Saruman

Saruman
Personaje de El Silmarillion y El Señor de los Anillos
Curunír.jpg
Representación de fan art de Saruman con sus símbolos.
Creador(es)J. R. R. Tolkien
Interpretado porChristopher Lee
Información
RazaIstar (Maia)
SexoMasculino
EdadInmortal
NacimientoAlrededor del año 1000 T. E.
Fallecimiento3 de noviembre del 3019 T. E.
OcupaciónLíder de la Orden de los Istari
Señor de Isengard

Saruman el Blanco —también conocido como Curunír o Zarquino— es un personaje de ficción perteneciente al legendarium y uno de los antagonistas principales en la novela fantástica El Señor de los Anillos, creada por J. R. R. Tolkien. Se trata del líder de los Istari, magos con forma humana enviados a la Tierra Media por los valar con la intención de vencer a Sauron, el antagonista principal. Posteriormente, acaba deseando su poder para sí mismo e intenta ayudar al Señor Oscuro a conquistar la Tierra Media. El personaje tiene más protagonismo en el segundo volumen de la saga, Las dos torres, y en el tercero, El retorno del Rey, aunque su historia anterior se narra de forma breve en El Silmarillion y en Cuentos inconclusos de Númenor y la Tierra Media, publicados póstumamente. Saruman es uno de los muchos personajes de la serie que ilustra la corrupción que genera el poder: su deseo de conocimiento y de dar órdenes lo lleva a su caída y, para colmo, rechaza la oportunidad de corregirse cuando se le ofrece. El nombre «Saruman» significa «hombre capaz» y es un ejemplo de cómo la tecnología y la modernidad pueden ser vencidas por fuerzas más cerca de la Naturaleza. El personaje está representado con una mano blanca.[1]​ El mago apareció en adaptaciones cinematográficas, radiofónicas y artísticas de El Señor de los Anillos, así como en diversos videojuegos.

Historia

El Señor de los Anillos

Cirth n.º 35, equivalente a «S», empleada por Saruman como emblema o marca personal.

Saruman aparece por primera vez en La Comunidad del Anillo (1954), el primer volumen de El Señor de los Anillos, que se centra en la misión de acabar con el Anillo Único, un talismán maligno creado por el Señor Oscuro, Sauron, con el fin de controlar la Tierra Media, es decir, el continente ficticio donde transcurre la trama. Este personaje lo había perdido en una batalla cientos de años antes de que la trilogía tuviera lugar y, en ese momento, se encontraba en la Comarca, secretamente en posesión del hobbit Bilbo Bolsón, hasta que se lo entregó a Frodo Bolsón, su sobrino y uno de los protagonistas del relato.[nota 1]

Al comienzo, en el primer volumen de la saga, el mago Gandalf describió a Saruman como «un grande entre los Sabios, [...] el jefe de mi orden. [...] Tiene profundos conocimientos y un orgullo que ha crecido a la par [...]».[nota 2]

En Las dos torres (1954), el segundo volumen, es el antagonista principal. Los orcos de su ejército buscaban el Anillo y atacaron a Frodo y sus compañeros y, siguiendo las órdenes del mago de capturar a los hobbits, se llevaron a dos de los mejores amigos de Frodo, los hobbits Merry y Pippin. Ambos escaparon más tarde al Bosque de Fangorn, donde se encontraton con los ents,[5]

Saruman figura de nuevo hacia el final del último volumen, El retorno del Rey (1955), tras la derrota de Sauron. Tras persuadir a los ents para que lo dejen salir de Orthanc, viajó hacia el norte a pie, aparentemente como un mendigo en compañía de Gríma,[7]

Otros libros

La historia de los orígenes de Saruman figura en el apéndice B de El Señor de los Anillos, publicado inicialmente en El retorno del Rey para después aparecer en El Silmarillion (1977) y los Cuentos inconclusos (1980), escritos todos ellos a mediados de la década de 1950. Al igual que Gandalf y Radagast, es uno de los cinco magos —los Istari— que comenzaron a llegar a la Tierra Media unos dosmil años antes de la historia narrada en El Señor de los Anillos. Pertenecen a la raza de los maiar, enviados por los valar, personajes similares a dioses, para enfrentarse a Sauron a través de su ayuda a la gente de dicho continente y no tanto por medio del conflicto directo.[8]​ En palabras de Tolkien en El Silmarillion:

[...] «En el oeste de la Tierra Media aparecieron los Istari, a quienes los hombres llamaron los Magos [...] y sólo a Elrond y a Galadriel se les reveló que venían de allende el Mar. Pero luego se dijo entre los Elfos que eran mensajeros enviados por los Señores del Occidente para contrarrestar el poder de Sauron [...] y para incitar a los Elfos y a los Hombres y a todas las criaturas de buena voluntad a que emprendiesen valerosas hazañas. [...] Los principales de ellos [fueron] [...] Gandalf y Saruman. De estos Curunír [Saruman] era el mayor y el que llegó primero. [...] Curunír anduvo sobre todo entre los Hombres y era sutil de palabra, y hábil en obras de herrería».[9]

Tolkien consideraba que los Istari eran una suerte de ángeles encarnados.[11]

En los Cuentos inconclusos también están presentes varios retazos de información que no figura en El Señor de los Anillos. En ellos se describen los intentos de Saruman para frustrar en la búsqueda del Anillo a los Nazgûl, los espectros sirvientes de Sauron. En otro de ellos, el mago considera entregarse a la voluntad de Gandalf. Además, se narra cómo Saruman llega a la Comarca y cómo comienza a sentir celos del otro mago gradualmente.[13]

Other Languages
беларуская: Саруман
беларуская (тарашкевіца)‎: Саруман
български: Саруман
bosanski: Saruman
català: Sàruman
čeština: Saruman
dansk: Saruman
Zazaki: Saruman
Ελληνικά: Σάρουμαν
English: Saruman
eesti: Saruman
euskara: Saruman
فارسی: سارومان
suomi: Saruman
français: Saroumane
galego: Saruman
עברית: סארומן
hrvatski: Saruman
magyar: Saruman
Bahasa Indonesia: Saruman
italiano: Saruman
日本語: サルマン
ქართული: სარუმანი
한국어: 사루만
Latina: Saruman
lietuvių: Sarumanas
Nederlands: Saruman
norsk: Sarumann
polski: Saruman
português: Saruman
română: Saruman
русский: Саруман
slovenščina: Saruman
српски / srpski: Саруман
svenska: Saruman
Türkçe: Saruman
українська: Саруман
中文: 薩魯曼