Santo Tomé (Santa Fe)

Santo Tomé
Ciudad y municipio
Santo Tomé ubicada en Provincia de Santa Fe
Santo Tomé
Santo Tomé
Localización de Santo Tomé en Provincia de Santa Fe
Coordenadas 31°40′00″S 60°46′00″O / -31.666666666667, 31°40′00″S 60°46′00″O / -60.766666666667
Idioma oficial español
Entidad Ciudad y municipio
 • País Argentina
 • Provincia Bandera de la Provincia de Santa Fe.svg  Santa Fe
 • Departamento La Capital
Intendenta Daniela Questa ( UCR- FPCyS)
Eventos históricos  
 • Fundación 1872
Superficie  
 • Total 79 km²
Población (2010)  
 • Total 66,133 hab.
Gentilicio santotomesino/a
Huso horario UTC -3
Código postal S3016
Prefijo telefónico 0342
Aglomerado urbano Gran Santa Fe
Sitio web oficial
[ editar datos en Wikidata]

Santo Tomé es una ciudad argentina del departamento La Capital en la provincia de Santa Fe.

A 4 km de la capital provincial, Santa Fe de la Vera Cruz, ya forma parte de esta -con otras localidades- del aglomerado urbano Gran Santa Fe. Contaba con 66.133 habitantes ( INDEC, 2010), frente a los 44.533 habitantes ( INDEC, 2001) del censo anterior; Santo Tomé es la localidad más poblada del Gran Santa Fe tras la ciudad de Santa Fe; y la sexta ciudad más poblada de la provincia. Dada su alta tasa de crecimiento, por haberse convertido en una «ciudad dormitorio» de la capital y por la proliferación de sus barrios residenciales, en 2015 se estima una población cercana a los 80.000 habitantes, sobre la base de la tasa de crecimiento poblacional proporcionada por el Indec. En las elecciones del año 2007 registró un total de electores de 45208 personas lo que la convierte en la sexta ciudad de la Provincia.

La ciudad fue creada en 1872, por ley provincial se crea la Comuna el 31 de diciembre de 1879 y pasó a ser ciudad el 12 de abril de 1962.

Historia

Pueblos originarios vivieron en las orillas de sus ríos y actualmente se han encontrado diversos vestigios[2] que están siendo investigados para aportar más información acerca de ellos. Aunque para la mayoría de la gente, la historia de Santo Tomé, parece comenzar en el siglo XVI y está asociada a un hombre: Juan de Garay, fundador de Santa Fe y primer propietario de las tierras, según el título que se le otorgó el 21 de mayo de 1576.

A mediados del siglo XVII cuando la ciudad de Santa Fe se traslada a su actual emplazamiento, los padres jesuitas compran las tierras en donde fundaron la “Estanzuela de Santo Tomé”. Nombre que fue adaptado en el uso popular y que testimonia la devoción de los padres de la Compañía por el Apóstol Santo Tomás, al cual los indígenas llamaban “Pay Zumé”.

La nueva estancia poseía tierras altas y fértiles, montes de algarrobos y espinillos que proporcionaban abundante leña, comunicación con el puerto de Buenos Aires y la ciudad de Córdoba y un río que facilitaba el transporte rápido y seguro de mercaderías. Los antiguos caminos reales a Buenos Aires y a Córdoba pasaban por el vado del río Salado conocido como "el paso de Santo Tomé". Tras la expulsión de los religiosos, el gobernador Buccarelli confirmó en 1770 a Francisco Solano Frutos como propietario de esas tierras.

Transcurrirían cien años luego de esta venta, —en los que no faltaron la construcción de un fuerte, el paso del ejército de Manuel Belgrano en,[3] en su paso hacia el Paraguay— y las sucesivas ventas de parcelas que fueron generando el "caserío del Paso de Santo Tomé".

Un hecho importante se dio en abril de 1816 cuando el general Eustoquio Díaz Vélez fue enviado por el Directorio de las Provincias Unidas el Río de la Plata en un tercer ataque hacia Santa Fe. Díaz Vélez, intentando evitar una guerra civil y con la finalidad que los pueblos de Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes y la Banda Oriental enviaran diputados al Congreso de Tucumán, firmó —el día 9— con el comandante de las fuerzas de mar de Santa Fe el Pacto de Santo Tomé, por el cual el Ejército de Observación depuso al director interino Ignacio Álvarez Thomas, traspasó su jefatura a Díaz Vélez, en reemplazo de Manuel Belgrano, y acordó que la paz definitiva debía ratificarse entre ambos gobiernos y ser también aceptada por José Gervasio Artigas. La negativa de Artigas de firmar un acuerdo de paz definitivo provocó la no participación de representantes santafesinos -y sus aliados- en el Congreso de Tucumán y en la Declaración de Independencia de la Argentina.

Pocos días después de desconocido el pacto, el gobernador Mariano Vera, atacó la ciudad de Santa Fe y logró reconquistarla viéndose obligado Díaz Vélez a abandonarla ya que tampoco tuvieron éxito los esfuerzos de los comisionados (Comisión de Bienes Extraños) -jurisconsultos doctores Alejo Castex y Miguel Mariano de Villegas, junto al contador Antonio Pósiga- ante el gobierno de la Provincia de Santa Fe para acordar los términos de un cese de hostilidades: "autorizado para estipular con el jefe de ese territorio la transacción de las diferencias que desgraciadamente existen entre ambos territorios". Díaz Vélez dejó el suelo santafesino el 31 de agosto de 1816.

Esta comunidad conformada por unas pocas familias creció hasta convertirse en un centro poblacional de mayor importancia donde la gente experimentaba el deseo de organizarse y poseer sus autoridades e instituciones propias.

Pero no fue hasta el 12 de septiembre de 1872, que el Dr. Simón de Iriondo, gobernador de la provincia de Santa Fe, emitió un decreto en el que reconocía como pueblo al villorio de Santo Tomé. Noventa años después, el crecimiento poblacional y el desarrollo socio-económico demostraron la pertinencia de reconocerlo como ciudad.

Al igual que los pueblos nacidos en la época colonial, en Santo Tomé la urbanización se fue dando lenta y paulatinamente alrededor de su Iglesia y plaza principal. Con el correr de las décadas se evidenció una tendencia al crecimiento norte-sur que comprende barrios de tradición histórica y numerosos complejos habitacionales que se asentaron en forma vertiginosa en los últimos años.

Other Languages