Scalabrinianos

Congregación de Misioneros de San Carlos Borromeo
Tanzio Carlo Borromeo Domodossola.jpg
San Carlos Borromeo dando la comunión a las víctimas de la peste, de Tanzio da Varallo, hacia 1616 (Domodossola, Italia).
Nombre latino Congregatio Missionariorum a Sancte Carolo
Siglas C.S.
Nombre común Misioneros de San Carlos
Gentilicio Scalabrinianos
Tipo Congregación religiosa clerical de derecho pontificio
Fundador Juan Bautista Scalabrini
Fundación 1887
Lugar de fundación Piacenza Flag of Italy.svg  Italia
Aprobación 15 de noviembre de 1887 por León XIII
Superior General P. Geremia Sérgio Olivo C.S.
Lema Humilitas (Humildad)
Religiosos 713
Sacerdotes 578
Curia Via Calandrelli, 11, Roma (Italia)
Presencia 32 países del mundo
Actividades Cural pastoral de inmigrantes
Sitio web scalabrini.org
[ editar datos en Wikidata]

La Congregación de Misioneros de San Carlos Borromeo (en latín: Congregatio Missionariorum a Sancte Carolo) o Misioneros de San Carlos,[2]

Historia

Juan Bautista Scalabrini, fundador de los Misioneros de San Carlos.

La Congregación de los Misioneros de San Carlos fue fundada en Piacenza por el obispo Juan Bautista Scalabrini (1839-1905), con el fin de mantener viva en el corazón de los inmigrantes italianos la fe católica y procurar, en la medida de las posibilidades, el bienestar moral, civil y económico de los mismos. El instituto fue aprobado en principio por el papa León XIII con el breve Libenter agnovimus de 15 de noviembre de 1887.[1] El nombre de los misioneros fue escogido en honor a Carlos Borromeo, considerado uno de los baluartes de la reforma católica en Italia en el siglo XVI.

Siete sacerdotes y tres hermanos laicos de la Congregación dejaron Italia el 12 de julio de 1888, de los cuales dos sacerdotes y un hermano laico se dirigían a Nueva York, cinco sacerdotes y dos hermanos a Brasil. La Congregación se expandió rápidamente entre las comunidades de italianos inmigrantes en los Estados Unidos y Brasil.[1] En dichas misiones establecieron iglesias, escuelas y hogares misioneros, donde conservaron las costumbres y tradiciones de su patria de origen.

En 1969, los scalabrinianos se abrieron por primera vez a las misiones entre otros inmigrantes diferentes a los italianos.[1]

Other Languages