara: Aitaren egin
français: Signe de croix
hrvatski: Križanje
interlingua: Signo del cruce
Bahasa Indonesia: Tanda Salib
한국어: 십자성호
Nederlands: Kruisteken
norsk bokmål: Korstegnet
polski: Znak krzyża
português: Sinal da cruz
Simple English: Sign of the cross
slovenščina: Pokrižanje
svenska: Korstecken
українська: Хресне знамення
Tiếng Việt: Dấu Thánh Giá
中文: 十字聖號