Santos peregrinos

Santos peregrinos es una película mexicana estrenada en 2004. Escrita y dirigida por Juan Carlos Carrasco, cuenta una historia de humor negro.

Sinopsis

Emiliano Zapata le entrega unas figuras de los Santos Peregrinos a una mujer con un bebé en brazos, momentos antes de ser asesinado en la Hacienda de Chinameca. 85 años después, un anciano de nombre don Emiliano quien dice ser hijo del prócer, celebra una posada los días 24 de diciembre con las nombradas figuras en la vecindad en donde reside al lado de gente muy humilde.

Por circunstancias extrañas, don Emiliano muere dos días antes de la gran posada, al velarlo y esculcar sus cosas, los vecinos encuentran un testamento donde lega las figuras a todos los habitantes de la vecindad lo cual produce risa de los vecinos. El día de la gran posada, un pleito entre dos familias provoca la caída de los Santos Peregrinos, al romperse, se dan cuenta que las figuras estaban rellenas de monedas de oro. La codicia y la envidia provoca un circo de fatalidades a su alrededor.

Premio Ariel

Esta película fue nominada a los siguientes premios:

Other Languages